Home > Documents > DOMINGO IV ADVIENTO ciclo C Liturgia y vida · DOMINGO IV ADVIENTO – ciclo C AÑO VIII – nº...

DOMINGO IV ADVIENTO ciclo C Liturgia y vida · DOMINGO IV ADVIENTO – ciclo C AÑO VIII – nº...

Date post: 02-Oct-2018
Category:
Author: lethu
View: 216 times
Download: 0 times
Share this document with a friend
Embed Size (px)
of 4 /4
DOMINGO IV ADVIENTO ciclo C AÑO VIII nº 370 - 23 / 12 / 2012 1 Liturgia y vida Llegamos al final del Adviento. Hoy, ahora, hemos completado la iluminación del altar con la cuarta vela de nuestra corona. Y surge la reflexión de que es -¿qué está siendo?- el Adviento para nosotros. Pero antes deberíamos centrar nuestro interés en ver en perfecta secuencia todo el camino litúrgico de la llegada de Jesús. Los textos de este cuarto domingo de Adviento son muy significativos. La profecía de Miqueas sobre Belén es muy hermosa y ya centra el lugar del nacimiento del Señor. El Salmo habla de que el Señor nos mire y nos salve. Y es que quedan poca horas para el gran acontecimiento de la Navidad y debemos estar preparados. Hemos esperado la llegada del Niño y eso es el Adviento. El gran milagro, repetido anualmente, es que ese Niño ablanda los corazones de hombres y mujeres, y nos prepara para ser mejores, para estar más cercanos a nuestros semejantes. Los últimos días de este Adviento nos deben servir para no poner barreras entre los designios amorosos de Dios y nuestras capacidades para hacer al bien a todos. Estamos en situación de vigilia pacífica esperando la venida de Jesús y hemos de rogar, con toda nuestra fuerza, que cuando Jesús vuelva por segunda vez todos sus seguidores -todos, absolutamente todos los que mencionamos su Nombre- estemos unidos en la caridad. El Profeta Miqueas habla de Belén como el lugar destinado al nacimiento del Mesías. Y esta profecía estará muy presente en la historia de Israel, que esperaba su liberación por medio de ese personaje maravilloso. En tiempos de Jesús la figura del Mesías estaba vista como un jefe político dotado de fuerza sobrehumana que libraría al pueblo judío de su esclavitud. Pero la sabiduría de Dios preveía una libertad no temporal, sino espiritual y eterna. El Mesías que llegó venía a salvar almas y buscar la Gloria futura de los cuerpos. Y para nada pretendía sustituir un imperio por otro. La humildad y pobreza iba a rodear el Nacimiento del Niño Dios. Y sólo unos sencillos pastores verían su Gloria, en el ir y venir de los ángeles, en la noche más maravillosa de la Historia. Todavía sigue sorprendiendo, generación tras generación, la humildad de la escena de Belén. La misión del Mesías la va a prefijar muy bien el autor de la Carta a los Hebreos. Y es bueno que hoy, aquí y ahora, nosotros reflexionemos sobre dicha misión. Jesús es ofrenda permanente al Padre, desde el comienzo de su vida en la tierra y también en la consecución de su trabajo de Redentor: es un servicio al Padre como rey, profeta y sacerdote. Pero esas tres dedicaciones no pueden ser vistas con ojos humanos y con limitaciones históricas. Es rey de todo y todos y para siempre. Es profeta único, transmisor exactísimo de la única Verdad, y es Sumo Sacerdote y Altar, que oficia como Dios y para Dios en beneficio del género humano. Es muy oportuno recordar todo eso hoy, cuando esperamos con esperanza. Abramos nuestros ojos todo lo más que podamos. El prodigio de la Encarnación de Dios lo vamos a ver en Belén dentro de poco. Siempre que queda tiempo, hay esperanza. Tal vez, hemos sido perezosos en este Adviento o hemos creído que sería igual que los anteriores: entrañables, pero flojos. Uno más, sin diferencias. Pero puede no ser así. Tal vez, en la cercanía del Nacimiento del Niño Dios, nos llegue la inspiración necesaria para cambiar de una vez. Si el milagro más portentoso al que ha asistido la humanidad en toda su historia es la Encarnación, que el Dios único y todopoderoso toma forma humana, no hemos de estar escasos de esperanza. En la cercanía de ese prodigio puede llegar otro más chico, mucho más pequeño, pero para nosotros fundamental: nuestra conversión, la aceptación total del camino y vida del Hombre Dios, que nos llene a partir de ahora y para siempre. Hagamos un último esfuerzo para aprovechar el mensaje de amor y santidad que nos trae el Adviento. ÁNGEL GÓMEZ ESCORIAL - En el buzón de DONATIVOS - Entregando relleno tu boletín de SUSCRIPCIÓN - En la cuenta de Barclays 0065 1203 05 0001012175
Transcript
  • DOMINGO IV ADVIENTO ciclo C

