+ All Categories
Home > Documents > Folleto Pascua 2016.pdf

Folleto Pascua 2016.pdf

Date post: 07-Jul-2018
Category:
Author: motroca
View: 216 times
Download: 0 times
Share this document with a friend
Embed Size (px)

of 39

Transcript
  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    1/104

     

    Parroquias Cristo Salvador y San Maas

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    2/104

    2

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    3/104

    3

    Salvados por la misericordia del Padre

    Nos disponemos a celebrar la presencia de Dios en la Historia y en nuestras vidas;le hemos descubierto como un Padre con entrañas de misericordia y esto le constituyeen fuente y manantial de amor afectivo y efectivo. Es el Dios que interpreta e interiori-za el clamor de su Pueblo esclavo en Egipto y pone en marcha el proceso de libera-ción: "He visto la opresión de mi pueblo en Egipto, he oído sus quejas contra los opre-sores, me he fijado en sus sufrimientos y he bajado a liberarlos " (Ex 3, 7s)… Por estemismo principio de amor misericordioso, Dios nos envió a su propio y único Hijo, paraproclamar dichosos a los misericordiosos. Jesús se identificó vitalmente con el pastorque da la vida por la oveja perdida; nos presenta en el buen samaritano al ideal de per-sona y ciudadano y muere perdonando a los que le crucifican. A la luz de ese principiode misericordia seremos juzgados los humanos según San Mateo Mt 25. 

    Desde el miércoles de ceniza, como umbral de la Cuaresma, hemos tenido esteanuncio preciso y esperanzador de Jesús: “Id y aprended lo qué significa misericordia

    quiero, y no sacrificios; porque no he venido a llamar a los justos, sino a los pecado- res”, Mt 9,13. Por eso nuestro camino hacia la Pascua, como símbolo de la vida, quere- mos hacerlo en comunidad unida por la misericordia y sirviendo a los necesitados.

    Nos sentimos unidos y movidos como comunidad cristiana por las tres virtudesteologales a celebrar la Pascua: el amor hecho misericordia y servicio, fruto de la fe yfuente de la esperanza. La esperanza cristiana tiene dos brazos abiertos: uno dirige laesperanza hasta colmarla en la eternidad; el otro, impulsa la transformación de estemundo; pues la espera de una tierra nueva no debe amortiguar, sino más bien avivar,la preocupación de perfeccionar esta tierra. 

    Somos conscientes de que nos disponemos a celebrar como Pueblo de Dios, conintensidad y libertad, lo que es la cúspide de nuestra fe cristiana, la Pascua. A su vez ellema de la MISERICORDIA, es la fuente que desborda de la identidad divina hacia nues-tra profunda necesidad. No es bueno pensar que celebrar la Pascua cristiana es un ritobonito sin incidencia en la realidad de la vida personal y comunitaria y social. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    4/104

    4

    Queremos celebrar la Pascua como pueblo que camina en esta España concreta,relacionada con el resto de los pueblos y en comunión con la iglesia universal; mirándo-nos a nosotros mismos, seamos conscientes como lo fue el pueblo judía en Egipto, deque necesitamos celebrar Pascua; y esto suena inevitablemente a conversión hacia lavida y el amor; necesitamos salir de este Egipto tan violento en tantos aspectos quenos está ahogando. Necesitamos una revolución ecológica, política, económica y social,pero sobre todo la revolución de la ternura, el amor y la misericordia. Nuestra manerade relacionarnos entre nosotros y con la naturaleza necesita una seria rectificación. Esinsoportable la desigualdad de medios y recursos que hay entre unos ciudadanos yotros y urge preguntarnos: ¿Qué es aquello que me encadena y deshumaniza?. ¿Cómopuedo vivir de manera más solidaria y comunitaria?. Mas de 60 millones de personas enel mundo viven hostigados, fuera del hogar buscando acogida y hospitalidad, como a laantigua usanza lo buscábamos en el corazón de nuestros abuelos. Hemos de concien-ciarnos de que somos seres débiles y vulnerables y necesitamos la responsabilidad so-cial y la misericordia para  “hacernos cargo, cargar y encargarnos de la realidad” paraconstruir la comunidad humana, según las entrañas de misericordia de nuestro Dios. 

