+ All Categories
Home > Documents > Libro Judy Moody es Detective.pdf

Libro Judy Moody es Detective.pdf

Date post: 31-Dec-2015
Category:
Upload: pac
View: 2,772 times
Download: 189 times
Share this document with a friend
Popular Tags:
94
Transcript
Page 1: Libro Judy Moody es Detective.pdf

 

Page 2: Libro Judy Moody es Detective.pdf

i I·' ;;] ') , :,,-<,_ c , ~ '" -_ • 1\ .1_>:1 a (tt.J.'t ':"u ~ -.# ,./:'"' ..., ,~'" fI' ..... '" i " Ii ....

~ .... . ,..;'" . ' ...

a •• • •

Page 3: Libro Judy Moody es Detective.pdf

, It'\d\ce

8L- Caso deL- 'Pa .. ·,e~te IM'Pe .. t\~e~te •• II

8L- Ma~,co M·,ste .. ·,o

deL- AL-ce y eL- CaL-cet\~ •••••••••••••••• '-I

8L- ~sc~ .. o ~ec .. eto de L-OS OC~L-a .. es ~c~tos ••••••••••••• 33

La 'Pe~'a'3~da ~~s~~eda de L-a Moc~\L-a 8~te .... ada • • • • • • • • • • • • • • 1'" 3

8L- 8xt .. afio 8t\''3Ma de 1.-8 "J::>esa-pa .. k'\O~ de M ... Cl,\''Ps ••••• stt 8L- ~~c~L-e~to ~~ceso

8L- Atascado Caso deL- Ret .. ete est"o'Peado •••••• ••••••• 103

8L- ~ab .. oso ~ec .. eto deL- ~a~dw\c~ ~os'Pec~oso • • • • • • • • • • • Iltt 8L- C~ .. ·,oso Caso de L-aS M\'3as de ~aL-L-eta • • • • • • • • • • • •• 13tt

8L- ~OL-OSO Caso deL- ~ab~eso ~es~G6~

8L- M·,ste .. ·,o deL- At\'L-L-O ••••••••••••••••

deL- H~MO" "J::>esa'Pa .. ec·,do • • • • • • • • • • • • • 1'7 S

Page 4: Libro Judy Moody es Detective.pdf

Agente Lisa Inkwell, tambien cono­cida como Judy Drewdy, la Mejor

Investigadora de Misterios del Mundo (M.I.M.M.).

Madre de M.I.M.M.

Quien e

Padre de M.I.M.M.

Agente James Madagascar.

. , Ulen

Agente Dills Pickle.

Detective canino en formaci6n.

Agente Spuds Houdini.

Guru de la prevenci6n criminal.

Page 5: Libro Judy Moody es Detective.pdf

. ', .

a Caso deL- Y'at"\et\te

:r Mpet't"'t\et\t e

La noche era oseura y tormentosa. La lluvia sal­

picaba la ventana. Los rayos centelleaban y los

truenos rugian. Unas espeluznantes sam bras,

como dientes giganteseos, danzaban par las pa­

redes.

Tic tae, tic tae, martilleaba el viejo reloj

como un aterrador latido. Silenciosa igual

que un fantasma, ascendia par las escaleras

oseuras, muy oseuras. De puntillas sabre los

pies desealzos, recorria el pasillo oseuro, muy

oseuro, hasta la puerta oseura, muy oseura.

Llama can los nudillos una, dos, tres veees, en

11

Page 6: Libro Judy Moody es Detective.pdf

una sefiaf de codigo Morse. Justo en ese momen­

ta, fa puerta rechino y se abrio.

Toc, toe.

-jAAHHH! -grit6 Judy des de debajo de

las sabanas de su cama, en 10 alto de la lite­

ra. Solt6 la libreta en la que estaba escribien­

do, que sali6 yolanda y rebot6 en el coco de

Stink.

-jAy! -grit6 Stink y se frot6 donde Ie habia

dada-. jCuidado con mis sesos! Vas a hacer

que me salga un huevo en la cabeza.

-Pero Stink, si til ya tienes la cabeza como

un huevo -brome6 Judy.

-Bueno, pues no tenias por que tirarme

el cuaderno.

-AI menos no era la encidopedia. Eso

te pasa por darme un susto que casi se me

caen los pantalones mientras relleno los

huecos de una escalofriante historia de

«Completa tu , cuento».

12

Page 7: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-LY por que te metes debajo de las saba­

nas? Si estamos en pleno dia.

-Nancy Drew dice que nunca se debe te­

ner miedo a la oscuridad, asi que estaba

practicando.

-LPor que tienes una linterna?

-Una buena detective siempre

una linterna bajo la almohada.

-LEso hace Nancy Drew?

-i Mensaje en e able Hueca?

-i Es que yo no

Drew, como otros!

-LY que Ie voy a hacer yo, . estoy

intentando leerme los

seis libros originales?

Stink Ie mos,tr6 la libreta de «Completa tu

cuento».

-LY Nancy Drew tambien Ie tira cosas a

su hermano? .

,.

-Nancy Drew no tiene hermanos, pero si

tuviera uno, estoy segura de que se las tiraria

si elle diese un susto de mil carambanos.

-L Carambanos?

-Asi habla Nancy Drew, Stink, aver si te

enteras.

-L Y hay algo que salga yolanda en los

misterios de Nancy Drew? En los buenos

misterios siempre vuelan cosas por los aires,

como una barca, 0 un pastel, 0 a 10 mejor

una mota que explota.

-No, Stink, en los misterios de Nancy

Drew hay relojes antiguos, diarios ocultos, es­

calones que crujen y esas cosas.

-Va -dijo Stink, que no parecia ni un pe­

lin asustado. Lo que parecia era un pelin

aburrido.

-Tambien tiene cosas como naranjas que

explotan, cohetes en llamas y viejas mansiones

espeluznantes. Montones de mansiones, y todas

15

Page 8: Libro Judy Moody es Detective.pdf

estan encantadas, y una vez se cayo el techo de

una y casi aplasta a Nancy Drew. Otra vez la

persiguio un caballo fantasma. Y casi la estran­

gula una serpiente piton gigante. En serio.

-Molan las serpientes piton que explotan

-dijo Stink, un poco confundido-. lMe dejas

ver uno de tus libros de Nancy Drew?

-AlIi esta -Judy senalo hacia una pila de

cosas sobre su mesa-. Debajo del mono de

trapo.

Stink levanto el mono.

-Debajo de tu mono

de trapo hay una almo­

hada.

-Debajo de la almo­

hada -Ie dijo Judy.

Stink levanto la almo­

hada.

-Debajo de la almohada no hay mas que

un diccionario' muy gordo.

16

-Debajo del diccionario.

Stink levanto el diccionario.

-Encontrar tu libro de Nancy Drewes ya

un buen misterio -debajo del diccionario es­

taba el numero 43 de Nancy Drew: EI Misterio

de los 99 Escalones-. lPor que 10 tienes deba­

j 0 de to do esto?

-Pues, mmm ... no te rias, pero ...

-iJa! iJudy esta asusta-dy! -canturreo

Stink-. Lo has escondido aqui debajo por­

que te da miedo. iTe asusta tener pesadillas

con Nancy Drew!

-l Es que no puedo tener una imagina­

cion sobresaliente? -pregunto Judy-.

Apuesto a que tu no te 10 lees a oscuras -a

Stink Ie entr~ el tembleque-. Veras, una ami­

ga de Nancy tiene un sueno muy raro sobre

un os escalones, noventa y nueve nada me­

nos, asi que Nancy se va a Francia para in­

tentar resolver el misterio de la pesadilla de

17

Page 9: Libro Judy Moody es Detective.pdf

su amiga. Es escalofriante. Lo dice en la par­

te de atras y los libros no mienten, Stink.

-A 10 mejor tienes un sueno despues de

haber leido ellibro y yo me puedo ir a Fran­

cia a resolver el misterio de tu pesadilla ... ya

ver la torre Eiffel. -La torre Eiffel no viene nada a cuento,

Stink, pero me acabas de dar una idea genial.

Voya resolver un misterio. Un misterio de ver­

dad, en plan Nancy Drew, de los que hacen

que se te caigan los pantalones. Pero vamos,

de verdad de la buena.

-L Y cual es el misterio?

-No 10 se todavia. Primero he de encon-

trar uno.

-LY te tienes que ir a Francia para encon­

trarlo?

-Stink, no hay que irse a otro pais para

encontrar un misterio. Podria haber uno ahi

. mismo, en el patio de tu propia casa.

Stink miro por la ventana, en direccion al

jardin.

-Pues todo 10 que yo yeo ahi es tu cuerda

morada de saItar a la comba, tu balon de

futbol rosa y blanco, tu bici con la rueda des­

inflada y la tienda de campana azul que usa­

mos para el club de la Rana Meona. El unico

misterio es por que Papa y Mama no te ha­

cen recoger todas tus cosas.

-fa, ja, ja. Muy divertido, sf. Ahi fuera hay

un misterio, Stink. Quiza no este justo en el

jardin, pero si 10 podriamos tener delante de

19

Page 10: Libro Judy Moody es Detective.pdf

las narices. Lo unico que hay que hacer es

prestar atencion. Y ella, Judy Moody, salio asf en busca del

misterio.

a Ma'3"'co {Vr,stet""'o del­Al-ce y el- Cal-cet\l\

Si a una persona se Ie ocurriese la idea de

resolver un misterio gordo, muy gordo, pues

deberfa tener un kit de detective Nancy Drew

oficial, muy oficial.

lLinterna? Afirmativo.

lLibreta? Afirmativo.

lLc:ipiz Grullon? Afirmativo.

lLupa de bolsillo? Afirmativo.

l Cinta aislante? Afirmativo.

l Bolsa de plc:istico con cierre? Afirmativo.

-Vamos aver -se dijo Judy en voz

alta-. Todo 10 que necesito es undisfraz,

21

Page 11: Libro Judy Moody es Detective.pdf

un poco de dinero y un diccionario de fran­

ces. Se metio en el cuarto de bano del piso de

arriba y regreso con la bolsa del maquillaje

de Mama. Saco una barra de labios de co­

lor rojo, un lapiz de ojos, esmalte de unas,

unas pinzas y una horquilla.

-jAhf va!, que chulo -dijo Stink al en­

trar en su habitacion-. LTodo esto es para

un disfraz?

-Stink, L es que no tienes ni idea de como

actua un detective? Todo el mundo sabe que

la barra de labios es para escribir mensajes

de socorro. -Ah, ya 10 pillo. Imagfnate que algo ha

explotado y se te queda la pierna atrapada

bajo un troz'o de metal, entonces quieres gri­

tar en frances para pedir ayuda, pero como

se te ha perdido el diccionario, escribes «SOS»

con ellapiz de labios, 0 algo asf, Lno?

22

-0 algo asf -respondio Judy-. Tambien

sirve como sangre de mentira. Igual que una

vez que Nancy Drew se pinto con la barra de

labios y fingio que estaba sangrando para en­

ganar a unos tipejos y asf poder escapar. Que

sepas que hay un monton de tipejos sinverguen­

zas, como Snorky, Stumpy, Sniggs y Grumper.

Stink solto un bufido.

-Pues suenan mas a los enanitos del

bosque que a un os tipejos peligrosos.

-Yen EI Fantasma de Pine Hill, hay una

adivina malvada que se llama Madame Ta­

rantela.

-Madame Tarantula, como mola. Deja­

me escribir con la barra de labios, LPuedo?

- Ie pregunto Stink.

-Es solo para casos de emergencia, Stink

- Ie contesto Judy.

-LY para que son todos esos cacharros?

- volvio a preguntar Stink.

23

Page 12: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Los polvos de maquillaje se pueden es­

polvorear en busca de huellas y el espejito

que lleva la polvera es para espiar a alguien.

El16piz de ojos es para esto -y Judy Ie pinto

un r6pido bigote a Stink. -iOye! -protesto Stink, pero en lugar de

restregarse el labio, enseguida se miro en el

espejo. Judy sostuvo en alto una pequena horqui-

na negra de metal para el pelo.

-RegIa Numero Uno: nunca salgas de

casa sin una horquilla. -LQue es una horquilla? -pregunto

Stink. -Esta pequenita sirve para forzar cerra-

duras.

-LPuedo ptobar? -Hasta que te hartes -dijo Judy, que Ie en-

trego una horquilla y se puso a meter en su mo­

chila todo su instrumental de detective.

Stink agarro el diario secreto de Judy, me­

tio la horquilla en el agujero de la nave y la

giro. El diario hizo «clic» y se abrio.

-i Bien! -grito Stink-. Si que funciona.

Judy levanto la vista.

-iDame eso! -dijo mientras recuperaba

su diario.

-L Est6s segura de que Nancy Drew no tie­

ne un hermano pequeno? Mira que los her­

manos pequenos son buenos detectives tam­

bien.

-Estoy segura. Solo tiene a su padre, el

senor Drew; a sus dos mejores com pis, Geor­

ge y Bess; a su perro Togo; su gate Bola de

Nieve; iY un descapotable chulo, muy chulo

y reluciente, de color azul!

-LEs que Nancy Drewes 10 bastante ma­

yor como para conducir un coche de verdad?

-Ya te digo. LA quien no Ie gustaria pa­

sarse el dia por ahi en un descapotable resol-

25

Page 13: Libro Judy Moody es Detective.pdf

viendo misterios? -dijo Judy-. LMaquillaje?

Afirmativo. Eso es. jEstoy lista!

-L Que pasa con el dinero? L D6nde esta?

jSe te ha olvidado el dinero!

-Mmm, no se me ha olvidado ...

Stink ech6 un ojo dentro de la mochila de

Judy y sac6 una bolsa de plastico llena de

. monedas.

-Mi colecci6n de monedas de los Estados

americanos no. jY mis monedas con las ca­

ras de los presidentes! Me ha costado mucho

reunirlas.

-Venga, no seas plasta. Si me encierran

en un atico, 0 en un armario, 0 en el malete­

ro de un coche, he de tener dinero para so­

bornar a los malos y que me dejen salir.

-Pues abres la cerradura con la horquilla

esa -dijo Stink. Judy Ie dirigi6 una mirada

boquiabierta-. jBueno! -Stink revolvi6 en­

tre sus monedas-. Toma, te puedes quedar

27

Page 14: Libro Judy Moody es Detective.pdf

---- . . ---p--_.--~-­~.

con mi moneda de la Samoa Americana.

Pero solo porque no se donde esta.

-lUna triste moneda? Eso no me va a

des-raptar. -jVale, vale! Mi moneda del presidente

Martin Van Buren, pero solo porque no es Ja­

mes Madison, mi presidente favorito, y por­

que no tengo ni idea de quien es.

-Guau, .gracias, Stink de mis amores.

-lNos podemos ir ya a buscar el miste-

rio? -pregunto Stink. -Casi -contesto Judy-. Tengo hambre.

Necesito viveres. La RegIa Numero Uno para

28

ser un buen detective es no resolver nunca un

misterio con el estomago vado.

-Crei que la RegIa Numero Uno era eso

de la horquilla.

-l Es que tienes que acordarte de todo 10

que digo? Stink, date la vuelta para que no

veas donde escondi mis caramelos -Stink ha­

bia encontrado los caramelos escondidos en el

cajon de los caleetines de Judy, habia encon­

trado los escondidos en su kit de doctora, ha­

bia encontrado los escondidos en el puzzle de

quinientas piezas de la Torre de Londres, pero

ni loco encontraria los caramelos en su escon­

dite ultrasecreto superdificil.

Stink se dio la vuelta y se tapo los ojos.

-T apate los oidos tambien -dijo Judy.

-Oye, que solo tengo dos manos.

-Pues entonces intenta no escuchar -Judy

saco el alee de peluche que habia hecho en el

, ntro comercial con la abuela Lou las navi-

29

Page 15: Libro Judy Moody es Detective.pdf

dades pasadas. En lugar de relleno, Judy Ie

habia metido una bolsa de gominolas en la

barriga. Meti61a mana y sac6 ... Lun viejo cal­

cetin de rayas?

-jStink! -dijo Judy-. No te vas a creer 10

que he encontrado.

Stink se dio la vuelta y mir6.

-LUn caleetin? -intent6 fingir que esta­

ba sorprendido.

-No es solo un caleetin -dijo Judy-. Son

un caleetin y un misterio, aqui mismo, en el

patio de nuestra casa -Stink no dijo una pa­

labra y baj6 la vista al suelo-. Es un miste­

rio autentico y genuino a 10 Nancy-Drew-la­

que-no-tiene-hermanos -Judy meneaba el

caleetin en el aire.