    AO VIII n 370 - 23 / 12 / 2012

    1

    Liturgia y vida Llegamos al final del Adviento. Hoy, ahora, hemos

    completado la iluminacin del altar con la cuarta vela de

    nuestra corona. Y surge la reflexin de que es -qu est

    siendo?- el Adviento para nosotros. Pero antes deberamos

    centrar nuestro inters en ver en perfecta secuencia todo

    el camino litrgico de la llegada de Jess. Los textos de

    este cuarto domingo de Adviento son muy significativos. La

    profeca de Miqueas sobre Beln es muy hermosa y ya

    centra el lugar del nacimiento del Seor. El Salmo habla de

    que el Seor nos mire y nos salve. Y es que quedan poca

    horas para el gran acontecimiento de la Navidad y

    debemos estar preparados. Hemos esperado la llegada del

    Nio y eso es el Adviento. El gran milagro, repetido

    anualmente, es que ese Nio ablanda los corazones de

    hombres y mujeres, y nos prepara para ser mejores, para

    estar ms cercanos a nuestros semejantes. Los ltimos das

    de este Adviento nos deben servir para no poner barreras

    entre los designios amorosos de Dios y nuestras

    capacidades para hacer al bien a todos. Estamos en

    situacin de vigilia pacfica esperando la venida de Jess y

    hemos de rogar, con toda nuestra fuerza, que cuando

    Jess vuelva por segunda vez todos sus seguidores -todos,

    absolutamente todos los que mencionamos su Nombre-

    estemos unidos en la caridad.

    El Profeta Miqueas habla de Beln como el lugar destinado

    al nacimiento del Mesas. Y esta profeca estar muy

    presente en la historia de Israel, que esperaba su liberacin

    por medio de ese personaje maravilloso. En tiempos de

    Jess la figura del Mesas estaba vista como un jefe poltico

    dotado de fuerza sobrehumana que librara al pueblo judo

    de su esclavitud. Pero la sabidura de Dios prevea una

    libertad no temporal, sino espiritual y eterna. El Mesas que

    lleg vena a salvar almas y buscar la Gloria futura de los

    cuerpos. Y para nada pretenda sustituir un imperio por

    otro. La humildad y pobreza iba a rodear el Nacimiento del

    Nio Dios. Y slo unos sencillos pastores veran su Gloria, en

    el ir y venir de los ngeles, en la noche ms maravillosa de

    la Historia. Todava sigue sorprendiendo, generacin tras

    generacin, la humildad de la escena de Beln.

    La misin del Mesas la va a prefijar muy bien el autor de la

    Carta a los Hebreos. Y es bueno que hoy, aqu y ahora,

    nosotros reflexionemos sobre dicha misin.