    La misericordia va más allá de la justicia; la mera justicia se vuelve cruel con losdébiles y hasta el Dios meramente justo se vuelve implacable contra los pecadores, ne-

    cesitamos todos nosotros al Dios misericordioso y para lograr esa mirada misericordiosanecesitamos una iglesia revolucionada (convertida) para mirarse a sí misma y mirar almundo con misericordia.

    Decía Santa Teresa: Imposible tener ánimo para grandes cosas, quien no se sien-te agraciado por Dios” Muy agraciados nos sentimos por la misericordia de Dios y poreso nos disponemos a hacer grandes cosas: acoger conscientemente la misericordia deDios; darle gracias de corazón. Promocionar la acción caritativo-social y su necesariacoordinación como expresión de la misericordia de Dios Padre, es signo de comunióneclesial y elemento esencial en la evangelización. La iglesia que es comunidad de servi-cio y no sólo de culto, se hace opaca e increíble cuando abandona al pobre.

    La búsqueda humilde, sencilla y agradecida, encarnada en María, quieren ser

    nuestras actitudes en el camino hacia la Pascua para la acogida, las reflexiones y laoración. María, canta desde la humildad, con alegría, al Dios fiel cuya misericordia llegaa sus fieles de generación de generación 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    5/104

    5

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    6/104

    6

    CELEBRACIÓN PENITENCIAL

    1-RITOS INICIALES 

    Canto de entrada: “Hoy vuelvo de lejos”  

    Monición de entrada: Este año se nos invita a vivir la misericor-dia dando y creando vida, liberando de los miedos a tantas perso-nas que viven angustiadas y bloqueadas por las distintas formasdel mal que nos rodea: por la enfermedad, la depresión, la falta detrabajo, la dolorosa situación de los emigrantes y refugiados, lasinjusticias de las que son víctimas, la degradación del medio am-biente. Queremos celebrar hoy la misericordia de Dios, para quenos llene de ella y nos fortalezca en nuestro compromiso porconstuir un mundo mejor para todos. 

    Saludo del sacerdote: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amen. El Dios del amor y de la misericordia esté con todos vosotros. Y con tuespíritu. 

    Oramos todos juntos:

    OH DIOS MISERICORDIOSO / MUCHAS VECES SOMOS DUROS / CON NOSO-TROS Y CON LOS DEMÁS. / NO NOS PERDONAMOS NI PERDONAMOS A NUES-TROS HERMANOS / DESCONOCEMOS TU AMOR MISERICORDIOSO /. TENEMOSUN CORAZÓN DE PIEDRA./ HOY TE PEDIMOS UN CORAZÓN DE CARNE / QUEEXPERIMENTE TU MISERICORDIA Y TU PERDÓN / PARA QUE PODAMOS ACO-GER EN ÉL / TU TERNURA Y TU AMOR / PARA PODERLOS PROYECTAR HACIA

    LOS DEMÁS /. POR JESUCRISTO NUESTRO SEÑOR. AMÉN. 

    Introducción del signo: Dos personas introducen el cartel del Año Jubilar de la Mise-ricordia. Y lo colocan en la cartelera interior con seis chinchetas. 

    2– CELEBRACIÓN DE LA PALABRA 

    Monición a la primera lectura: Hoy vamos a hacer todos juntos la primera lectura.Son infinitos los motivos que tenemos para dar gracias al Dios de la Misericordia. Va-mos a recordar alguno de ellos proclamando a dos coros el salmo 135. 

    Antífona:

    Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia 1– Dad gracias al Señor porque es bueno, porque eterna su misericordia.  Dad gracias al Dios de los dioses, porque es eterna su misericordia Dad gracias al Señor de los señores, porque es eterna su misericordia.  

    2-Él solo hizo maravillas, porque es eterna su misericordia Hizo los cielos con inteligencia, porque es eterna su misericordia. Sobre las aguas asentó la tierra, porque es eterna su misericordia. 

    1-Hizo el sol para regir el día, porque es eterna su misericordia. La luna y las estrellas para regir la noche, porque es eterna su misericordia. 