-LEI Misterio del Caleetin Desaparecido?

-pregunt6 Stink.

-Se parece mas al Caso del Robo del Cara-

melo -dijo Judy-. Escondi una bolsa de go-

30

)

minolas en la barriga del alee y ahora ya no

esta. Por arte de magia, asi por las buenas.

Stink se rasc6 la cabeza. Chasque6 los de­

dos.

-jApuesto a que Mouse se meti6 en el alee

y se comi6 tus ratones!

-Interesante -dijo Judy-. LC6mo sabias

. til que las gominolas eran ratones, Stink? Yo he

dicho «gominolas», no «ratones-gominola».

-Pues me he hecho un lio con Mouse, por­

que ya sabes, los gatos cazan ratones, Lno?

Ademas, yo se que te gustan mucho esos ra­

tones-gominola, mas que los mocos-gomino-

10 y las ancas-de-rana-gominola.

-Stink, quitate los zapatos. ·Eh7 .p '7 P . -" ." or que. ero Sl. ..

-Hazlo -Stink se quit6 las zapatillas-.

IAja! jJusto 10 que pensaba! Llevas puestos

dos caleetines diferentes y uno de enos hace

juego con este -mostr6 el caleetin de rayas-.

31

Page 16: Libro Judy Moody es Detective.pdf

Ha quedado resuelto el Caso del Ladron-de­

Caramelos-con-un-5010-Calcetin-de-Rayas.

Stink Moody, l tienes algo que decir en tu de­

fensa?

-Que bien me vendria usar ahara misma

esa barra de labios que tienes tu -dijo Stink.

-lPara que?

-Para escribir «50S». Has dicho que

cuando uno esta metido en un lio puede

usar una barra de labios para escribir «50S».

~ ()se~~O ~ee~eto

l-OS ()e'-U.-a~es ()e'-U.-t OS

A la manana siguiente, Judy se fue al cole­

gio, a la clase de Tercero T, como siempre. 5e

sento en la segunda fila, como siempre. El

senor Todd comenzo a hablar a los alumnos

sobre el dia que les esperaba, como siempre.

Excepto que habfa algo diferente.

El senor Todd sostenia un papel con el

brazo estirado y 10 miraba guinando un poco

los ojos.

-Esta tarde tendremos un invitado espe­

cial en la escuela -les conto.

Rocky levanto la mano.

33

Page 17: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Senor Todd -Ie dijo-, hay algo dife­

rente hoy en usted -Judy se volvio para mi­

rarle y se tocola cabeza como si fuese a decir:

telepatia. jMe has leida la mente!

-lSe esta dejando barba? -pregunto

Rocky. -Me temo que no -contesto el senor

Todd al tiempo que se rascaba la barbilla.

-lHa crecido y es mas alto? -pregunto

Jordan. -Me parece que no -dijo el senor Todd.

-iLe estan saliendo canas! -dijo Brad-

ley. -Vosotros si que estais haciendo que me

salgan canas -bromeo el senor Todd.

Judy observo al profesor. Alga era distinto

y ella iba d utilizar todos sus increibles pode­

res detectivescos de superfisgona en plan

Nancy Drew para resolver el Curioso Caso

del Cambio en el Senor Todd.

Judy Moody 10 estudio a fondo, de arriba

abajo y de izquierda a derecha, como si el

profesor fuese un regalo de Navidad envuelto

en un deslumbrante papel. El senor Todd no

llevaba corbata nueva, ni zapatos nuevos, ni

siquiera un peinado nuevo.

El profesor se inclino sobre su mesa y ha­

. blo a la clase sobre el invitado especial: un

polida que se llamaba oficial No-se-quien y

u perro No-se-como, que venian a la escuela

por la tarde para hablar de no-se-que y no­

s ' -cuantos. El senor Todd volvio a guinar los

dos ojos al mirar el papel.

. Y fue entonces cuando se dio cuenta. Los

uperincreibles poderes investigadores de

Judy habian descubierto que el aspecto dife­

nte del senor Todd se debia a que no lleva­

a sus gafas.

- iEl senor Todd lleva lentillas! -grito

dy.

35

Page 18: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-No, no me he puesto lentes

de contacto -dijo el senor

Todd, que guinaba los ojos en

direcci6n a Judy. jCascaras!

Judy pensaba que habia re­

suelto el caso-. Pero no se

d6nde he puesto las gafas.

lFuera de su sitio? Quiza. lPer­

didas? Improbable. El senor

Todd nunca se qui tab a las

gafas. Judy recorri61a cla­

se de Tercero T con la mi­

rada. lQue alumno tenia

pinta de ladr6n de gafas

de tercera clase? l Bradley?

lJordan? lA~ya? LOwen? Llessica Finch, 'ta Superde­

letreadora Divina de la

Muerte? A 10 mejor era

mas bien una Superladro-

na Maligna que te Mueres, lno? Jessica Finch ni

siquiera llevaba gafas, pero quiza, solo quiza,

hubiese robado unas para parecer mas listilla

todavia.

jGenial! Un mini-misterio en un dia de

cole, aqui mismo, en Tercero T: el Misterio de

la Desaparici6n de las Gafas del Profe.

Y ella, Judy Drewdy, estaba a cargo del

caso.

Durante el recreo de la manana, Judy no

sali6 para asi poder investigar. Sac6 su linter­

na y su lupa y se puso a buscar por los pupi­

tres y bajo las sillas, busc6 en los casilleros y

por los percheros, detras del ordenador, la pe­

cera y la jaula de los cobayas.

Todo 10 que hall61a detective Judy fue una

hoja de pegatinas (de Rocky), una barra de

pegamento (de Frank), y un clip de color rosi­

ta que solo podia pertenecer a una persona:

Jessica Finch, la fan del cerdito rosa. Judy me-

37

Page 19: Libro Judy Moody es Detective.pdf

ti6 la hoja de las pegatinas en la carpeta de

Rocky, el pegamento en el pupitre de Frank y

el clip rosita en ... jEh, no tan deprisa, que me da la risa! Moody

Ojo de Hak6n 10caliz6 una pista sobre el pu­

pitre de Jessica Finch. Justo encima de sus de­

beres de Lengua estaba la fiambrera de Jessi­

ca con el cerdito de color rosa. Por una esquina

abierta asomaba 10 que pare cia un par de ga­

fas robadas de profesor adulto. Judy abri6 del

todo la fiambrera, sac6 la lupa y encendi6 la

linterna. Pero bueno, miiiira 10 que tenemos aqui.

iEureka! iLas gafas desaparecidas del senor

Todd! Ella, Judy Drewdy, habia resuelto el delito,

igual que Nancy Drew. Le alegraria el dia y

Ie devolve ria el don de la vista al senor Todd.

Y justa en ese momenta Jessica Finch re­

gres6 al aula'.

38

-iOye! Pero lque haces con mi fiambre­

ra? -pregunt6.

-Nada -dijo Judy, que se escondi6 las

gafas detras de la espalda.

-iSenor Todd! -tartamude6 Jessica-.

Creo que Judy Moody me esta robando la co­

mida. iQuiere llevarse mi magdalena de cho-

o colate rosa!

Todas las miradas se posaron en Judy

Moody, la ladrona de almuerzos, cuando

los demas companeros de Tercero T regresa­

ron en fila. iRequetecascaras!

-Yo no soy la ladrona, 10 eres ill -dijo Judy.

-lAh, si? Veamos entonces que tienes ahi,

en la espalda.

-Chicas, lcual es el problema? -pregun­

t6 el senor Todd-. Judy, ltienes algo que

quieras ensenarnos a todos?

Judy sac6 las manos de detras de la es­

palda. No escondian una magdalena de

39

Page 20: Libro Judy Moody es Detective.pdf

chocolate rosa, sino ... las gafas del sefior

Todd.

-jOoooooh! -suspir~ toda la clase.

-iYo no las he robado! iDe verdad! -dijo

Judy-. Las he encontrado en la fiambrera

de Jessica Finch. Ella las ha robado y yo se

por que: para que usted no pueda ver que

no ha terminado de hacer los deberes de

Lengua.

-jSi que los he terminado! -Jessica Ie dio

la vuelta a su hoja de papel para mostrar los

deberes en la parte de atras.

-Nadie ha robado nada -dijo el sefior

Todd-. Jessica me estaba ensefiando esta

mafiana los compartimentos tan practicos

que tiene su fiambrera nueva. Debi de qui-

. tarme las gafas para mirar mas de cerca.

-iY acabaron dentro de mi fiambrera! -

dijo Jessica.

-Judy, no es propio de ti tocar las cosas de

otro.

-Pero ies que estaba investigando un

caso! Y he encontrado sus gafas.

-Eso no es una excusa. A ti no te gustaria

que Jessica toquetease tu fiambrera, lverdad?

Tienes que disculparte.

-Lo siento -murmuro Judy. Ella, Judy

Moody, se habia puesto de mal humor. Mal

humor de lPor-que-siempre-me-meto-en-lios?

Page 21: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Se acabo el espectaculo. A vuestros si­

tios, misterio resuelto -el senor Todd se puso

sus gafas-. Aunque queda el misterio de por

que no veo nada con estas gafas.

Jessica Finch se partio de risa.

-jGlaseado rosa! Es de mi magdalena.

El senor Todd rebano el glaseado y se chu-

po el dedo. Arqueo las cejas y froto las gafas

con un panuelo.

-Ya estan como nuevas -dijo el profesor.

La P e1-\a'3~a r;~s'1\A..eda de 1-a ~G~\1-a ~+e~~ada

Judy Moody, Frank y Rocky se sentaron en la

segunda fila, a la espera de que comenzase

el acto, con todo el colegio reunido.

-lPor que te has trafdo la mochila? -pre­

gunto Frank.

-No es una mochila, es mi kit de detec­

tive -dijo Judy a sus amigos-. Nunca se

sabe donde va a saItar el misterio, de esos

que piden a gritos que alguien los resuel­

va.

-lAqui, en el polideportivo? -pregunto

Rocky. Judy arrugo la frente.

Page 22: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-jQue ganas tengo de conocer al oficial

Mr. Chips! -dijo Frank.

-Vaya nombre tan curiosa -replico Judy.

-No tanto, si eres un perro -dijo Frank

entre risas.

-LUn perro polida va a venir aqui? LAI

colegio? -pregunto Judy.

-Aqui la Tierra llamando a Judy: perm i­

so para aterrizar. L Es que no has oido nada

de 10 que nos ha contado el sefior Todd esta

mafiana? -Ie pregunto Rocky.

-Lo siento -dijo Judy-. Es que estaba

investigando un caso.

-Es una mascota de la polida -dijo

Frank.

-Chicos y chicas -anuncio el director-.

Como todos sabeis, octubre es el mes de la

prevencion de la delincuencia, y estamos en­

cantados de tener hoy con nosotros ados

miembros activos de la lucha contra el cri-

men: el oficial Kopp y su compafiero, Mr.

Chips.

Subio al escenario un polida vestido con

un uniforme de color azul oscuro y con insig­

nias en las mangas. Llevaba un perrito ma­

rron sujeto con una correa. El perrito tenia

los ojos azules, el hocico brillante y humedo,

. y las orejas Ie iban dando saltitos graciosos al

caminar. Era to do patas, unas enormes patas

de cachorro.

-jAy, que mono! -exclamaron a la vez

algunos chicos y chicas de entre el publico.

-Hola, soy el oficial Kopp y este es Mr. Chips

-dijo el polida-. Es un perro labrador de co-

lor chocolate. Los labradores son listos y amis­

tosos, son muy buenos y puedes confiar en

enos. Le gusta correr, traerte las cosas que Ie ti­

ras y jugar a la pelota. Y Ie encantan los nifios.

El oficial Kopp les ensefio como el perro

iba corriendo detnis de una pelota y se la

q5

Page 23: Libro Judy Moody es Detective.pdf

devolvia. A continuacion, Mr. Chips recorrio

el escenario de punta a punta con un huevo

en la boca, iY sin romperlo! Los niiios se pu­

sieron como locos de contentos.

-Mr. Chips es mi mejox amigo, mi compa­

iiero Y tambi€n es el nuevo miembro del equi­

po canino de nuestro departamento de poli-

. cia -el oficial Kopp Ie acaricio la cabeza y Ie

dio unas palmaditas en el lomo-. Este pe­

queiiin esto aprendiendo a ser un perro poli­

cia. Lo estamos entrenando para que nos

ayude a seguir el rastro de los delincuentes, a

buscar por los edificios e incluso a rastrear

objetos robados. El senti do del olfato que tie­

ne mi buen amigo es tan increible que algun

dia podro ayudarnos a atrapar a un ladron

de bancos 0 podro encontrar a un niiio que

se haya perdido.

-Mr. Chips vive cerca de mi casa -se pa­

voneo Jessica Finch-. Llevaba un collar pre-

¥7

Page 24: Libro Judy Moody es Detective.pdf

cioso en el desfile del 4 de juliol, jY pude dar­

Ie galletitas y todo! -no hacla falta un

supersabueso para descubrir que Jessica

Finch era dona Sabelotodo.

EI publico Ie dio un gran aplauso a Mr.

Chips.

-lY come huesos? -pregunto un alum­

no de Primero.

-Mr. Chips come, principalmente, comi­

da para cachorros, y Ie gustan mucho las

galletitas para perros.

-l Vive en la comisarla de policla? -pre­

gunto un chico de Cuarto.

-No, como esta a mi cargo, vive en mi

coso conmigo y con mi familia.

-jEn mi cal~e! -dijo a toda prisa Jessica

Finch.

1 El 4 de julio se celebra la fiesta nacional en los Estados Unidos.

EI oficial Kopp Ie dio la palabra a Stink:

-l Y se sube con usted en su coche patrulla?

-Ir en coche es 10 que mas Ie gusta a Mr.

Chips. Todas las mananas me ladra para pe­

dirme que vayamos a dar un paseo. Es como

si me dijese: jAI coche, al coche, al coche! -Ie

acaricio las orejas al perro y Ie dijo-: lA que

. perro Ie gusta ir en coche? Pues a ti, claro que

S1, a ti. Mr. Chips Ie dio un enorme lameton con su

lengua de color rosado y todos los ninos se

rieron a carcajadas. -Y ahora necesito la ayuda de alguien del

publico -dijo el oficial Kopp-. lTiene al­

guien un objeto que pueda traer al escena­

rio? lQUe tal usted, la senorita de la mochila?

--lQuien? lYO? -pregunto Judy, que sal­

t6 de su asiento con una enorme sonrisa.

-Sf. Por favor, traiga su mochila al esce­

nario para que Mr. Chips la olfatee. Ya que

Page 25: Libro Judy Moody es Detective.pdf

ha venido hoy al colegio, hagamosle un

examen. Un examen de superolfato.

Judy subio por las escaleras del escenario.

-Este es mi kit de detective -Ie dijo al ofi­

cial Kopp-. Es para resolver misterios.

-Me gusta la gente que esta preparada

para todo -respondio el oficial, sonriente-.

Veamos ~i Mr. Chips es capaz de resolver tam­

bien un misterio. Venga aqui, senorita, y aca­

ricielo un poco. Ahora Ie vamos a dejar que

olisquee la mochila para que capte el olor.

Mr. Chips olfateo a Judy de la cabeza a los

pies y se puso a pegarle lametones por toda la

cara con su legua de color rosado. Chup, chup.

-Espero que no Ie molesten los besu­

queos de unyerro -dijo el oficial Kopp.

-Claro que: no -dijo Judy-. jMe hace

cosquillas!

A continuacion, Mr. Chips olio la mochila

de Judy de arriba abajo. Finalmente, el poli-

50

cia levanto la mochila ante el hocico de Mr.

Chips y Ie dio una orden:

-Busca -y se dirigio a Judy-. Muy

bien, ahora me voy a llevar a Mr. Chips de­

tras del escenario y asi tendras tiem po de

esconder la mochila. Sera como jugar al es­

condite. L Estas lista?

-Lista -dijo Judy. El oficial se llevo al

perro tras la gruesa cortina del escenario-.

jEh, no mires, Mr. Chips! -grito Judy miran­

do hacia atras.

Bajo por el pasillo central y paso junto a

los alumnos de Primero. Atraveso la fila de

los alumnos de Segundo y saIto justo por en­

cima de las piernas de Stink. Entonces regreso

al pasillo central por el mismo camino que

habia recorrido.

-jEscondela debajo de la silla del senor

Todd! -gritaron algunos alum nos de Ter­

cero, pero Judy solo rodeo la silla y camino

51

Page 26: Libro Judy Moody es Detective.pdf

en zigzag entre los alumnos de Cuarto y Quinto.