    Jess es ofrenda permanente al Padre, desde el comienzo

    de su vida en la tierra y tambin en la consecucin de su

    trabajo de Redentor: es un servicio al Padre como rey,

    profeta y sacerdote. Pero esas tres dedicaciones no pueden

    ser vistas con ojos humanos y con limitaciones histricas. Es

    rey de todo y todos y para siempre. Es profeta nico,

    transmisor exactsimo de la nica Verdad, y es Sumo

    Sacerdote y Altar, que oficia como Dios y para Dios en

    beneficio del gnero humano. Es muy oportuno recordar

    todo eso hoy, cuando esperamos con esperanza.

    Abramos nuestros ojos todo lo ms que podamos. El prodigio

    de la Encarnacin de Dios lo vamos a ver en Beln dentro de

    poco. Siempre que queda tiempo, hay esperanza. Tal vez,

    hemos sido perezosos en este Adviento o hemos credo que

    sera igual que los anteriores: entraables, pero flojos. Uno

    ms, sin diferencias. Pero puede no ser as. Tal vez, en la

    cercana del Nacimiento del Nio Dios, nos llegue la

    inspiracin necesaria para cambiar de una vez. Si el milagro

    ms portentoso al que ha asistido la humanidad en toda su

    historia es la Encarnacin, que el Dios nico y todopoderoso

    toma forma humana, no hemos de estar escasos de

    esperanza. En la cercana de ese prodigio puede llegar otro

    ms chico, mucho ms pequeo, pero para nosotros

    fundamental: nuestra conversin, la aceptacin total del

    camino y vida del Hombre Dios, que nos llene a partir de

    ahora y para siempre. Hagamos un ltimo esfuerzo para

    aprovechar el mensaje de amor y santidad que nos trae el

    Adviento.

    NGEL GMEZ ESCORIAL

    - En el buzn de DONATIVOS

    - Entregando relleno tu boletn de SUSCRIPCIN

    - En la cuenta de Barclays 0065 1203 05 0001012175

  • 2

    Palabra de Dios

    LECTURAS DE LA MISA PARA LA SEMANA

    PRIMERA LECTURA

    Lectura del profeta Miqueas

    Miq 5,1-4a.

    Esto dice el Seor: Pero t, Beln de Efrata,

    pequea entre las aldeas de Jud, de ti saldr el jefe

    de Israel. Su origen es desde lo antiguo, de tiempo

    inmemorial. Los entrega hasta el tiempo en que la

    madre d a luz, y el resto de sus hermanos retornarn a

    los hijos de Israel. En pie pastorear con la fuerza del

    Seor, por el nombre glorioso del Seor su Dios.

    Habitarn tranquilos porque se mostrar grande hasta

    los confines de la tierra, y sta ser nuestra paz.

    SEGUNDA LECTURA

    Lectura de la carta a los Hebreos

    Heb 10,5-10.

    Hermanos: Cuando Cristo entr en el mundo dijo: T

    no quieres sacrificios ni ofrendas, pero me has preparado un

    cuerpo; no aceptas holocaustos ni vctimas expiatorias.

    Entonces yo dije lo que est escrito en el libro: Aqu estoy,

    oh Dios!, para hacer tu voluntad. Primero dice: No quieres

    ni aceptas sacrificios ni ofrendas, holocaustos ni vctimas

    expiatorias -que se ofrecen segn la ley-. Despus aade:

    Aqu estoy yo para hacer tu voluntad. Niega lo primero,

    para afirmar lo segundo. Y conforme a esa voluntad todos

    quedamos santificados por la oblacin del cuerpo de

    Jesucristo, hecha una vez para siempre.

    SALMO RESPONSORIAL

    Sal 79,2ac.3b.15-16.18 19.

    R./ Oh Dios!, resturanos, que brille tu rostro y nos

    salve.

    Pastor de Israel, escucha;

    t que te sientas sobre querubines, resplandece.

    Despierta tu poder y ven a salvarnos. R./

    Dios de los ejrcitos, vulvete;

    mira desde el cielo, fjate,

    ven a visitar tu via,

    la cepa que tu diestra plant

    y que t hiciste vigorosa. R./

    Que tu mano proteja a tu escogido,

    al hombre que t fortaleciste,

    no nos alejaremos de ti;

    danos vida, para que invoquemos tu nombre. R./

    EVANGELIO

    Lectura del santo Evangelio segn San Lucas.

    Lc 1,39-45.

    En aquellos das, Mara se puso en camino y fue

    aprisa a la montaa, a un pueblo de Jud; entr en casa

    de Zacaras, y salud a Isabel.

    En cuanto Isabel oy el saludo de Mara, salto la criatura

    en su vientre. Se llen Isabel del Espritu Santo, y dijo a voz

    en grito: -Bendita t entre las mujeres y bendito el fruto de

    tu vientre! Quin soy yo para que me visite la madre de

    mi Seor? En cuanto tu saludo lleg a mis odos, la

    criatura salt de alegra en mi vientre. Dichosa t que has

    credo!, porque lo que te ha dicho el Seor se cumplir.

    Lunes 24 San Gregorio de Spoleto 2Sam 7,1-5.8b-12.14a.16 / Sal 88 / Lc 1,67-79 Martes 25 La Natividad del Seor Is 52, 7-10 / Sal 97 / Heb 1,1-6 / Jn 1, 1-18 Mircoles 26 San Esteban, protomrtir Hch 6,8-10;7.54-60 / Sal 30 / Mt 10,17-22 Jueves 27 San Juan, apstol y evangelista 1Jn 1,1-4 / Sal 96 / Jn 20,2-8 Viernes 28 Los Santos Inocentes, mrtires 1Jn 1,5-2,2 / Sal 123 / Mt 2,13-18 Sbado 29 Santo Toms Becket 1Jn 2,3-11 / Sal 95 / Lc 2,22-35

  • 3

    Esta es nuestra fe

    Viene de la semana anterior

    Renovacin de las letras, las artes y las ciencias

    El Renacimiento vuelve a descubrir la antigedad bajo todas

    sus formas. Esa literatura antigua duerme en los monasterios.

    Algunos prototipos del Renacimiento:

    a) Nicols Maquiavelo, historiador, literato y poltico nacido

    en Florencia, escribi El Prncipe, donde describe cmo

    debe ser un gobernante: dspota, refinado, astuto, sin

    escrpulos, asesino o clemente segn su inters, el cual sera

    la nica norma moral de sus actos. Para l el fin justifica

    cualquier medio, aunque sea malo.

    Segn l, el hombre es esencialmente malo e incapaz de

    reformarse por s mismo. nicamente las leyes aplicadas de

    manera desptica pueden someterlo. Como el que

    gobierna es quien dicta las leyes, los actos de los

    gobernantes son buenos. El prncipe, por tanto, debe gozar

    de poder ilimitado.

    La guerra es necesaria para vigorizar la nacin porque la paz

    causa la ociosidad, el desorden y la ruina de los estados. En

    adelante, se llamar maquiavelismo a la poltica de carcter

    doble e inmoral.

    b) Nicols Coprnico: cannigo polaco que revolucion los

    conocimientos cientficos de la poca. Afirm que el centro

    del sistema planetario no era la tierra como se crea-, sino el

    sol.

    c) Rafael Sanzio: es el pintor de los estados suaves del alma.

    Por orden del papa Julio II trabaj los frescos llamados La

    disputa del Santo Sacramento, La Escuela de Atenas, El

    Parnaso, Atila detenido por el papa Len.