-j Detras de las gradas! -gritaron otros.

-jEscondela en la canasta de baloncesto!

-jEl cuba de basura, el cubo de basura!

Por fin se detuvo frente al cuarto donde el

profesor de Gimnasia guardaba todos los ba­

lones, las cuerdas para saltar y los conos de

plastico de color naranja. Judy comprobo

que Mr. Chips no estaba mirando y, en silen­

cio, abrio la puerta.

-jPuaj! -el cuarto estaba lleno de polvo

y olia a pies, diez veces mas que las apesto­

sas zapatillas deportivas de · Stink, asi que

Judy se tapo la nariz-. Esto huele tan mal

que me va a poner las napias del reyeS -dijo

y el publico se~cho a reir a carcajadas.

En el cuarto habia un cesto grande lleno

de balones de futbol, baloncesto, voleibol y

balonmano. Judy metio la mochila bien

52

dentro del monton de balones sucios y pol­

vorientos y cerro la puerta del cuarto a su

espalda de regreso al escenario.

Todo el mundo pidio silencio cuando Mr.

Chips salio de detras de la cortina. El cacho­

rro condujo al oficial Kopp escaleras abajo.

A continuacion recorrio el pasillo central

siguiendo el rastro de Judy. Olfateo su reco­

rrido a traves de la fila de los de Segundo y

fue trotando hacia Stink, saIto por encima

de sus piernas y regreso corriendo al pasillo

central.

Cuando llego a la silla del senor Todd, se

puso a correr en circulos, como loco.

-jEsta persiguiendo su propio rabo! -gri­

to Frank.

- Dadle una oportunidad -voceo alguien

mas. -Vamos, Mr. Chips -Ie animo Judy-.

Puedes hacerlo.

53

Page 27: Libro Judy Moody es Detective.pdf

- -- - - - __ ---#1*' I

I ."

Page 28: Libro Judy Moody es Detective.pdf

Pero Mr. Chips habia dejado de rastrear y

parecia confuso.

-Dadle un minuto -dijo el oficial Kopp-.

No ha terminado aun.

De repente, Mr. Chips levant6 el hocico en

el aire, olisque6 a la izquierda, a la derecha.

jZas! Volvi6 a salir disparado, en zigzag entre

los alumnos de Cuarto y Quinto. Finalmen­

te, lleg6 hasta la puerta del almacen de ma­

terial.

-jGuau, guau! jGuau, guau, guau! -

ladr6 a la puerta. El oficial Kopp la abri6,

Mr. Chips entr6 de un brinco y, de un tope­

tazo, tumb6 el cesto de los balones. jPoing!

jPoing! El perro fue esquivando los pelota­

zos y, en uri . abrir y cerrar de ojos, lleg6

hasta el oficia'l Kopp con la mochila de

Judy colgando de la boca.

El publico se qued6 boquiabierto y se puso

a aplaudir y a jalear al perro.

56

-jBuen chico! -dijo el oficial Kopp y

Mr. Chips mene6 el rabo muy contento.

-jHala! -se asombraron los nifios.

-Pero l c6mo 10 ha hecho?

-jAhiva!

-Ha hecho magia.

El oficial Kopp regres6 al escenario con Mr.

Chips y se inclin6 ante el publico en un gesto

de agradecimiento.

-j El sargento Superrastreador! El mejor

compafiero que se puede tener. Muchas gra­

cias, nifios. jHabeis sido un publico genial!

Mr. Chips ensefiaba la lengua y meneaba el

rabo sin parar, como el limpiaparabrisas de

un coche. Desde donde se sentaba Judy, casi

parecia como si Mr. Chips estuviese sonriendo.

57

Page 29: Libro Judy Moody es Detective.pdf

a '8xtt"'at\o '5\\~Ma de L-a "J:'esapat"' \C'\ol\ de

Mt"' • G~"\PS

Al dia siguiente y 01 otro, 10 unico de 10 que

hablaba todo el mundo en 10 escuela era del

sargento Superrastreador, tambi{~n conocido

como Mr. Chips.

Pero algo sucedi6 el viernes por 10 tarde.

Algo gordo. Judy se encontraba metida de

Heno en un coso muy importante -el nume­

ro 15 de las novelas de Nancy Drew, es decir,

El Puente Encantado- cuando son6 un cruji­

do procedente del altavoz. Judy peg6 un saI­

to de medio metro y rompi6 el silencio de su

lectura con un grito:

59

Page 30: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-jCascaras!

-Profesores y alumnos -dijo la voz del

director Tuxedo a traves del intercomunica­

dor-. He de daros una noticia importante.

El oficial Kopp ha llamado para avisarnos de

que Mr. Chips ha desaparecido.

Era una noticia terrible. Una noticia es­

pantosa, nada buena, mala, una muy mala noticia. Continu6:

-El perro fue visto por ultima vez en este

barrio, en la calle Abigail Lane, a las siete de la manana.

-Eso esta cerca de mi casa -dijo Judy.

-Esa es mi calle -dijo JessiCa Finch, sena-Ian dose a si misma con el dedo.

-Como todos nosotros conocemos a Mr.

Chips desde hace unos dias y sabemos que

aspecto tiene, el oficial Kopp nos pi de por fa­

vor que estemos atentos por si 10 vemos. Si

alguno de vosotros, supersabuesos, localiza a

60

Mr. Chips, que llame inmediatamente a la co­

misaria de policia. Gracias.

jMr. Chips habia desaparecido! jSe habia

escapado! jSe habia perdido! Era mas que

bastante probable que ese fuese el peor de to­

dos los avisos en la historia de los avisos del

director en el cole.

j Eh, no tan deprisa, que me da fa risa! j Ella,

Judy Moody, estaba metida de lleno en un

misterio real como la vida misma! Era un

caso de personas desaparecidas, 0 mas bien:

un caso de mascotas desaparecidas. Pero va­

mos, de verdad de la buena. De hecho, era

casi igual que 10 que una vez Ie pas6 a Nancy

Drew: en la novela grafica numero 6 de la

chica detective, desapareci6 un chimpance

que se llamaba Mr. Cheeters y que llevaba un

collar de diamantes.

Quiza Mr. Chips no se hubiese escapado ni

perdido. Quiza, solo quiza, a Mr. Chips 10 hu-

61

Page 31: Libro Judy Moody es Detective.pdf

biesen robado. Igual que hay ladrones de

bancos, iserian ladrones de perros! iRobape­

rros! Quiza, solo quiza, Mr. Chips llevase un

supermaravilloso collar de perro con dia­

mantes que queria robar algun tipejo sinver­

guenza con un parche en un ojo, 0 con un

tatuaje, 0 con un colmillo retorcido.

Aunque Judy no deseaba que Ie hubiese

pasado nada malo a Mr. Chips, no podia

evitar pensar que ojala fuese un gran miste­

rio. Un misterio en plan Nancy Drew como

la vida misma. Este era un caso para Judy

Moody, la chica detective. iJudy Drewdy!

"QHND? "Que Haria Nancy Drew? Iba a res­

pirar muy hondo y a pensar con detenimien­

to detectivescb~ eso es 10 que haria. Judyescri­

bi6 una notapa'ra los otros tres miembros del

club de la Rana Meona: Rocky, Frank y Stink.

Cuando llegaron a la sede del club de la

Rana Meona despues del cole, esta ya habia

62

dejado de ser la sede del club de la Rana Meo­

na. Era la AGENCIA DE DETECTIVES JUDY MOODY.

Eso decia el cartel torcido y pegado con cinta

a islante en la puerta de la tienda de campa­

fia. Dentro habia una silla, una lampara y

un cartel que decia: SE BUSCA A STUMPY, SNIGGS

Y SNORKY.

-He traido unos anteojos -dijo Rocky.

-Yo he traido material de fisgoneo -dijo

Frank-. Ya sabeis, cosas de espias. Un teles-

Page 32: Libro Judy Moody es Detective.pdf

copio, gafas de sol, narices de mentira y ra­

dios para hablar entre nosotros.

-y yo ... yo he traido ... mi nariz superras­

treadora, ya sabeis, para olfatear las pistas

-dijo Stink-. LY cual es ese misterio tan

gordo?

-Creo que alguien ha robado a Mr. Chips

-dijo Judy-. Veamos los hechos. Primero,

Jessica Finch vive enfrente de Mr. Chips y en

la comida me ha dicho que jamas, bajo nin­

gun concepto, se separaba del oficial Kopp .

Segundo, Jessica Finch ha dicho que Mr. Chips

tiene un collar precioso que lleva puesto en el

desfile del 4 de julio. Tercero, unos tipejos se 10

poddan haber llevado para echarle el guante

a los diamantes de su collar de perro.

-Jessica Finch no 10 sabe todo -dijo Stink.

- Claro que sf. LPor que te crees que la lla-

"mamos dona Sabelotodo? - dijo Frank.

\ , .

\ \ . , , , ,

. , I

Page 33: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Deberiamos empezar por la casa del

oficial Kopp, la escena del crimen -dijo

Judy-. jEsperad! Primero he de tomaros ju­

ramento.

-Pues a mi no me dejan decir juramentos

-dijo Stink.

-Stink, en el mundo de los detectives, eso

significa que vas a hacer una promesa super­

en-serio y que vas a ser un buen ayudante de

investigador y que vas a colaborar para re­

solver el misterio.

Judy entreg6 a cada uno de los chicos una

tarjeta adhesiva con sus respectivos nom­

bres.

-Tomad, teneis que llevar esto puesto:

agente Stink, agente Pearl, agente Rock.

-Pero yo q~iero ser el agente 007 -dijo

Stink.

-LY puedo ser yo el agente Tintin? -pre­

gunt6 Frank.

66

-L Y c6mo es que la mia dice «agente Rock»

en lugar de «Rocky»? -pregunt6 el.

-Porque suena mas chulo -dijo Judy,

que sac6 un juego de pins con forma de in­ecto.

-jOye, esos son mis pins de insectos f6si­les! -protest6 Stink.

-LPor que tenemos que ponernos esa es­

pecie de mosca? -pregunt6 el agente Rock.

-Deja ya de mosquearme -dijo Judy

mientras les entregaba sus pins-. Todos los

detectives llevan una placa. Estas seran nues­

tras placas oficiales.

-LY puedo ser yo el bicho bola? -pregun­

t6 Stink. Judy Ie entreg6 un ciempies que

daba un poco de asco.

- Oye, que yo he dicho que queria ser el

agente Tintin, no el agente libelula -dijo

rank mientras que Rocky, «agente Rock», se

ponia el pin del escarabajo jurasico.

67

Page 34: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Bien -dijo Judy-. Yo sere la cucaracha.

-Pues yo se como hacer placas de verdad

-dijo Stink-. Lo he visto en un programa de

la tele. Primero recortas un trozo de carton con

la forma de un escudo pequeno, despues Ie pe­

gas una lamina de papel de aluminio y ...

-No estamos haciendo manualidades.

-Muy bien -protesto Stink-. Entonces

me pondre el pin de la mariquita, pero voy a

hacer como si fuera un bicho bola prehistori­

co y no vas a poder impedirlo.

-Levantad la mana derecha y repetid 10

que yo diga -dijo Judy-: Yo, el agente Stink,

Pearl 0 Rock ...

-Yo, el agente Stink, Pearl 0 Rock ...

- ... juro solemnemente .. .

- ... juro solemnemente .. .

- ... aunque no me dejan jurar -dijo Stink.

-... que ol;>edecere todas las normas de

los detectives ...

68

que obedecere todas las normas de

los detectives ...

- ... y escuchare a Judy .. .

- ... y escuchare a Judy .. .

- ... porque ella es la M. I. M. M., la Mejor

Investigadora de Misterios del Mundo ...

- ... porque ella es la ...

-Oye, has dicho que eres una M -dijo

Stink-, y a mi no me dejan decir que alguien

es una M.

Judy se rio y dijo:

-Bueno, que mas da -se puso su pin con

la cucaracha y senalo calle abajo-. jA la es­

cena del crimen!

En menos de 10 que se tarda en decir «elemen­

tal, querido Watson», Judy y sus dos ayudantes

(ademas de su pequeno pariente impertinen-

69

Page 35: Libro Judy Moody es Detective.pdf

te), se encontraban llamando a la puerta de la

casa del oficial Kopp.

-Yo sere quien hable -dijo Judy mien­

tras se abria paso con los codos hasta poner­

se la primera. EI oficial Kopp abrio la puerta

en vaqueros y calcetines. Llevaba el telefono

en una mana y un monton de cartelitos en la

otra. Judy comenzo su discurso-: Hola, so­

mos del colegio Virginia Dare ...

-Esto no son pins de insectos fosiles -in­

terrumpio Stink-, son placas, leh?

Judy se volvio hacia Stink y Ie dedico su

mejor mirada de escarabajo hercules.

-Hemos oido 10 de Mr. Chips, somos de­

tectives y ...

-lAh, si? lDetectives? -dijo el oficial

Kopp.

-lDonde esta su uniforme? -pregunto

Frank sin quitar ojo a los calcetines del ofi­

cial de policia.

70

-Hemos venido corriendo en cuanto nos

hemos enterado de que han robado a Mr.

Chips -aliadio Rocky.

-No sabemos si 10 han robado -dijo el

oficial Kopp-. Lo mas probable es que se

haya escapado, aunque no se como, no se

me habria ocurrido en mi vida. Eso si, me

qlegro mucho de veros, chicos. ~

Page 36: Libro Judy Moody es Detective.pdf

/

Judy se puso mas recta de pronto.

-LSe alegra de verdad?

-Claro que sf. Esperaba que me pudierais

ayudar a poner estos carteles por la ciudad

-en los cartelitos que Ilevaba en la mano se

leia PERDIDO y mostraban una foto muy gra­

ciosa de Mr. Chips.

'-e1 \. \ ,II \) "'"- (~ .Jl7JIIII ....

-Los pondremos en Pelos y Plumas, la

tienda de mascotas -dijo Rocky.

-Yen el supermercado -dijo Frank.

-Y por toda la ciudad entera -anadi6

Stink.

-jFantastico! -dijo el oficial Kopp.

Judy sac6 su cuaderno de notas.

-Entonces es aqui donde Mr. Chips fue vis-

to por ultima vez, Lno?

-En el jardin de la parte de atras, esta

manana -contest6 el policia.

-Aja -dijo Judy mientras garabateaba

en la libreta-. LA que hora fue eso?

-Mi mujer 10 dej6 salir hacia las seis y me­

dia de la manana, creo yo. Entonces Ilene su

comedero y 10 meti en su jaula hacia las siete.

A las ocho menos cuarto sali a buscarlo y ya

no estaba. Aun tenia la com ida en el cuenco.

-Aja, aja -dijo Judy, que seguia garaba­

teando notas.

73

Page 37: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Pobre Mr. Chips -exclamo Frank.

-lPodemos ver la jaula? -pregunto Judy.

Un buen detective siempre Ie echa un vistazo

ala escena del crimen.

-Por supuesto que sf. Venid por aqui a

la parte de atras -dijo el policia, que les

condujo en calcetines hasta un jardin muy

cuidado y con una valla. En un lado habia

una gran jaula hecha de paneles de alam­

bre, mucho mas grande que una cas eta

para perros. El oficial Kopp se rasco detras

de la cabeza-. Mr.Chips no habia hecho

nunca algo como esto. Todo el jardin esta

vallado y se supone que no se puede esca­

par de la jaula.

La puerta tenia un pestillo con un gancho

en forma de «U».

-l Estabaabierto el pestillo de la puerta

cuando usted lleg6 a las ocho men os cuarto?

-pregunto Judy.

-Estaba igual. El pestillo cerra do y la

puerta no estaba abierta.

Mas notas garabateadas.

-lHa visto a algun individuo sospechoso

merodeando por aqui?

-lAlguien con un nombre parecido a

Grumpy 0 Spinky? -pregunto Stink.

-No que yo sepa. Este vecindario es muy

tranquilo -y justa en ese momenta sono el

telefono en el interior de la casa-. Me estan

llamando, el telefono no ha parado de sonar.

Quiza sea una pista, perdonadme -el oficial

Kopp salio corriendo hacia la casa.

Judy dio una serie de golpecitos con ella­

piz sobre la libreta.

-Veamos los hechos: primero, la puerta

esta cerrada y el pestillo echado. Segundo, la

comida del perro aun esta en el cuenco y, si

piensas escaparte, lno terminarias primero

de desayunar? -los chicos asintieron.

75

Page 38: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Idea brillante numero sesenta y siete

-dijo Judy-. Stink, metete en la jaula. Va-

mos a cerrar la puerta y aver si puedes salir.