    Len X le encarg que pintara las logias del Vaticano. En 52

    frescos represent las grandes pginas de la Biblia. Despus

    termin El pasmo de Sicilia y la Transfiguracin.

    d) Leonardo da Vinci: artista y cientfico de insaciable ansia

    de sabidura, destac en pintura, escultura, arquitectura,

    msica, ingeniera, fsica, geologa, astronoma,

    matemticas. Intuy la posibilidad de la aviacin y de la

    navegacin submarina. Sus obras pictricas principales son:

    La Cena, La Virgen con Santa Ana, la Gioconda.

    f) Erasmo de Rotterdam: es el prncipe de los humanistas. Hijo

    ilegtimo de un sacerdote. Sin vocacin, entra en el

    monasterio de cannigos regulares de Steyn, donde profesa

    en 1488.

    Cada vez se le va haciendo ms intolerable la vida

    monstica. El claustro le parece una crcel. Apasionado

    por la literatura antigua, dej su convento y sus hbitos

    para circular por toda Europa al encuentro de los

    humanistas y en busca de manuscritos.

    Vivi en Francia; en Inglaterra, donde se hace amigo de

    Tomas Moro; en Italia y Alemania. Muri en Basilea. Se

    alimenta de la devocin moderna, de la que ya

    hablamos en el siglo XIV, sobre todo en estos aspectos:

    afn de reforma, desprecio de la escolstica y amor a la

    Escritura; pero aade un espritu nuevo: la tendencia

    humanstica y el amor a la antigedad grecorromana.

    Ya no mira al cristianismo bajo el aspecto medieval, sino

    grecorromano. As lo dice l mismo: He enseado a

    hablar de Cristo a las letras griegas y latinas. Su obra

    principal fue El elogio de la locura, donde da la palabra

    a la locura que dirige el mundo y hace una stira

    mordiente de todas las categoras sociales, incluida la

    eclesistica.

    En toda su obra, se propone regenerar al hombre

    purificando la religin y bautizando la cultura. Desea

    restaurar la teologa volviendo a las fuentes, es decir, al

    texto original de la Escritura y a los santos padres de la

    iglesia que permiten una buena interpretacin de la

    Escritura. Hay que volver- dice- a una religin interior

    purificada de sus numerosos aditamentos y que acoja todo

    lo bueno que hay en los autores antiguos.

    Pero hay que decir que hay un abismo entre la devocin

    del Kempis, tambin perteneciente a la devocin

    moderna, y la doctrina soberbia pero elegantsima de

    Erasmo. En lo espiritual queda el alma fra con la lectura de

    Erasmo. Es muy intelectual, su Cristo es puramente moral,

    fro y abstracto, personificacin de la virtud en s y smbolo

    de todas ellas. En cambio, el alma se inflama con la lectura

    del Kempis, pues presenta a un Cristo familiar y amigo de

    nuestra alma.

    Caractersticas de sus escritos son: teologa antiescolstica,

    libertad de pensamiento, acerada crtica y desenfado,

    acusado antijudasmo y antimonaquismo.

    Contina

    Siglo XVI. Edad Moderna: Reforma de Lutero y reforma catlica.

    Trento. Jesuitas. (II)

    Ven a celebrar en familia la NAVIDAD

    Misa del Gallo Lunes 24 , a las 12 de la noche

    Estamos preparndonos para una de las celebraciones ms importantes del ao cristiano. Puedes colaborar en el Coro o en los preparativos,

    Infrmate en la Sacrista

    Damos la bienvenida a nuestra comunidad parroquial a:

    Roberto Alarcn Amador

    que fue incorporado por el bautismo el pasado jueves 6 .

  • DOMINGO 23 10:00 DIF.FAM.BENDITO CAIZARES,ESPERANZA, MANUEL, MOISS, MCRUZ, ALBERTO, JOAQUN, ELENA, ROSA; 12:00 - POR EL PUEBLO; 13:00 - EMILIO, ESTEBAN, MARA, ARMANDO, PACO; 19:00

    LUNES 24 10:00 DARA ; 0:00 Misa del Gallo MARTES 25 12:00 POR EL PUEBLO; 13:00 MAURICIO, DOLORES, ERNESTO, SERAFN, ENRIQUE, DIF.FAM.GALVAN ; 19:00 MIRCOLES 26 10:00 CIDOALDA; 19:00-