-lEs alguna clase de trampa? lVas a en­

cerrarme en la jaula y a salir corriendo?

-No se trata de una trampa, sino de

una costumbre real de los detectives, que

representan las situaciones para poder

descubrir 10 que ha pasado. Vamos, no seas

plasta, diste tu palabra -Stink entr6 en la

jaula arrastrando los pies y Judy cerr6 el

pestillo-. Ahora haz como si fueras un pe­

rro.

-Oye, no voy a ir por ahf a cuatro patas

y a hacer como si fuese un perro.

-Los perros no hablan, Stink.

-jGuau! -. ~tink se puso a cuatro patas y

movi6 una mano en el aire.

-Ahora dale un golpe a la puerta de la

jaula. No vale ~sar las manos.

76

Stink golpe6 la puerta de alambre de la

jaula.

-jAy! -dijo. Se frot6 el hombro.

-lLo veis? -coment6 Judy-. Imposi-

ble, no la puede abrir. Y eso que el es mu­

cho mas grande que Mr. Chips -se agach6

al suelo con la lupa en busca de pistas-.

o jAja! -grit6 tan alto que los tres chicos

dieron un respingo.

-lHas visto a algun tipejo?

-l Has visto a un ladr6n?

-lHas visto a un oso?

-No, pero he visto la huella de un tipejo

ladr6n tan grande como la de un oso. Mirad

-dijo Judy, sefialando una zona embarra­

da delante de la puerta de la jaula.

-Es probable que solo sean las huellas del

oficial Kopp -dijo Rocky.

-0 las de un tipejo como Stumpy 0 Snor­

ky -replic6 Judy.

7 7 ' ~ -' .• ,.' " ~ 'r'. ... r-'0,

Page 39: Libro Judy Moody es Detective.pdf

~ ~ . . ~" ~\~

,01

-Pero es que son megaenormes -dijo

Stink-. Son como cuatro huellas juntas.

Dame tu regIa para que las mida.

-No tengo una regIa -dijo Judy.

-l Tanto kit de detective y no tienes una

regIa?

-En EI 5imbolo del Arbol Embrujado, Nan­

cy Drew utilizo su falda como si fuera una re­

gIa.

-Entonces, dame tu falda.

-jQue te crees til eso, cara de queso!

-Desde luego que estas huellas no son

humanas -dijo Frank .

-jPuede que un oso se comiese a Mr. Chips!

-exclamo Rocky.

-jO el Yeti! -grito Stink.

-EI Abominable Hombre de las Nieves

-di j 0 Frank.

-l Quereis hablar en serio de una vez?

- pregun to Judy.

79

Page 40: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Eh, alIi hay mas huellas -dijo Stink-. Y

parecen de zapatillas.

-Stink, aver si te enteras, que esas son

tus propias hue lIas -replic6 Judy.

Frank seiia16 algo que habia enganchado

en la valla.

-jMira eso, Judy!

-Pero jque tenemos aqui! -exclam6

ella-. Un mech6n de pelo.

-Podria ser del perro -dijo el agente

Rock.

-0 de un yeti -dijo el agente Pearl.

-Dejadme pasar. La Nariz va a rastrear la

pista -Stink 10 olisque6 y levant6 la nariz-.

Si seiior, es pelo de perro. jPuaj! Huele peor

que el Yeti.

-Y aver, lC4ando has olido til al Yeti?

-dijo Judy, que sac6 sus pinzas y puso la

prueba del pelo de perro dentro de una bol­

sa de plastico con autocierre.

80

-LQue piensas til entonces? LCrees que

Mr. Chips se restreg6 contra la valla cuando

esos tipejos se 10 llevaban a rastras? -pre­

gunt6 Frank.

-jRobaperros! -mascu1l6 Judy.

-. L De verdad crees que alguien rob6 a Mr.

Chips? LEn serio? -pregunt6 Rocky.

-jEspabila! Y mira las pistas -dijo la in­

vestigadora Judy-. Primero, Mr. Chips ni si-

~~e;.t:..--- \f't>':w . ~ W---",

\

Page 41: Libro Judy Moody es Detective.pdf

quiera pudo acabarse el desayuno. Segundo,

el solo no puede abrir el pestillo de la puerta.

Y tercero, hay huellas enormes de tipejo la- 0

dron por todas partes.

-iBribones! -dijo Rocky.

-iLadrones! -dijo Frank.

-iRobaperros! -dijo Stink.

Ella, Moody Ojo de Hakon, habia encon­

trado pista tras pista, igualito que Nancy

Drew. Interpretolas pruebas. Estaba a punto

de resolver el caso. iLo unico que tenia que

hacer ahora era perseguir a un par de sinver­

guenzas robaperros con botas de la talla 53!

o

82

a ~\A,c.\A.L.e~+o ~\A,c.eso

de\.- )-t\A,('+ 0 de\.- )-t\A,eso

Cuando Stink se desperto a la maiiana si­

guiente, Judy ya estaba trabajando de Ilene

en el caso. Se habia tirado en el suelo rodea­

da de un arcoiris de rotuladores.

-l Que Ie estas haciendo a los cartelitos

del oficial Kopp? -Ie pregunto Stink.

-Los estoy apaiiando -dijo Judy mien­

tras coloreaba de azul los ojos de la foto de

Mr. Chips.

Stink ladeo la cabeza para poder leer boca

abajo. Estaba intentando descifrar 10 que

Judy acababa de escribir.

83

Page 42: Libro Judy Moody es Detective.pdf

- «lHa visto a este Berro?»

- «lHa visto a este Perro?»

-Ah, es que tu «P» parece una «B».

-Stink, un buen detective es capaz de leer

boca abajo y del reves -dijo Judy mientras

coloreaba de negro una letra «R».

-l.«asnepmoceR»? -pregunto Stink con­

forme enderezaba la cabeza.

-j«Recompensa»! -dijo Judy-. Tenemos

que ofrecer dinero para que quien haya visto

a Mr. Chips, 0 tenga alguna informacion so­

bre su paradero, name a la policia. La RegIa

Numero Uno para ser un buen detective es

no tener miedo de pedir ayuda.

-iQuerras decir la RegIa Numero Tropecien­

tos Uno! -dijo Stink-. Entonces, lquien en-, . '

cuentre a Mr. Chips se lleva una recompensa?

-Sf.

-Si 10 encuentro yo, lentonces me nevo yo

el dinero? -pr~gunto Stink. Judy no Ie hizo ni

. ~ ;: '[ " ,.:) -,

/ / ,

I

Page 43: Libro Judy Moody es Detective.pdf

caso y se puso a escribir «23,80 dolares»-.

Guau -siguio diciendo Stink-. Veintitn§s do­

lares con ochenta centavos. Eso es un monton

de dinero. LComo se te ha ocurrido esa cifra?

-Es todo 10 que tienes en tu hucha con

forma de cerdito, Stink.

-LHas roto mi hucha? -Stink fue co­

rriendo a su habitacion y trajo su cerdito-.

Que raro. Mi hucha no esta rota ... y el can­

dado sigue puesto -dijo Stink. Levanto la

hucha hasta la altura de su oreja y la sacu­

dio. Estaba vada.

-El Misterio del Dinero Desaparecido -di­

jo Judy.

-jHas abierto el candado! Lo has hecho

con una de esas horquillas tuyas en plan

Nancy Drew.

-No 10 puedes demostrar, Stink.

-iNo vale! No puedes seguir quitandome

mis cosas. Primero mis monedas con las ca-

86

ras de los presidentes, luego mis pins de in­

sectos fosiles y ahora esto. A eso se Ie llama

robar y te convierte en alguien tan malo

como Snarky, Snuffy y Stingy, esos tipejos de

Nancy Drew.

-Para tu informacion, son Snorky, Sniggs

y Stumpy.

-Da igual, sigue siendo mi dinero.

-Bueno, til me robaste una bolsa entera

de ratones-gominola. Piensa, Stink. Si en­

cuentras a Mr. Chips, puedes recuperar tu di­

nero.

-Pero jsi ese dinero ya es mio! No tengo

por que recuperarlo.

-Es por una buena causa -Ie recorda

Judy-. Si quieres saber mi opinion, ese can­

dado estaba pidiendo a gritos que alguien 10

abriese.

-jDevuelvemelo! -dijo Stink mientras

extendia la mano.

87

Page 44: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Grrrrr ... -gruflo Judy y Ie entrego el di­

nero. Ahora tenia que pensar en otra cosa que

ofrecer como recompensa, algo bueno. Algo de

10 que cualquiera recibiria contento un buen

monton. Mira alrededor de su habitacion y sus

colecciones. Por fin se Ie ocurrio una idea.

En menos tiempo de 10 que se tarda en decir

«te pille con las manos en la masa», Judy y

Stink se dirigieron a toda velocidad, y con las

ruedas bien infladas, al supermercado para

poner los carteles. La vieja bici de color tur­

quesa de Judy no era precisamente un desca­

potable azul como el de Nancy Drew, pero el

viento si Ie revolv}a el pelo y el sol del mes de

octubre Ie coloreaba las mejillas.

Judy y Stink se encontraron con Rocky y

con Frank fuera del supermercado.

88

-Ya hemos pasado por Pelos y Plumas, y

por la heladeria Mimi -dijo Frank.

Page 45: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-y por la panaderia, la bolera y la tienda

de regalos de cumpleanos -anadio Rocky.

-jGenial! -exclamo Judy.

En el interior del supermercado, un mon­

ton de gente se arremolinaba entre las luces

y las camaras, y el director de la tienda esta­

ba hablando con un agente de policia. Pero

no era un policia cualquiera, jera el oficial

Kopp!

-Que se 10 digo en serio -Ie estaba con­

tando el senor Keene, el director del super­

mercado, al oficial Kopp-. Ese pequenajo

peludo se ha ido directo al pasHlo de la comi­

da para perros como si nada, tan pancho, y

ha mordido un hueso que vale dos dolares

con setenta y riueve centavos. Entonces Ie he

gritado: «jOyetu, sue Ita eso!», y lcree usted

que me ha hecho caso? Pues noooo senor. Ha

salido corriendo por la puerta principal an­

tes de que nadie pudiese atraparlo.

90

-Lo siento por el hueso, Mike -dijo el ofi­

cial Kopp-. Yo se 10 pagan~.

-Mira que es listo ese cachorrillo, como sa­

bia en que pasillo estaba 10 que mas Ie gusta ...

-l Es eso todo 10 que parece haberse lleva­

do el sospechoso? -pregunto una reportera.

-lSospechoso? Pero si es un perro, jlo que

-hay que oir! -dijo el senor Keene.

-l Como era elladron, pudo verlo?

-Claro -dijo el senor Keene-: marron y

peludo -y se volvio al oficial Kopp-. Me

imagino que, en lugar de rebajar los delitos

cometidos, se puede decir que cometio un de­

lito en las rebajas -dijo a carcajadas y la ba­

rriga Ie temblo justa donde se Ie habia solta­

do un boton de la camisa.

La reportera se volvio a la camara y empe­

zo a hablarle a su microfono:

-Un ladron anda sue Ito tras cometer un

arriesgado hurto en el pasillo de comida para

91

Page 46: Libro Judy Moody es Detective.pdf

perros del supermercado local -afirm6-.

Podria decirse que el animal de cuatro patas,

el mejor amigo del hombre, fue superrapido

en este supennercado -entonces fingi6 una

sonrisa frente a la camara-. jCorten!

Judy sigui6 al oficial Kopp al exterior de la tienda.

-l Es que piensan que fue Mr. Chips? -Ie pregunt6 Judy.

-Lo unico que ha visto la gente es un

rayo de color chocolate y una cola, pero si ha

debido de ser el. jSeguid buscando! -orden6

el oficial mientras se metia en su coche pa­

trulla de color blanco y negro, para dirigirse

hacia la salida del aparcamiento con las si­renas encendidas.

Judy y sus m.ejores compinches (asi se dice

«amigo» en la jerga de Nancy Drew) busca­

ron por todo el aparcamiento del supermer­

cado: debajo de los coches, detras de un ar-

92

. ~ " • ,...... r"I '~ , . ,- ,... .• " ,.. _ "t"" .....

/ • J

bol, en los contenedores de basura, etcetera.

Interrogaron a cada cliente del supermerca­

do que se encontraron:

-No habra visto usted a un cachorrito de

labrador chocolate con las patas muy largas,

lverdad?

Pero la respuesta siempre era un no. Hasta

. que una senora con unas gafas muy curiosas

senal6 hacia la esquina mas lejana del apar­

camiento.

-Los tipos aquellos de la furgoneta tenian

un perro.

-lD6nde? lQue furgoneta? -pregunt6

Judy mirando sin parar de un lado para

otro-. lEra de color chocolate? lEra muy

mono? lEra Mr. Chips?

Justo en ese momento, una furgoneta de

color verde oscuro arrancaba a toda prisa y

atravesaba el aparcamiento con un chirrido

de ruedas. Judy y sus amigos se apartaron de

93

Page 47: Libro Judy Moody es Detective.pdf

:'

'" r •

Page 48: Libro Judy Moody es Detective.pdf

un saIto. La furgoneta dio un bandazo y sa­

lio del aparcamiento sin detenerse.

-jAlto! jLadron! -grito Judy, pero la ftlfgO­

neta se alejo calle abajo a gran velocidad antes

de que ella pudiese distinguir la matricula.

-lHabeis visto eso? Tienen que ser ellos,

jlos tipejos robaperros! - Judy respiraba ace­

lerada y sefialaba en direccion a la calle-.

Pero como se parece esto al primer misterio

de Nancy Drew, EI Secreto del Viejo Reloj.

-lY en que se parece esto a un reloj viejo?

-pregunto Rocky.

-Venga ya, chicos, que os habeis leido el

libro.

-No, yo no 10 he leido -dijeron los tres al

mismo tiempo. " ..

-En primer -lugar, hay una furgoneta os-

cura. Segundo, hay una chica llamada Judy

que intenta cruzar la calle y casi la atropella

una furgoneta' en marcha. Entonces se cae

96

por un puente y Nancy Drew tiene que resca­

tarla. Al final resulta que los tipejos ladrones

de joyas han robado un viejo reloj y eso.

-Crei que habias dicho que los ladrones

de joyas salian en EI Misterio del Tronco Envuel­

to en Lat6n -dijo Stink. -Yen EI Misterio en Lilac Inn y en EI Fantas-

rna de Blackwood Hall, y ... -Pero bueno, Nancy Drew debe de tener

mas joyas que la reina de Inglaterra.

-Nancy no se las puede quedar, Stink - " di­

jo Judy y sa co su cuaderno-. Muy bien, lal­

guien ha visto algol No se, algo como la matri-

cuI a y eso. -Las primeras tres letras eran algo as!

como K-G-B -dijo Rocky.

-A-B-C -dijo Frank. -N-B-A -dijo Stink-. 0 quiza U-V-A.

-Genial-dijo Judy mientras se ponia ella-

piz sobre la oreja-. Entonces ya sabemos quien

97

Page 49: Libro Judy Moody es Detective.pdf

se llevo a Mr. Chips: unos espias rusos fanaticos

del abecedario, el baloncesto y las uvas.

-Pues yo creo haber visto que uno tenia

las orejas puntiagudas -dijo Stink.

-0 sea, que ademas parecen enanitos del

bosque, lno? Arrrg -grufio Judy-. lY en la

furgoneta? lPonia algun letrero?

-Tira y afloja -dijo Stink.

-Mira y empuja -dijo Rocky.

-Gira y estruja -dijo Frank.

-jRetrete, Emergencia! -dijo Stink.

-Ahora no, Stink.

-Digo que en un lado ponia «Retrete,

Emergencia». Lo he visto, de verdad, no

miento.

-Stink tiene razon -dijo Frank.

Judy mordisqueo ellapiz.

-Retrete, -Emergencia. Tira y afloja. En­

tonces deben de ser como esos hombres que

arreglan los retretes y eso. jGenial!

98

- 0 sea, que los supermalos son fontane­

ros, l no? -pregunto Frank. - Esa es solo su tapadera -explico

Judy-. Todo el mundo sabe que los ladro­

nes internacionales de joyas no pueden ir

por ahi en una furgoneta en la que ponga

«Ladrones de joyas». - Tambien ponia algo asi como «Desem-

barcos» -dijo Rocky.

99

Page 50: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-lDesembarcos? -pregunt6 Judy-. lEs­

t6.s seguro de que no de cia DESATRANCOS?

-jASALTA BARCOS! -grit6 Stink.

-Genial -dijo Judy-. Ahora vamos to-

dos a ponernos nuestros trajes de pi rata y a

asaltar un barco, lno? Y despues seguiremos

buscando a Mr. Chips.