    JUEVES 27 10:00 JOS, MANUELA, MIGUEL; 19:00 JOAQUN Tejera VIERNES 28 10:00 PILAR, LEONOR, DESIDERIO ; 19:00- SBADO 29 11:00 ; 19:00 DOMINGO 30 10:00 DIF.FAM.BENDITO CAIZARES,ANTONIO, JULIA; 12:00-POR EL PUEBLO; 13:00-EMILIO,FRANCISCO, ROSARIO,

    ESTEBAN; 19:00

    4

    INTENCIONES DE MISA:

    Para conocer

    EL RBOL DE LA VIDA, EL AMOR Y LA PAZ

    Muchas de las leyendas y antiguas tradiciones que hacen

    referencia al rbol de Navidad se remontan a tiempos

    muy antiguos, pero la documentacin histrica acerca

    del rbol tal y como lo conocemos y decoramos hoy en

    da, slo apareci en los ltimos siglos.

    No hay duda, sin embargo, que estas leyendas y

    tradiciones muestran la convergencia de muchas

    costumbres, algunas de ellas nacidas fuera de la cultura

    cristiana y otras de origen estrictamente cristiano.

    Vamos a considerar aqu algunas que podran ser

    precursoras del rbol de Navidad.

    ORIGEN HISTRICO

    Desde tiempos muy antiguos, los pueblos primitivos

    introducan en sus chozas las plantas de hojas perennes y

    flores, viendo en ellas un significado mgico o religioso.

    Los griegos y los romanos decoraban sus casas

    con hiedra. Los celtas y los escandinavos preferan

    el murdago y muchas otras plantas de hoja perenne

    (como el acebo, el rusco, el laurel y las ramas de pino o

    de abeto) pues pensaban que tenan poderes mgicos o

    medicinales para las enfermedades.

    En la cultura de los celtas, el rbol era considerado un

    elemento sagrado. Se sabe de rboles adornados y

    venerados por los druidas de centro-Europa, cuyas

    creencias giraban en torno a la sacralizacin de diversos

    elementos y fuerzas de la naturaleza.

    Se celebraba el cumpleaos de Frey (dios del Sol y la

    fertilidad) adornando un rbol perenne, cerca de la

    fecha de la Navidad cristiana.

    El rbol tena el nombre de Divino Idrasil (rbol del

    Universo): en cuya copa se hallaba el cielo, Asgard (la

    morada de los dioses) y el Valhalla (el palacio de Odn),

    mientras que en las races profundas se encontraba el

    Helheim (reino de los muertos).

    Cuando se evangeliz el centro y norte de Europa, los

    primeros cristianos de esos pueblos tomaron la idea del

    rbol para celebrar el nacimiento de Cristo, cambiando

    su significado pagano.

    Primeroscristianos

    Lunes, 31 de diciembre 19 h. Eucarista de Accin de

    Gracias por el ao que termina.

    Martes, 1 de enero de 2013 Solemnidad de Santa Mara,

    Madre de Dios (Da de precepto) Misas: 12 h., 13 h. y 19 h.

    Domingo, 6 de enero de 2012 Solemnidad de la Epifana del Seor (Reyes) Misas: 10 h., 12 h., 13 h. y 19 h.

    Domingo, 13 de enero de 2013 Fiesta del Bautismo del Seor Misas: 10 h., 12 h., 13 h. y 19 h. (Final de la Navidad)

    Solemnidad de la Natividad del Seor (Da de precepto) Lunes, 24 de diciciembre - 12 h. de la noche Tradicional Misa del "Gallo". Martes, 25 de diciembre Misas: 12 h., 13 h. y 19 h.

    Domingo 30 de diciembre. Solemnidad de la Sagrada Familia Misas: 10 h., 12 h., 13 h. y 19 h.

    Navidad en la parroquia


Recommended