-jHurra, al abordaaaajeeee! -grit6

Stink.

-jYa 10 se! -dijo Frank-. Vigilaremos

bien el supermercado hasta que regresen.

-Claro, porque sabemos que Mr. Chips

est6. hambriento, lverdad?

-Sf, lpor que motivo si no iba a robar un

hueso un perro policia? -pregunt6 Frank.

-No me puedo creer que Mr. Chips sea un

ladronzuelo -.' dijo Rocky.

-Es que y'o no creo que Mr. Chips sea un

ladr6n -dijo Judy-. Apuesto a que esos ti­

pejos son tan malos que ni siquiera Ie dan de

100

comer, asf que el pobre Mr. Chips tiene que

robar su propia comida. -Pues va a tener que arrestarse a sf mis­

mo por quebrantar la ley -dijo Frank entre

carcajadas. Rocky y Stink tambien se partie­

ron de risa. -Chicos, esto no nos va a ayudar a en-

contrar a Mr. Chips -dijo Judy. -RegIa Numero Uno -Ie respondi6

Stink-. Un buen detective siempre conserva

el sentido del humor.

Page 51: Libro Judy Moody es Detective.pdf

" , '

~ Afas~ado C:aso deL- T'Zeft"'efe 'Ssft"'opeado

Durante el resto del sabado y todo el domingo,

Judy y sus companeros aprendices de detective

recorrieron el barrio en bicicleta en busca de

una furgoneta de color verde oscuro. Se topa­

ron con furgonetas blancas, azules, marrones,

naranjas, pero ni una sola de color verde con

un letrero en el costado que dijese «Retrete,

Emergencia» conducida por tipejos comedores

de uvas y con las orejas puntiagudas.

Ellunes por la manana, ella, Judy Moody,

estaba de mal humor. Un mal humor de

lPor-que-no-podre-yo-resolver-un -misterio?

103

Page 52: Libro Judy Moody es Detective.pdf

y, justo en ese momento, cuando menos se 10

esperaba, surgi6 una pista.

Judy estaba garabateando huellas de pe­

rro con su lapiz Grun6n mientras el senor

Todd les daba una charla sobre habitos salu­

dables cuando de repente, por las buenas, la

voz del director irrumpi6 desde el altavoz y

dijo las tres palabras magicas:

-Chicos y chicas, me temo que tenemos

algun problema con los retretes del area de

Tercero y Cuarto. Tuvimos una emergencia

esta manana, cuando se rompi6 una caneria

e inund6 el servicio de las chicas. Ya han lle­

gado los fontaneros para arreglar el problema,

pero os pedimos que utiliceis los aseos que

hay junto a la biblioteca, hasta nuevo aviso.

jRetrete! jEmergencia! jFontaneros! Aquellas

tres palabras sonaban a musica celestial en

los oidos de Judy. Estir6 el cuello para poder

ver el aparcamiento. Y entonces fue cuando la

1O~

vio: una furgoneta de color verde oscuro, japar­

cada justo enfrente de la entrada del colegio!

Judy sac6 su cuaderno de notas y escribi6

«SOS» con la barra de labios de color rojo. Lo

sostuvo en alto para que Frank y Rocky 10

viesen. A continuaci6n, levant6 la mano

como un rayo.

-Senor Todd, tengo que ir al bano. Me 10

hago encima, y Rocky y Frank tambien -toda

la clase se ech6 a reir. Frank se puso rojo como

un tomate-. Es decir, tambien tienen que ir al

cuarto de bano.

Jessica Finch levant6 la mano.

-jEmergencia! jEmergencia! Yo tambien

voy.

Jessica Finch estaba siendo una copiona

de campeonato, la muy soplona ...

-lSabeis que? -dijo el senor Todd-. Pues

que todos nos vamos a tomar un pequeno

descanso para ir al bano.

105

Page 53: Libro Judy Moody es Detective.pdf

Moody Ojo de Hakon estaba de nuevo en

el caso.

Judy, Rocky y Frank salieron corriendo por

la puerta y bajaron al vestibulo en lugar de

dirigirse al aseo de la biblioteca. Se fueron

directos al servicio de las chicas con el retrete

estropeado. Por el camino, se toparon de bru­

ces con el agente Stink.

-Stink, el servicio de las chicas esta estro­

peado y los tipejos fontaneros 10 estan arre­

glando. iEn serio! -Ie conto Judy.

-Judy ha visto la furgoneta aparcada ahi

fuera -dijo Frank-. Es verde, igualita que

la del supermercado.

-Mr. Chips podria estar justo aqui, ahora

mismo -exclamo Rocky.

-Esto es a190'muy gordo, Stink, y solo dis­

ponemos de 'cinco minutos. Vas a vigilar

mientras nosotros comprobamos el cuarto de

bano.

106

-lQue? No podeis entrar ahf. iPodria ha­

ber retretes a punto de estallar! iO unos tipe­

jos malvados! Os podrian atar con cuerdas, 0

daros un remojon de aupa 0 algo de eso.

-lUn remojon? -pregunto Judy.

-Eso es cuando te meten la cabeza en el

retrete ... iY tiran de la cadena! -susurro Frank.

-RegIa Numero Uno, Stink: no tengas

miedo de los remojones -Judy se metio la

mana en el bolsillo y saco su barra de labios

de socorro-. Si pasa algo, escribire «SOS» en

el espejo. Ademas, tengo quien me cubra las

espaldas. El agente Rock y el agente Pearl

van a entrar conmigo.

-Yo no entro en el bano de las chicas

- dijeron Frank y Rocky a la vez.

-Tenemos que hacerlo -dijo Judy-. iPor

Mr. Chips!

-Rapido -dijo Stink, que miraba a un

lado y a otro del vestibulo-. Si necesitais

107

Page 54: Libro Judy Moody es Detective.pdf

ayuda, solo teneis que gritar «papel higieni-

CO».

Judy se agacho para pasar por debajo de

la cinta amarilla donde ponia «No PASAR».

Mientras avanzaba de puntillas, sentia los

latidos del corazon en la garganta. Frank y

Rocky la seguian de cerca.

-iOye, es rosa! -dijo Rocky en voz baja.

-Si, y las chicas tienen jab6n -replico

Frank.

-jSssshh! -dijo Judy. Ellugar estaba muy

silencioso. Demasiado silencioso. La puerta de

uno de los servicios se movio hasta apoyarse

contra ellavabo-. (Hay alguien ahi? -pre­

gunto ella, conteniendo la respiracion. Saco su

16piz Grunon para defenderse y se fue acercan­

do al fondo del :cuarto de bano, centimetro a

centimetro, t asomo la cabeza por la esquina

del ultimo retrete-. iAAAAHH! -grito.

Frank y Rocky retrocedieron de un salto.

108

Page 55: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-jPero bueno! Si aqui dentro no hay na­die -dijo Rocky.

-Ya 10 se, pero es que tenia guardado un

grito aqui dentro y ya me estaba pidiendo saIir.

-jPapeI higienico! jPapeI higienico! -gri­t6 Stink aI entrar en eI servicio de las chicas.

-FaIsa aIarma, Stink -dijo Frank-, ni siquiera est6.n aqui.

-No est6.n, pero han estado -dijo Judy,

seiiaIando en direcci6n a unas herramientas que habia en eI sueIo.

-jA 10 mejor se han escapado por eI retre­te, tirando de Ia cadena! -excIam6 Stink.

-Stink, tu si que tienes eI cerebro en re­mojo.

Frank recogi6 del sueIo un trozo de tube­ria vieja.

-Lo hizo eI Jontanero, con Ia tuberia, en

eI cuarto de baiio rosa. Es como en el juego del CIuedo.

110

-Quiz6. sean fontaneros fantasm as -dijo

Stink-. Como el caballo fantasma en el nu­

mero cinco de Nancy Drew: EI Secreto del Ran­

cho Sombrio.

Judy guiii6 un ojo y dijo:

-Buen trabajo, agente Bicho Bola. lC6mo

10 sabias?

. -Mmm, me 10 con taste tu -dijo Stink,

pero Judy decia que no con la cabeza-.

Pues, mmm, a 10 mejor 10 he visto en el

pupitre de Sofia de los Elfos y a 10 mejor da

la casualidad que Ie he echado un vistazo.

-Fantasmas 0 no, han estado aqui -dijo

Rocky-. Y si tenemos a unos fontaneros de

mentira con una furgoneta verde, Mr. Chips

no puede estar muy lejos.

- Pero vamos, de verdad de la buena -dijo

Judy.

-Mira esto -dijo Frank. Tenia en la mana

un trozo de cuerda vieja. Un extremo estaba

111

Page 56: Libro Judy Moody es Detective.pdf

atado con un nudo y el otro estaba deshila­

chado-. jToma prueba!

Stink olfateo la cuerda y dijo:

-Ya te digo, huele a perro. La Nariz si que

sabe.

-Pobre Mr. Chips -dijo Frank.

-Nos estamos acercando, 10 nota -afir-

mo Judy-. Me jugaria mi anillo del humor a

que atan a Mr. Chips con esta cuerda mien­

tras hacen como si arreglasen retretes.

-LY donde se han ido ahora? -pregunto

Rocky.

Judy giro la barra de labios mientras Ie

dab a vueltas y mas vueltas a su detectivesco

cerebro.

-Ya 10 tengo -dijo y chasqueo los de­

dos-. Salieron .'~orriendo con una prisa gor­

, disima porque saben que 10 sabemos.

/~ -LY como sabes til que saben que 10 sabe-mos? -Ie pregunto Frank.

-~\~ 112

-No 10 se. Llamemoslo intuicion de Nan­

cy Drew. Solo se que saben que 10 sabemos.

-Yo se que me duele la cabeza -dijo Stink.

-Sera mejor que nos demos prisa y salga-

mos de aqui -dijo Frank.

-Antes de que la soplona se chive de no­

sotros -dijo Judy.

-Hoy salimos antes -dijo Rocky mien­

tras miraba su reloj-. Solo faltan doce minu­

tos para que se acabe la clase.

-Eh, oye, Les que teneis jabon en vuestro

bano? LY de color rosa? -pregunto Stink.

-Vamos aver, Lse puede saber desde

cuando es to do el mundo tan fanatico de la

limpieza? -pregunto Judy.

Los cuatro chicos se fueron derechitos ha­

cia la puerta y se encontraron a la senora

Tuxedo en el vestibulo.

- LHa visto por donde se han ido los fon­

taneros? -preguntaron al tiempo Judy y sus

113

Page 57: Libro Judy Moody es Detective.pdf

companeros investigadores-. lTenian las

orejas puntiagudas? lHa oido ladrar a un perro?

-Chicos, sera mejor que regreseis a clase

-respondi61a senora Tuxedo-. El timbre va

a sonar en cualquier momento.

Durante los ultimos doce minutos de cla­

se, Judy Moody estuvo tan nerviosa que pa­

reda que tenia grillos en los tobillos, aguijo­

nes en los pantalones y aranas en las

pestanas. Aver, l qUien se puede quedar ahi

quieto y sentado cuando la furgoneta verde

podria estar de vuelta en un minuto?

jQue fuerte, menuda suerte! Una red inter­

nacional de ladrones aqui mismito, jen el

cole! Con Judy Drewdy y sus detectives de pri­

mera en el cas9, aquellos ladronzuelos te­

nian sus dias de robaperros contados.

Por fin son6 el timbre. Judy sali6 dispara­

da hacia el aparcamiento por la puerta prin-

IH

cipal, pero seguia sin aparecer la furgoneta

verde.

-Todo el mundo arriba -grit6 el conduc­

tor del autobus.

Judy se qued6 esperando hasta el ultimisi­

mo segundo posible. Sin noticias de la furgo­

neta. Se subi6 al autobus de un saltito. Las

puertas resoplaron al cerrarse y el autobus

arranc6 y sali6 del aparcamiento. Judyaplas­

taba su nariz contra la ventanilla del auto­

bus escolar numero 21l.

jEh, alli estaba! jUna furgoneta verde! Esa

en la que deda «ARREGLAMOS RETRETES Y OTRAS

EMERGENCIAS DE FONTANERfA». Y mas abajo,

en ellateral: «ESPECIALISTAS EN DESATRANCOS».

jEsa era! jEran ellos! Stink y Rocky tam­

bien la habian visto.

-jPARE! -grit6 Judy-. jPare el autobus!

El conductor no podia parar porque uno

de los ninos tuviese una emergencia que no

ll5

Page 58: Libro Judy Moody es Detective.pdf

fuera de las de ir al cuarto de bano. No podia

parar por una emergencia que era mas bien

de las de resolver misterios. El conductor ha­

bia de seguir un horario superimportantisi­mo.

Judy saco su barra de labios de Nancy

Drew y escribio «SOS» en la ventana trasera

del autobus escolar.

Pero el conductor no dejo que se bajase, ni

aun asf. Le dijo a Judy que se sentara, pero

claro, es que el no sabia que en esa furgoneta

qUiza estuviese Mr. Chips.

Desde la parte trasera del autobus, Judy

vio alejarse la furgoneta verde hasta que fue

del tamano de un guisante. Y las ruedas del

autobus no paraban de rodar y rodar. El co­

razon detectivesco de Judy latia con mucha

fuerza: pum-pum, pum-pum. LY si nadie en­

contrase a Mr. Chips nunca jamas de los ja­mases?

116

Qj .

(

Page 59: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Yo te encontrare, Mr. Chips, no te pre­

ocupes -susurr6 ella, Judy Moody, para na­

die excepto para si y para el firmamento.

. ', .

118

a ~ab('oso ~eG('e+ 0 deL­

~a~dw\G~ ~os'PeG~oso

Despues del cole, Judy se encontraba sentada

en su cama. Mordisqueaba un 16piz e intenta­

ba pensar en un plan: un plan antifurgoneta

verde. De repente, empez6 a oir unos sonidos

extranos procedentes del cuarto de bano: soni­

dos de chapoteo, sonidos de gorgoteo, sonidos

de borboteo, jel sonido de alguien en remojo!

lEstaria Stink d6ndole un bano de burbu­

jas a Astra, su cobaya? lLe estaria dan do cla­

ses de surf en la banera a Ranita? Judy se baj6

de su litera para investigar. Mouse la sigui6

muy de cerca.

119

Page 60: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Stink, "quien esta en 10 bane ... ? -pero

Stink no estaba en 10 banera. iEstaba metien­

do cosas en 10 taza del vater! A Hulk, a Iron

Man, el patito de goma y el juguetito chillon

de Mouse. Los apretujo bien hacia abajo con

su espada laser de plastico. Nic-fiic-fiic-fiic.

Mouse se subio 01 retrete para ver mejor.

Judy miro en el interior de 10 taza del va­

ter. Estaba llena de pececillos muertos que

fiotaban, bueno, de galletitas con forma de

pececillo, en realidad.

-Stink, "que estas haciendo? "Estas ju­

gando 01 megatsunami con los superheroes

en el retrete?

-Que va -dijo Stink-. "Es eso 10 que pa­

rece? Estoy atascando el vater, asf tendremos

una emergenciay habra que llamar a un fon­

tanero. Los tipejos de 10 furgoneta verde ven­

dron directos a coso, les daremos un remoj6n

y rescataremos a. Mr. Chips. "Me sigues?

120

o

()

o ()

r

-" ~._---....,

c..? •

Page 61: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-jEres un genio! -dijo Judy. Justo en ese

momento, Stink tir6 de la cadena. jChiuuu!

Un chorro de agua sali6 disparado del retrete

como si fuese un geiser y encharc6 el suelo.

Judy se apart6 de un salta y Mouse Ueg6 de

un brinco hasta el borde de la banera.

-jEmergencia en el cuarto de bano!

j Emergencia en el cuarto de bano! -grit6

Stink.

Mama y Papa subieron corriendo las es­

caleras.

-Judy -dijo Mama-, si se trata de otro

de vuestros motines del te de Boston ...

-jHa sido Stink! -dijo Judy mientras se­

nalaba a su hermano.

-jHa sido Mouse! -dijo Stink mientras

senalaba al gato.:

-Quita de ahi, Stink, y dejame cerrar el

agua -dijo Papa mientras alargaba la mana

detras del retrete.,

122

-jHay que Uamar a un fontanero! -dijo

Stink.

Judy intent6 colaborar.

-Deberiamos Uamar a esos tipos de «Tira

y afloja», 0 «Mira y empuja», 0 «Gira y estru­

ja». Esos de la furgoneta verde.

Mama se puso unos guantes de goma y

extrajo a Darth Vader del retrete.

-No vamos a Uamar a un fontanero. Son

muy caros.

Papa utiliz6 el desatascador con el retrete

hasta que descendi6 el nivel del agua.

-No se que es 10 que estabais haciendo

-dijo Papa-, pero 10 que si se, chicos, es que

este desastre 10 va is a limpiar vosotros.

Mama Ie entreg6 a Judy sus guantes de

goma.

-Ve a buscar un cubo, patan -dijo

Judy-. Yo ire a por la fregona y juntos va­

mos a limpiar la escena del crimen.

123

Page 62: Libro Judy Moody es Detective.pdf

A la porra la Agencia de Detectives Judy

Moody, ahora parecia mas la Agencia Desin­

fectante del Cubo y la Fregona.

En el preciso instante en el que el cuarto de

bano qued6 reluciente, Judy y Stink salieron

corriendo de casa para encontrarse con Frank

y Rocky en la vieja alcantarilla.

-Alguien habra en este vecindario con

un retrete estropeado -dijo Stink.

-Pues vamos a llamar de puerta en puer­

ta para investigar -dijo Judy-, pero si al­

guien os pregunta vuestro nombre, usad uno

falso por si acaso. En La Decimotercera Perla,

Nancy Drew utiVza el alias «Nan Drewry».

-Pues yo sere James Madison, mi presi­

dente favorito, y tu, Judy, seras Elizabeth

Blackwell, la pr~mera mujer medica.

-Que va, to do el mundo sabe que no so­

mos ellos -dijo Judy.

-Muy bien, entonces sere James Mada-

gascar -dijo Stink.

-y yo sere Lisa Inkwell.

-Pues yo, Spuds Houdini -dijo Rocky.

-y yo, Dills Pickle -dijo Frank.

Lisa Inkwell fue tocando de timbre en tim­

bre y Dills Pickle fue llamando de puerta en

puerta, preguntando si tenian algun vater es­

tropeado. Pero al parecer, ni una sola casa en

todo el estado de Virginia tenia el retrete roto.

Ni siquiera un lavabo atascado 0 un s6tano

medio inundado.

-Nunca encontraremos a Mr. Chips -dijo

Lisa Inkwell-. Nancy Drew ya 10 habria en­

contrado hace tres dias. Al principio la ha­

brian secuestrado, atado y amordazado, y

hasta la habrian tirado a un rio, pero aun

asi, a estas alturas estaria ya en la comisaria

125

Page 63: Libro Judy Moody es Detective.pdf

de policia recibiendo una medalla supergor­

da.

-Buuuuaah -dijo James Madagascar ha­

ciendo como que lloraba-. RegIa Numero

Uno: un buen detective no se pone de mal

humor.

-Tienes razon, Stink. Un buen detective

siempre conserva los animos.

Judy se sacudio todo el cuerpo para librar­

se de su mal humor.

-jEureka, 10 encontre! Si esos ladrones sa­

ben que vamos tras ellos, quiza hayan deja­

do ya de fingir que son fontaneros.

-Un robaperros podrfa hacerse pasar por

cualquiera -dijo Rocky.

-Sf, como .una viejecita, 0 alguien que

saca a pasear al'perro, 0 un enanito del bos­

que, 0 un payaso.

-LY que tal un cartero? -pregunto Frank,

senalando al oho lade de la calle.

126

-jMirad, es Jack Frost! -dijo Stink. Salie­

ron todos corriendo hacia la furgoneta del

servicio de correos-. Eh, Jack, no se Ie habra

estropeado el retrete por casualidad, Lver­

dad?

-LHa visto una furgoneta verde por aquf?

-pregunto Frank.

-LY que me dice de algun perrito peludo

y de color chocolate muy mono? -pregunto

Judy. -LY un perrito que responde al nombre de

Mr. Chips? -pregunto Stink.

-LY a unos tipejos escurridizos con pinta

de fontaneros? -pregunto Frank.

-LY que me dice de alguna viejecita 0 un

payaso con pinta de tipejo escurridizo? -pre­

gunto Rocky.

-jOye, hacedme las preguntas de una en

una! Veamos ... -Jack Frost se rasco la bar­

ba-. He visto el chihuahua de Mildred Ben-

127

Page 64: Libro Judy Moody es Detective.pdf

son, pero no es nada mono ni peludo. No he

visto ninguna furgoneta verde, solo alguna

blanca del servicio tecnico de las antenas de

televisi6n. Nada de viejecitas sospechosas

hoy y ni un solo payaso.

-Arrrg -dijo Judy.

-Pero sf que hay una cosa que resulta ex-

trana y podria ser un misterio.

-LEI que? LEI que? -dijeron todos a la

vez-. L Que es? jCuentenoslo!

Jack Frost levant6 una bolsa de plastico

vacia, la bolsa de un sandwich-. Envolvf mi

almuerzo esta manana y 10 met! en la ca­

mioneta. Cuando regrese abuscarlo a la

hora de comer, despues de patearme mi ruta,

el sandwich ya no estaba.

-Que extraqo -dijo Stink.

-Que raro -dijeron Frank y Rocky.

-Que interesante -dijo Judy. Observ6

muy de cerca la .bolsa de plastico y la sostuvo

128

en alto, a la luz-. LEra un sandwich de mor­

tadela?

-Pues sf, sf que 10 era.

-LY Ie habfa puesto mostaza a la morta-

dela?

-Pues sf, sf que se la puse -dijo Jack Frost.

-L Y tu c6mo 10 has sabido? -pregunt6

Rocky.

Judy sena16 la bolsa con su lapiz Grun6n.

-Aquf hay una huella dactilar de mosta­

za y puedo oler la mortadela.

-jEntonces fue el coronel Mostaza, del

Cluedo, con el sandwich de mortadela, en la

furgoneta de correos!

-0 quiza -dijo Stink-, solo quiza, un

koala se comiese el sandwich de mortadela.

Judy Ie dedic6 una supermirada de ser­

piente de cascabel. Una mirada de sapo ve­

nenoso.

-LC6mo dices?

129

Page 65: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Analicemos los hechos: los koalas son

de los pocos animales que tienen huellas

dactilares y su aspecto es exactamente igual

que el de las huellas humanas.

-No vi un solo koala en la cocina cuan­

do me estaba preparando el sandwich, asi

que imagino que la huella de mostaza es

mia -dijo Jack Frost.

-Entonces, la huella de mostaza es un se­

fiuelo -dijo Judy.

-LQUe es un «sefiuelo»? -pregunto Stink.

-Es un pajaro de plastico -contesto

Rocky.

-No -les conto Judy-, me refiero a una

pista falsa, ya sabeis, para despistarnos. Eso

significa ... jCascaras! La pista es el sandwich

de mortadela desaparecido, no la huella de

mostaza. Menuda suerte el habernos trope­

zado con el, igualito que Nancy Drew en La

Pista del Muro Desmoronado.

130

-Pero L como puede ser el sandwich una

pista, si ha desaparecido?

-LEs que no 10 pillais? Esos tipejos estan

entrenando a Mr. Chips para que robe cosas.

Ya visteis el otro dia en el colegio 10 listo que

es: primero fue mi mochila, luego un hueso

para perro. Ahora se trata de la comida de la

. gente. Pensad en que podria ser 10 siguiente:

Ldiamantes?, Ljoyas? LO quiza 10 preparen

para robar un banco?

-Oh, no -dijo Frank-. Mr. Chips se esta

convirtiendo en un ladron de joyas.

-0 en un ladron de bancos -dijo Rocky.

-0 en un ladron de relojes de pared -dijo

Stink-, como en ellibro de Judy.

-Segun parece, vuestro Mr. Chips se ha

pasado allado oscuro -dijo Jack Frost mien­

tras abria la puerta trasera de la camioneta

de correos. Estaba llena de sacas de corres­

pondencia amontonadas.

131

Page 66: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Si, vamos a tener que llamarle Mr. Darth

Vader Chips -dijo Frank.

De repente ella, Judy Moody, ino se podia

creer 10 que veian sus ojos de hakon! Al fon­

do de la camioneta de correos diviso un pa­

quete de revistas atado con una cuerda. Una

cuerda exactamente igual que la que tenian

los fontaneros. iUna cuerda que se podia uti­

lizar para atar a Mr. Chips! Jack Frost, el car­

tero de mentira, con la cuerda en la camio­

neta de correos.

-A proposito, lquien es ese tal Mr. Chips?

-pregunto Jack Frost-. lUna especie de cri-

minal canino?

-Como si usted no 10 supiese ... -mascu­

llo Judy. A continuacion, en voz alta, prosi­

gUio-: lDe doride ha sacado esa cuerda? lLe

gustan los perros? lDe verdad ha perdido su

sandwich de mortadela? lY dice que esa hue­

lla era suya? l De verdad son de correos todas

132

Page 67: Libro Judy Moody es Detective.pdf

esas sacas? Bang, bang, bang. Judy disparo

sus detectivescas preguntas a su nuevo sos­pechoso.

Stink la agarro del brazo y tiro de ella has­ta el otro Iado de Ia calle.

-l Es que te has vuelto Ioca? -susurro-.

lPor que te estas pasando tanto con Jack Frost?

-RegIa Numero Uno, Stink: todo el mun­

do es sospechoso. l Es que no has visto Ia

cuerda que tiene al fonda de la camioneta de

correos? Es igualita que la que usaron para

atar a Mr. Chips. Admitel0, Stink, Jack Frost

podria estar trabajando para los robaperros.

jPodria formar parte de una Ted internacio­nal de ladrones de joyas!

-jEs-pa-bi-la! Jack Frost no es un ladron

-dijo Stink-· . FS un cartero y es mi amigo. Pero mirale, si parece Papa Noel.

-jJusto! -dijo Judy-. Cualquiera podria

ser un tipejo, incluso Papa Noel. Piensalo,

13¥

Stink. Primero: el cartero

siernpre lleva galletitas

para perro. Podria estar

ayudando a esos sinver­

giienzas a entrenar a Mr.

Chips a rastrear botines para

robarlos. Segundo: el sabe cuando se va la

gente de vacaciones, asi que puede reconocer

el barrio y dar el chivatazo a los tipejos cuan­

do la gente esta fuera de casa. Y tercero: lcual

es ellugar perfecto para esconder un botin de

diamantes? Una saca de correos. Dentro de

nada, la gente dejara de recibir la correspon­

dencia y no quedara joya alguna en todo el

estado de Virginia. A las pruebas me remito.

-Pero jsi Jack Frost te regalo unas mano­

plas en Navidad! jSi hasta hizo que nevara!

Dime, lacaso un ladron de joyas te regalaria

unas manoplas? lCrees que un robaperros

haria que nevase en Navidad? -Stink se

135

Page 68: Libro Judy Moody es Detective.pdf

arranco la placa del insecto y se la entrego a

Judy-. iMe largo! -dijo enfadado.

-Antes de irte, ve y preguntale a Jack

Frost de donde ha sacado esa cuerda.

Stink se cruzo de brazos. Y descruzo los

brazos. Se fue caminando hacia Jack Frost.

Judy Ie siguio de cerca. Stink pregunto a Frost

sobre las revistas atadas con cuerda.

-Ah, eso. Solo ayudo a la senora Strate­

meyer, una viejecita que vive calle abajo y

no puede salir de casa, asi que amontona las

revistas viejas y yo las reciclo por ella.

-iAja! Entonces si que ha visto a una vie­

jecita hoy - dijo Judy. Mentira, mentira, aga­

rrate las narices y tira. -Claro -dijo Jack Frost-, es que las car­

tas no se reparten solas -el cartero se subio

a su camioneta de un saltito y la puso en

marcha-. iContadme si encontrais ese sand­

wich! -grito. ,

136

-LLo yes? -dijo Stink-. La cuerda no es

mas que uno de esos pajarracos de plastico.

-Senuelo -dijeron Frank y Rocky a la

vez. -Senuelo, pilluelo. A las pruebas me re-

mito -dijo Judy. Y justa en ese momento se

dio cuenta de que la furgoneta del servicio de

.correos ya habia salido calle abajo-. iEspe­

re! LComo se llamaba la viejecita? LComo se

escribe su nombre? LY en que calle vive? Pero ya era demasiado tarde. Las luces

traseras del vehiculo de Frost ya estaban do-

blando la esquina.

137

Page 69: Libro Judy Moody es Detective.pdf

a c~('·'oso Caso de L-aS rvr''3as de ~aL-L-eta

Al dia siguiente, ella, Judy Moody, estaba de

mal humor. Un mal humor nada detectives­

co, un mal humor de mosqueo nada propio

de Nancy Drew. Hasta ahora, ni una sola

pista les habia conducido a localizar a Mr.

Chips. Nancy Drew conseguia que todo pa­

reciese muy facilon aunque se encontrara

en plena avalancha 0 la estuviese estrangu­

lando una serpiente piton. lY si la detective

Judy Moody nunca fuese capaz de resolver

el caso? lY si Mr. Chips no regresara nunca a

casa?

139

Page 70: Libro Judy Moody es Detective.pdf

Misterio NO-resuelto. Judy se preguntaba

si Nancy Drew se dej6 algun caso sin resol­

ver. Creia que no. RegIa Numero Uno: ino te

rindas nunca!

Judy se sent6 a la mesa de los alumnos de

Tercero. Entre mordisco y mordisco de su

sandwich de mantequilla de cacahuete y

platano, hizo una lista de sospechosos en su

libreta de detective:

El rastro de la pista se habia enfriado. La

furgoneta verde habia regresado al colegio

esa manana, pero ya se habia marchado a la

hora del almuerzo. El retrete del servicio de

las chicas ya estaba arreglado y Jack Frost es-

-taba repartiendo la correspondencia, como

todos los dias. Incluso la senora S probable­

mente seria una viejecita encantadora igua­

lita que la senora Abby Rowen del numero 1

de Nancy Drew, EI Secreta del Viejo Reloj. Una

viejecita encantadora a quien Ie gustaba re­

ciclar.

Judy estaba en la luna cuando oy6 gritar

a Jessica Finch desde el otro extremo de la

mesa.

-iEh, mi comida! Alguien ... iJudy Moody

si que me ha robado la comida de verdad

esta vez!

HI

Page 71: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-jY a mi tambienl -dijo Matthew.

-jYa mil -dijo Jordan.

Toda la mesa de alum nos de Tercero se

quedo mirando a Judy con los ojos como platos.

Judy saIto de su silla y miro en el interior

de la fiambrera de cerditos rosas de Jessica.

-L Era un sandwich de mortadela? -pre­

gunto.

-Incorrecto. Prueba otra vez -dijo Jessica.

-LEra tu comida un sandwich de morta-

dela? -pregunto Judy a Matthew.

-No.

-LY la tuya, era un sandwich de morta-

dela? -pregunto Judy a Jordan.

Jordan meneo la cabeza en un gesto ne­

gativo: no.

-Pero alguien ha tirado mi ensalada.

-Alguien ha espachurrado mi sandwich

de brecol -dijo' Matthew.

H2

-Y alguien ha desparramado la manza­

na que llevaba mi pita vegetal -dijo Jessica

Finch con recochineo. -Y vosotros, que, Les que so is el club de la

lechuga 0 algo asi? Jessica miro a Matthew y a Jordan.

-Somos el Trio Calabaza -y no 10 de cia en

. broma, no. Judy se partio de risa y la leche que

se estaba bebiendo se Ie salio por la nariz-.

Nos traemos comida sana para almorzar y la

compartimos. Hoy he traido una galleta inte­

gral de chocolate para cada uno -prosiguio

Jessica-, y la mia YA NO ESTA, se ha esfuma­

do. Lo unico que queda es una minucia de mi­

gajas. -Asi es como las galletas se desmenucian

-bromeo Judy. -La mia tambien se ha esfumado -dijo

Matthew. -Y la mia -dijo Jordan.

H3

Page 72: Libro Judy Moody es Detective.pdf

,

-y sabemos quien nos las ha robado -los

tres miembros del Trio Calabaza sefialaron a

Judy Moody-. Devuelvenoslas, monstruoso

monstruo de las galletas.

-Eso si que son minucias. Aver, lpor que

iba yo a robar una galleta de chocolate cuan­

do tengo la mia propia aqui mis ... ? -levan­

t6 su sandwich y busc6 debajo de la serville­

ta-. i Recascaras! Alguien me ha robado la

galleta a mi tambien.

Algo extrafio estaba pasando en el cole­

gio, y era cada vez mas y mas extrafio, con

cada minuto transcurrido.

-Jessica, lhas llevado hoy tu fiambrera

contigo todo el tiempo?

-Detective de pacotilla -contest6 Jessi­

ca-. El sefior Todd nos dijo que dejasemos

aqui fuera la comida antes de ir a la bibliote­

ca, lrecuerdas? Cualquiera Ie podria haber

echado el guante.

Page 73: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Apuesto a que ha sido uno de Quinto

-dijo Jordan.

No tan deprisa, que me da la risa. lNo habia

vuelto hoy la furgoneta verde por el colegio?

lEs que esos tipejos estaban entrenando aho­

ra a Mr. Chips a robar galletas de chocolate?

Pero lpor que? Quiza las galletas fuesen un

ejercicio, parte de su entrenamiento. Hoy Ie

estaban ensenando a seguir el rastro de las

galletas de chocolate, lseria manana el tur­

no de los diamantes y las joyas?

A Nancy Drew sus casos la dejaban confu­

sa. Judy estaba confusa y patidifusa, que era

una forma de decir «perpleja» en plan Nan­

cy Drew.

lO a ella no Ie pasaba eso?

-iCarambanqs! iCreo que ya 10 tengo!

-dijo Judy. La unico que necesitaba ahora

era una sola pista mas. Una sola pieza mas

para resolver el rompecabezas y aclarar

H6

todo el caso de una vez por todas. Y esa pista

solo podia obtenerla de una persona: Jack

Frost, el cartero.

Durante el resto de dia, Judy Moody estu­

vo en supermegaascuas. En cuanto se baj6

del autobus sali6 corriendo calle abajo en

busca del cartero.

-iHola senor Frost! -Ie dijo Judy a voces.

-lAh, es que ya volvemos a ser amigos?

-dijo en broma el senor Frost.

-Compis -dijo Judy con un gesto de

asentimiento-. Tengo una pregunta.

-Dispara -dijo el cartero.

-Vale, volvamos a pensar en el dia de

ayer. Aparte del sandwich de mortadela, lha­

bia algo mas en su comida? -pregunt6 Judy,

que ya tenia preparada la libreta y tambien

ellapiz.

Jack Frost se rasc6 la cabeza. Y se dio unos

golpecitos en la barba.

H7

Page 74: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Bueno, veamos. Habia una zana-

horia .. .

-Aja, aja. LQue mas, que mas?

-Una caja de pasas ...

-LY ... ?

-Ah, sf. Una supercrujiente y apetitosa ga-

lleta de chocolate. Tenia unas ganas locas de

comermela, pero solo quedaron unas mig as.

-iPor todos los carambanos! -chi1l6

Judy.

Por fin ella, Judy Moody, tenia la oportu­

nidad de darle un giro al caso. Ahora sabia

c6mo se sinti6 Nancy Drew en La Contrasefla

de Larkspur Lane, cuando desCifr6 el c6digo

secreto y resolvi6 el caso.

'BL. ~O\-OSo Caso de\- ~ab~eso ~es~e6~

Judy se fue corriendo a casa a preparar ga­

lletas. En menos tiempo de 10 que se tarda

en decir «te espio, ladr6n, con mi ojo de

halc6n», la harina ya iba de aqui para alIa

y la mantequilla se habia puesto a derre­

tir.

-Huele a masa para hacer galletas de

chocolate -dijo Stink, asomandose para ver

el contenido del bol-. iMmm, que rico! LPue­

do ayudar?

- Me ayudas si no te comes los trocitos de

chocolate. Son unas galletas detectivescas

H9

Page 75: Libro Judy Moody es Detective.pdf

superimportantes. Galletas rastreadoras de

Mr. Chips. Galletas resuel-ve-casos.

Cuando las bandejas de galletas estuvie­

ron llenas, fue Mama quien las metio en el

horno por elIos.

-Stink, ya estamos listos para la Fase

Uno. Ve a buscar el ventilador -dijo Judy.

-LEI ventilador? LPara que?

-Vamos a tender una trampa. Como pare-

ce que no somos capaces de dar con Mr. Chips,

tendremos que hacer que sea el quien venga a

nosotros. Y 10 haremos con galletas de choco­

late. Unas galletas que son la clave del caso.

-L Quieres decir que vamos a hacer que el

olor a galleta salga fuera y asi Mr. Chips 10

rastreara con su superolfato y se escapara

para venir aqui corriendo?

-Directo a nuestros brazos -dijo Judy.

-LY los tipejos vendrcin entonces corrien-

do detras de Mr. Chips para atraparlo?

151

Page 76: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Directos a los brazos del oficial Kopp

-dijo Judy. -iGenial! -dijo Stink y puso en marcha

enseguida el ventilador. En apenas un instante, Judy y Stink oye­

ron un ruido y salieron disparados a la puer­

ta principal. Eran Frank y Rocky.

-iCreiamos que erais Mr. Chips! -dijo

Judy. Les explico su Plan Magistral de la Ga­

lleta Caza-Ladrones.

-LY como sabes que va a funcionar? -pre­

gunto Rocky.

-Ha funcionado con vosotros, Lno? -dijo

Judy con una sonrisa-. Es el momenta de

llamar a la comisaria y decirle al oficial Kopp

que venga a toda prisa si quiere capturar a

algun tipejo sinvergiienza.

-Y de dedrle que traiga refuerzos -dijo

el agente Pearl-, por si acaso.

152

Fase Dos: Judy apilo en un plato una mon­

tana de galletas calentitas recien salidas del

horno. Frank y Rocky se llevaron algunas y

fueron dejando un reguero de migas de galle­

ta desde la acera, doblando la esquina, por la

entrada de la casa y hasta la tienda de cam­

pana.

-Si no cazamos a Mr. Chips, al menos si

que atraparemos una buena cantidad de

hormigas -dijo Stink, que siempre tenia las

hormigas metidas en la cabeza.

-Stink, nosotros nos esconderemos dentro

de la tienda con el resto de las galletas y espe­

raremos a que aparezca Mr. Chips. Toma tu la

radio de Frank y ve a esconderte en los arbus­

tos de la parte de delante. Si yes la furgoneta

verde, llama nos y grita «ichocolate a la vis­

ta!». Sera el codigo secreto.

153

Page 77: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-A sus 6rdenes -dijo Stink-. Un mo­

mento. No vale. lPor que a vosotros os toca

quedaros en la tienda con las galletas y yo

tengo que largarme a los matorrales, solo y

sin galletas?

Judy Ie mostr6 con firmeza el otro emisor

de radio.

-Puedes llamarnos por radio todas las

veces que te sientas solo.

Stink agarro dos galletas.

-jEh, til! -voce6 Judy-. Devuelvelas.

-RegIa Nilmero Uno: nunca resuelvas un

crimen con el est6mago vacio.

EI Plan Magistral de la Galleta Caza-La­

drones estaba listo y a punto. Ahora, 10

ilnico que teni.?-n que hacer era esperar.

-Atenci6n, base, aqui el agente 007 -dijo

Stink-. lMe recibe? Tenemos un posible esca­

rabajo lechuguino.

-lQUe?

15~

-Es un Volkswagen Escarabajo de color

verde -dijo Stink.

-Un Escarabajo no es precisamente una

furgoneta, Stink.

Vigilaron y esperaron, y esperaron y vigi­

laron un poquito mas.

-Atenci6n, base -dijo Stink-. Adelante

base, lme recibe?

-Le recibo -dijo Judy.

- La madre de Rocky esta sacando la ba-

sura. Cambio.

-Oh, oh ... -dijo Rocky-. Eso tenia que

haberlo hecho yo.

-Tenemos una A-de-Agente, R-de-Robo,

D-de-Detective, I-de-Investigaci6n, L-de-U­

monada y A-de-Astro -dijo Stink.

-lUna que? -Ie pregunt6 Frank a Judy.

-Una A-R-D-I-L-A. Creo que ha querido de-

cir ARDILLA. Aver si aprendes a deletrear, Stink.

Y esperaron un poquito mas.

155

Page 78: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Escarabajo lechuguino sigue aparca­

do. Intruso feline subido a una valla. Cam­

bio -dijo Stink.

-Repita, agente. lHa dicho intruso?

-Es un gato.

-Pero lse ve la furgoneta verde?

-Negativo 10 de la furgoneta. Solo un

cuervo que picotea un trozo de pizza tirado

en la acera.

-lEntonces que? lNos vamos a quedar

aqui sentados? -pregunt6 Frank.

-Pues a mi se me ha dormido el trasero

-dijo Rocky.

-Vigilar es muy aburrido -dijo Stink por

la radio.

-NO 10 es ~ijo Judy-. Es tan emocionan­

te como esa vez que Nancy Drew, en El Misterio

de la Mansi6n Cubierta de Musgo, persigui6 a un

leopardo y 10 atrap6 en el garaje con una pildo­

ra anestesica oculta dentro de un trozo de came.

156

Page 79: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-jChocolate a la vista, chocolate a la vis­

ta! -grito Stink-. Hay movimiento en los

arbustos al otro lado de la calle. Creo que he

visto algo peludo.

Judy se sento erguida, sobre sus talones,

bien alerta. Frank y Rocky oteaban desde la

abertura de entrada de la tienda.

- ,Negativo, borrad eso. Es otra vez el in­

truso felino.

y otro poquito mas de espera.

-jChocolate a la vista! -volvio a gritar

Stink-. LSe me recibe? Creo que he visto un

rabo.

-LEI rabo de un perro?

-Fa Is a alarma. Es solo la A-de-Agente, R-

de-Robo ...

- Stink, que sepas que te dejamos quedar­

te calladito -Ie dijo Judy.

-jChocolate a la vista! -susurro Stink-.

jCHOCOLATE A LA VISTA!

158

-Este no para de gritar «chocolate a la

vista» -dijo Frank.

-Pues esta vez no nos 10 vamos a tragar.

Y justa en ese preciso instante, Judy escu­

cho un sonido nuevo. Un sonido de rastrear y

olisquear. Un sonido de trotar y escarbar.

LEs el? LEra el? LSeria el?

Los tres rostros se asomaron a mirar al ex-

terior de la abertura de la tienda.

jPor todos los carambanos! jMR. CHIPS!

Judy Ie mostro una galleta de chocolate.

-jBuen chico! Ven aqui, Mr. Chips.

De un salto, el cachorrillo se planto en la

tienda y cayo sobre Judy, que acabo en el

suelo. Las galletas salieron volando por los

aires y Mr. Chips no paraba de mover 1

rabo a mil por hora. Judy Ie dio un abrazo

muy gordo a aquella bola de pelo que no

quedaba quieta, y un beso en el hocico bri­

llante.

159

Page 80: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-jMr. Chips! -gritaron Frank y Rocky-.

Aver, Lquien es un buen chico? jPues til, cla­

ro que si!

Mr. Chips se revole6 y se qued6 patas arri­

ba, y los chicos Ie hicieron cosquillas en la

barriga.

-jChocolate a la vista! jChocolate a la

vista! -seguia gritando Stink-. Adelante

base, Lme recibe? -finalmente, Stink decidi6

volver corriendo a la tienda, donde la peque­

na bola de pelo de color chocolate no paraba

de darle lametones a Judy, Frank y Rocky de

la cabeza a los pies-. jOS 10 dije! -grit6

Stink.

-LD6nde andabas til, pequenin? -pre­

guntaba Rocky entre lamet6n y lamet6n del

perro-. Ojala pudieses contarnos d6nde es­

tabas.

-Mr. Chips, ahora estas a salvo de esos ti­

pejos sinverguenzas -dijo Frank-. Stink, no

has visto la furgoneta verde, Lno?

-No. Ni siquiera un trocito de cuerda 0

un pedacito de sandwich de mortadela.

- LY c6mo te has escapado til de esos tipe­

jos? -pregunt6 Judy-. LQuien es el perro

mas listo, quien? Pues til, claro que sf.

-Atenci6n base. Tenemos a Papa Oso al

acecho y viene con toda la artilleria.

-La vigilancia ya se ha acabado, Stink, asi

que ya puedes hablar normal -dijo Judy.

Justo en ese momento vio el coche patrulla

que habia aparcado en la entrada de la cas a

con las sirenas encendidas-. jOficial Kopp!

-grit6 Judy mientras cruzaba el jardin a

161

Page 81: Libro Judy Moody es Detective.pdf

toda velocidad-. iMire a qUien hemos en­

contrado!

-Pero ldonde te habias ido tu, jovencito?

-Ie pregunto el oficial Kopp al cachorrillo

mientras Ie ponia una correa. Mr. Chips se tiro

de un salta a los brazos del policia sin dejar de

menear el rabo y de besuquearlo a lameto-

. nes, como si no Ie hubiese visto en un ano.

Despues de todas las preguntas al perrito,

los «pero-donde-estabas-tu», 0 «pero-como­

lo-hiciste» y un «no-lo-vuelvas-a-hacer», el

oficial Kopp pregunto a los chicos:

- Bueno, decidme, lcomo habeis encon­

trado a este pequenin?

-Elemental, querido oficial-dijo Judy-.

Le tendimos una trampa con galletas de cho­

colate.

-iQue buena idea! -dijo el policia.

-lHa traido refuerzos para atrapar a los ti-

pejos de la furgoneta verde? -pregunto Stink.

Page 82: Libro Judy Moody es Detective.pdf

-Si, eso -dijo Frank-. ibamos detr6s de

ellos el dia que Mr. Chips rob6 el hueso del

supermercado. -AI principio creiamos que se trataba de

una banda de robaperros -Ie cont6 Judy.

-Si, como si se hubiesen llevado a Mr.

Chips para cobrar despues la recompensa

-afiadi6 Stink.

-Entonces se me encendi6 en la cabeza

la bombilla detectivesca y nos pusimos a se­

guir un mont6n de pistas por toda la ciudad,

hasta que descubrimos que estaban entre­

nando a Mr. Chips para robar cosas, y 10 ha­

cian oblig6ndole a seguir el rastro de galletas

de chocolate. -Primero van las galletas de chocolate,

despues los diamantes -dijo Stink.

El oficial Kopp se ech6 a reir. -Mmm, menudo trabajo detectivesco tan

interesante ... Desde luego, habeis resuelto el

caso. Pero me temo que no ha llegado a la

comisaria ninguna denuncia de que hayan

desaparecido diaman tes.

-lLo veis? -dijo Judy d6ndose la vuel­

ta hacia sus colegas detectives-. No solo

hemos rescatado a Mr. Chips, sino que he­

mos evitado el delito de esos tipejos justa a . tiempo.

-Si, a mi me parece que sin duda habeis

capturado al ladronzuelo. Al ladr6n de las

galletas, nuestro querido Mr. Chips.

Judy no estaba tan segura. Ella, Moody

Ojo de Hak6n, iba a mantener los ojos bien

abiertos por si acaso.

-Nunca 10 sabremos a ciencia cierta, pero

yo creo que Mr. Chips es un mago escapista,

un verdadero Houdini. Todo 10 que podemos

suponer es que debi6 de empujar en la parte

de abajo de la valla 10 suficiente como para

colarse por una rendija y despues se fue co-

Page 83: Libro Judy Moody es Detective.pdf

rriendo por la ciudad buscando comida, de

tanta hambre que tenia.

-lPor eso robo el hueso del supermerca­

do? -pregunto Frank.

-j Y el sandwich de mortadela de Jack

Frost! -afiadio Stink.

-Y 1 uego se metio en el cole y se cornia

las galletas de chocolate de nuestro almuer­

zo -dijo Judy-, porque Ie encantan los tro­

citos de chocolate que llevan esas galletas,

lverdad, oficial Kopp?

-Pues en realidad no -dijo el polida-.

Mr. Chips no se come las galletas de chocola­

te, las entierra.

-l Ehhh? -exclamaron todos a la vez.

-La mayoria de los perros son muy golo-

sos y tienen mliy buen olfato para el choco­

late. La primera vez que Mr. Chips vino a casa

conmigo, mi mujer estaba preparando galle­

tas de chocolate. Se fue directo a los trocitos

166

Page 84: Libro Judy Moody es Detective.pdf

de chocolate y se comio un buen monton an­

tes de que 10 pudiesemos impedir.

-Oh, no -dijo Frank-, los perros no

pueden comer chocolate. Es como un veneno

para ellos, hace que se pong an malos.

-Asi es - dijo el oficial Kopp-. El pobre­

cillo se puso a vomitar. Lo llevamos al veteri­

nario y nos dijo que el chocolate es malo

para los perros. Por eso, antes de recibir nin­

gun entrenamiento como perro policia, 10

entrenamos a no comer chocolate.

-LY por que roba todas esas galletas, en­

tonces? -pregunto Judy.

-Adelante, dale una galleta -dijo el ofi­

cial Kopp- y mira 10 que hace.

Judy Ie ensefio una galleta a Mr. Chips. El

perro la 01fate6 y salio corriendo con ella en­

tre los dientes,· igualito que habia hecho con

el huevo en el escenario del colegio el otro

dia. Se puso a escarbar junto a un arbol.

168

-jLa va a enterrar! -exclamo Judy.

Salieron corriendo detras de Mr. Chips y

Judy echo un vistazo en el hoyo que habia

hecho en la tierra blanda.

-Oye, hay una buena cantidad de galle­

tas ahi -dijo Stink.

-Vaya pedazo de botin que tiene el tio

-dijo Frank, que sefialaba al hoyo y se reia

a carcajada limpia.

-Son las galletitas finas bafiadas en cho­

colate -dijo Judy-, las que mama Ie com­

pro a Jessica Finch cuando hizo de girl-scout.

Yo me las habia dejado en la tienda.

-LQue os dije? -exclamo el oficial

Kopp mientras recogia a Mr. Chips-. Bue­

no, ahora que te han encontrado estos su­

perdetectives, sera mejor que te lleve a

casa, Lno te parece, jovencito? -y froto la

nariz contra el hocico de Mr. Chips-. Me

preocupaba no volver a verlo. Os estoy

169

Page 85: Libro Judy Moody es Detective.pdf

muy agradecido. Y Mr. Chips tambien 10

esta.

-iGenial! -dijo Judy-. Por fin conseguf

resolver un misterio. El Misterio del Perro Po­

lida Desaparecido. Esto es igualito a esa vez

que Nancy Drew rescato a un cachorro de

perro polida en ellibro numero uno, EI Secre­

ta del Viejo Reloj. En serio -y se sintio tan ra­

diante como el adorno dorado de los mocasi­

nes de Nancy Drew.

-lHay alguna recompensa? -pregunto

Stink.

-l Va a arrestar a Mr. Chips por robar el

hueso? -pregunto Frank.

-l Va a tener Mr. Chips aun la posibilidad

de convertirse en un perro polida? -pregun­

to Rocky.

-No, no y sf -respondio el oficial Kopp a

las tres preguntas-, pero necesitara un tiem­

po, tiene mucho que aprender. Debe entre-

170

\ ( 1// /

Page 86: Libro Judy Moody es Detective.pdf

nar bastante, asi que regresara a la Escuela

Canina de Detectives.

-Ay, ojala me 10 pudiese quedar -dijo

Stink.

-No es una mascota, Stink -dijo Judy-.

Es un investigador contra el crimen. LVerdad

que si, Mr. Chips? -y tambien frot6 la nariz

contra el hocico del cachorrillo.

-Parece que el misterio ha quedado defi­

nitivamente resuelto -dijo el oficial Kopp-.

Se acab6 el rapifiar galletas, colega. Caso ce­

rrado.

L Caso cerra do ? Si algo habia aprendido

Judy Moody de Nancy Drew (aparte de aque­

llo de «no salgas nunca de cas a sin una hor­

quilla»), era que el trabajo de un detective no

termina nunca.Mansiones encantadas, dia­

rios secretos, diamantes robados ... Habia un

misterio a la vue Ita de cada esquina, a la es­

pera de ser resuelto. Y dondequiera que hu-

172

biese un misterio, alIi estaria Judy.

Los chicos se despidieron del oficial Kopp y

de Mr. Chips.

-Si desaparecen unos diamantes -dijo

Judy-, ya sabe a quien tiene que llamar.

-LA quien? -pregunt6 Stink.

-A Judy Moody, la chica detective -dijo

ella con una sonrisa de oreja a oreja.

*CASO CERRADO*

173

Page 87: Libro Judy Moody es Detective.pdf

:S-~y Moody y eL­

{vY',s+et'\o deL- Ar\'L-L-o deL­

)-t\.tMOt' -:Pes8;>8t'ec. -,do Por Megan McDonald

Judy Moody iba caminando con la nariz me­

tida en el numero 32 de Nancy Drew, El Mis­

teria de la Zapatilla Escarlata, cuando jPUM!,

se dio de bruces con una alumna de Cuarto.

Ademas, la chica de Cuarto llevaba un mon­

ton enorme de libros de la biblioteca, que sa­

lieron volando por los aires. jHala!

-Lo siento -dijeron a la vez Judy y la

chica.

Judy la ayudo a recogerlos.

-I,El Secreta del Vieja Atica? -Ie pregun­

to-. I, La Escalera Oculta?

175

p

p

Page 88: Libro Judy Moody es Detective.pdf

p -Soy fan de Nancy Drew -dijo la chica. -Pero isi esto parece una mansi6n encan-

~ -iYo si que soy fan de Nancy Drew! Me tada! -dijo Stink-. Yo no entro ahi ni loco.

estoy leyendo los cincuenta y seis libros clasi- La cas a tenia un aire antiguo y escalo-

~ cos, y voy por el numero treinta y dos. friante. Judy ech6 un vistazo a su anillo del p -Oye, Lno te acuerdas? Jugamos juntas humor: naranja. Naranja de nerviosa. Naran-

al futbol el verano pasado. Voy a otro cole- ja de Ay-que-no-estoy-segura. Un naranja que

gio, pero mi madre conoce a la tuya. Me lla- parecia decirle Nunca-entres-en-casas-encan-

p mo Alyssa. tadas. ~ -Ah, si, ies verdad! -exclam6 Judy. Judy se meti6 la mana en el bolsillo en el

En menos tiempo de 10 que se tarda en de- que guardaba la barra de labios de socorro y

~ cir «zapatilla escarlata», Judy ya habia que- eso fue una ayuda para reunir valor. Ascen- p dado para jugar con Alyssa. di6 por los escalones morados y llam6 a la

puerta principal.

p '@'@>'@ Alyssa abri6 la puerta y Judy entr6 en la

~ casa. Lo primero en 10 que se fij6 fue una

La madre de Judy detuvo el coche frente a lampara de arana que habia en el vestibulo: .... . la entrada de la cas a de Alyssa. Tenia un os se balanceaba hacia delante y hacia atras.

~ escalones de color morado, un porche cu- Entonces, como surgida de la nada, una mu- p bierto de enredaderas y una torre redon- sica escalofriante se fue apoderando de la

da. habitaci6n.

176 177

Page 89: Libro Judy Moody es Detective.pdf

P Judy tenia la piel de gallina y los pelos de telarafias y de trastos cubiertos de polvo mi- <\ punta pero, al parecer, Alyssa no se daba lenario: sillas, alfombtas enrolladas, cuadros

cuenta. antiguos y un espejo roto.

<\ -L Esta casa esta encantada? -susurro Justo en ese momento, algo llamo la aten-

P Judy. cion de Judy, algo que via con el rabillo del

-Por supuesto que no -se rio Alyssa-. ojo. Algo en el espejo. A.lgo peludo yaterrador.

No seas boba -Judy empezo a relajarse un -iAAAAHHHHHH! -grito Judy, cayendose

p poco, pero Alyssa continuo hablando en voz de espaldas al suelo. Consiguio ponerse en pie <\ baja-: LSabes? A veces oigo sonidos espeluz- de nuevo y salio directa hacia las escaleras-.

nantes que proceden delatico. LQuieres subir? iMe parece ... he visto ... un gorila ... fantasma!

<\ -LSubir? LIe refieres a subir por las esca- -iJudy! iEspera! iPQra! p leras y eso? LAI atico espeluznante? -Judy Pero Judy no se detuvo. No se quedo a es-

comprobo el estado de su anillo: azul verdo- perar. Salio yolanda del atico escaleras aba-

p so. El azul verdoso era relajada, tranquila. Pero jo, luego atravesola pUerta principal, llego al

<\ bueno, isi ella, Judy Moody, no se sentia en exterior y se fue a casa tan rapido como pudo.

absoluto relajada ni tranquila!

Una vez enelpiso de arriba, Alyssa tiro de '@'@'@

<\ una cuerda que colgaba del techo y aparecio p una escalera secreta que conducia al atico. Judy intento dejar de pensar en casas encan-

iCarambanos! Aquel lugar estaba lleno de tadas. Intento no pensar en lamparas enor-

178 179

Page 90: Libro Judy Moody es Detective.pdf

p mes que se medan ni tampoco en musica una manzana, pero no iba a dejar que se la

~ escalofriante. Tampoco queria pensar en go- comiese. Todavia no.

rilas ni en fantasmas. -jTe 10 prometo por la pizza! jYo no te 10

~ Ella, Judy Moody, estaba de mal humor. he robado! Lo llevabas puesto en el coche, vi p Un mal humor de escalofrio-que-te-recorre- como 10 mirabas. Puede que ese gorila se co-

la-espalda. i. De que color estara mi anillo del miese tu anillo del humor.

humor? Se mirola mano. jEl gorila! jPor supuesto que si! Llevaba

p jAhi va! jSU anillo del humor! Lo habia P- puesto el anillo en el atico, justa antes de ~ E-R-D-I-D-O, jno! Esto si que era un verdade- que ...

ro misterio para Judy Moody, la chica detec- iNo tan deprisa, que me da la risa! Aquello

~ tive, real como la vida misma: El Misterio del era igualito que ... el libro numero 2 de p Anillo del Humor Desaparecido. Nancy Drew, La Escalera Ocuita. Nancy va a

;.Cuando 10 habia visto porultima vez? En el una mansion espeluznante, alIi ve una es-

p desayuno, en el fUtbol, en el coche con Stink ... peluznante lampara de arana que se bam-

~ jStink! bolea, escucha una musica espeluznante,

Judy Drewdy se fue a buscar a su sospe- encuentra una escalera oculta y espeluz-

choso numera' uno y dirigio la luz de la lin- nante, y ve un gorila espeluznante en la

~ terna a los ojo"s de Stink. ventana. p -;. Donde esta mi anillo del humor? -Ie Es posible que, al final, jla casa de Alyssa

pregunto un millon de veces. Judy Ie mostro si que este encantada! Yella, Judy Moody, te-

Page 91: Libro Judy Moody es Detective.pdf

p

p

p

nia que regresar alli para recuperar su ani-

110. Brrrr, la sola idea Ie hacia tiritar.

Alyssa abrio la puerta principal y parecio

sorprendida de ver a Judy. -Hola, Lhas visto tu mi anillo del humor?

-pregunto Judy a Alyssa. -LAnillo del humor? -dijo Alyssa-.

Lo llevabas puesto cuando subimos al ati­

co. -Entonces creo que tu casa esta encanta­

da de verdad de la buena -dij6 Judy.

Alyssa se partio de risa como si fuera una

hiena. -iHas caid~!rHas caido hasta el fondo!

-Quieres decir que ... Ltodo ese rollo esca-

lofriante no era mas que una broma super­

gordisima?

-Estaba leyendo La Escalera OcuJta y se

me ocurrio asustarte igual que en ellibro. Asi

que Ie pedi a mi hermano que saltara sobre

la cama para hacer que se balancease la

lampara, que pusiera una musica tenebrosa

y se escondiese en el atico con su mascara de

gorila. iJudy Moody, has resuelto el caso!

- iGENIAL! -dijo Judy-. Pero ... aun te­

nemos que resolver el Misterio del Anillo del

Humor Desaparecido.

Judy y Alyssa recorrieron a gatas el suelo del

atico en busca de su anillo del humor.

-Estoy segura de que se te cayo, sin mas

-dijo Alyssa-, pero Ldonde?

-Me parece que mi anillo del humor no

esta de humor para que 10 encontremos -dijo

Judy. De pronto, su mana presiono una tabli-

p

p

p

Page 92: Libro Judy Moody es Detective.pdf

p Ua suelta en el suelo. La tabliUa se levant6 -lAlicia Superman nos ha dejado un c6-

~ entera y, debajo, habia ... iun compartimento digo secreto de 1930? -chil16 Judy.

secreto superchulo! -No, boba, Alicia Sutherland. Debi6 de vi-

~ -iMi aniUo! -grit6 Judy, poniendoselo vir aqui hace muchisimo tiempo y tambien p enseguida en el dedo-. Me imagin~ que sal- leia a Nancy Drew. Pero ique increible!, lno?

dria yolanda ayer, cuando vi a tu hermano Piensalo: dej6 aqui esta nota para que noso-

el gorila, y se co16 ahi por una grieta. tras la encontrasemos algun dia. Como si

p Alyssa observ6 el interior del agujero os- fuese un misterio que tuviera ochenta anos. ~ curo. -i Pues es mas mayor que mi abuela Lou!

-Eh, lque es esto? -dijo Judy, mirando el c6digo secreto-. lNo

~ Sac6 algo y sop16 con fuerza para quitarle te parece el clasico c6digo del abecedario al p

el polvo. La nube que se habia formado se reyes? Ya sabes, donde la letra «A» equivale a

desvaneci6. iEra una nota! Y ademas estaba la «Z».

p escrita en un c6digo secreto. Las chicas tomaron un lapiz y se pusieron

~ a descifrar el c6digo.

NRll YN Ol -1\ f Rl l -1\ CWYO ~YX?JL ': fir'h'\ VlJO: MIRA EN LAS VIGAS DEL TECHO

~ LVI ~Vl7or ~VI'YI J~ NVI'YI C:(1)~w) P Alic:iVl ?Jut h~r\VI'YIJ Judy y Alyssa rebuscaron por todo el atico,

Z3 J~ Jic:i~'h'\~~ J~ 13JO arriba y abajo.

18¥ 185

Page 93: Libro Judy Moody es Detective.pdf

p -jCreo que veo algo azul aqui arriba, Qu~rid"l chic"l d~\ ~ot u\1>: ~ al fondo! -grit6 Alyssa, que tenia el brazo '2>i i i~1'\~S ~si ~ \i~\1> ~1'\i ~ \"lS h'\"l1'\oS estirado y metido entre las vigas. Extrajo ~S 1u~ h"ls ~Su~\i 0 h'\i tv\,6i ~rio d~ \"lS \{iJ"lS d~\ Allco.

~ un libro descolorido y polvoriento-. Es el i"£~s iJu"l\ii "l1U~ N"l1'\c{ 1)~vv*\ p numero dos de Nancy Drew, iLa Escalera A. '2>. Oculta! Y es igual que el ejemplar que sa-

que de la biblioteca, pero muchisimo mas -jlgual-igual! -exclam6 Judy sonriendo p viejo. a Alyssa. ~ jPor todos los recarambanos! Judy casi no

se atrevia a respirar.

~ -Apuesto a que este es uno de los prime- p ros libros de Nancy Drew que salieron. jTiene

que valer tropecientos mil d61ares!

p Alyssa abri6 ellibro.

~ -j Mira! Escribi6 algo con una letra pre-

ciosa.

Judy alcanz6 d Ynirar por encima del hom-

~ bro de Alyssa y ley6 la inscripci6n: *Nancy Drewes una detective aficionada, creada p por el escritor estadounidense Edward Stratemeyer, que ha sido protagonista de varias series de nove-las de misterio para nifios y adolescentes.

Page 94: Libro Judy Moody es Detective.pdf

. r Q,~

---T OOoCS Iocs -tf-tuI04? ~ Ia c.ole..c..U6r\:

tJ JIJ~~ Moo~~ e...cs-tci ~e... mal kumor) ~e... mlJ~ mal klJmor

tJ JIJ~~ Moo~~ ?e... v'1Je...1v'e... -famocsa

tJ JIJ~~ MoO~~ CSalv'a e...1 pi Me...-ta

tJ JIJ~~ Moo~~ adiv'i(\a eJ -fIJ-tlJro

tJ iJIJ~~ Moo~~ e...cs ~oc.. -tora!

tJ JIJ~~ Moo~~ la v'1JeJ-ta al mlJ(\~o e...r\ oc..ho ~facs ~ m~io

tJ JIJ~~ ""~od~ ?e... ~e...c..lara i(\~e...pe...r\~ie...r\-te...

tJ JIJ~~ Moo~~ c..ambia ~e... look.

tJ JIJ~~ MO~~~ e...cs ~e... -te...c.. -tiv'e...

· .. y Stif\K. sU travieso hermano,

es diveItido e imaginativ~ y siempre esta compitiendo con su hermana mayor, Judy,

a la que a menudo saca de sus casillas.

,stink tambien es incre,ble~

tJ stink, el Increible Nino Menguante

tJ Stink y el Increible Rompemandibulas Supergalactico

tJ Stink y las deportivas mas superapestosas del mundo

tJ Stink y el Gran Cobaya Express

.0' " tete hor partida doble con ,\vIer r • k'

Judy Moody & stln .

tJ Judy Moody & Stink . La loca, Ioca busqueda del tesoro

tJ Judy Moody & Stink . Felices Fiestas


Recommended