    2-Creó la vida de los hombres a su imagen, porque es eterna su misericordia Creó la posibilidad de una familia humana, porque es eterna su misericordia

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    7/104

    7

    1-Ha querido reunir a su pueblo predilecto, porque es eterna su misericordia. Nos llama por nuestro nombre, porque es eterna su misericordia. Está siempre a nuestro lado, porque es eterna su misericordia. 

    2-Levanta del polvo al desvalido, porque es eterna su misericordia, Levanta al pobre del montón de basura, porque es eterna su misericordia. Cura los corazones desgarrados, porque es eterna su misericordia. 

    Todos: Gloria al Padre y al Hijo y al Espíritu Santo, como era en el principio... 

    Dad gracias al Señor porque es bueno, porque es eterna su misericordia 

    Evangelio. (Lucas 6, 27-38) 

    Homilía 3-LITURGIA SACRAMENTAL 

    Preces-examen de conciencia: 

    -Del egoísmo y de la indiferencia. Líbrame, Señor. 

    -De la tentación de no quererte ver donde estás. Líbrame, Señor. -Por el deseo de querer tener cuanto más, mejor. Líbrame, Señor -Por querer consumir todo lo que nos ofrecen. Líbrame, Señor -Por creerme único y mejor que nadie. Líbrame, Señor. -Por no dar mi brazo a torcer. Líbrame, Señor. -Por creer solo en mis capacidades. Líbrame, Señor. -Por no ver en Ti un Padre Misericordioso. Líbrame, Señor. -Por no perdonar a quienes me ofenden. Líbrame, Señor. 

    ( Dejar un tiempo prudencial de silencio) 

    Monición antes de la confesión general: Todos juntos, en voz alta, pedimos perdón

    a Dios y a nuestros hermanos, diciendo: Confesión general: Yo confieso ante Dios todopoderoso …. 

    El celebrante pronuncia la primera parte de la absolución y le acompañan to-dos los sacerdotes con las manos extendidas: Dios Padre misericordioso, que re-concilió consigo al mundo por la muerte y resurrección de su Hijo y derramó el EspírituSanto para la remisión de los pecados os conceda por el ministerio de la Iglesia el per-dón y la paz. 

    El sacerdote celebrante informa a los fieles el orden de las confesiones. 

    Confesiones personales.  (Los sacerdotes absuelven a cada uno de los fieles,solamente con la segunda parte de la absolución: Yo te absuelvo …… 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    8/104

    8

    4– RITOS DE DESPEDIDA 

    Acción de gracias de los fieles: 

    Gracias, Padre, por el encuentro de esta tarde. / Una vez más hemos sentido elcalor de tu misericordia, / tus manos extendidas sin condiciones ni límites./

    Gracias, Jesús, por tu vida y tu palabra, / por estar siempre acompañandonuestros pasos. / Que tu Espíritu nos ayude a verte en el hermano que sufre,/ ano desanimarnos / en la apuesta por mundo más justo y fraterno, / a seguir ha-ciendo Reino en el día a día. / Que los que formamos las comunidades de tuIglesia / sepamos vivir y ofrecer la misericordia / que Tú nos enseñas al recon-ciliarnos contigo. Amén 

    Oración del Sacerdote: Señor y Padre nuestro, has estado grande con noso-tros y estamos alegres. Nos has llenado de tu misericordia y de perdón. Te da-mos gracias y te pedimos ser misioneros de esa misma misericordia ante nues-tros hermanos. Te lo pedimos por Jesucristo, nuestro Señor. Amen 

    Canto de acción de gracias 

    Te conocí y te amé te pedí perdón y me escuchaste Si te ofendí perdóname, Señor Pues te amo y nunca te olvidaré

    Yo quiero ser, Señor, amado Como el barro en mano del alfarero.Toma mi vida, hazla de nuevo.

    Yo quiero ser un barro 

    Rito de la Paz: El Señor nos ha perdonado, nosotros nos perdonamos inter-cambiando entre nosotros el gesto de la paz. Daos la paz. 

    Bendición y despedida del sacerdote 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    9/104

    9

    A lomos

    de un

    asnillo

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    10/104

    10

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    11/104

    11

    LOMOS DE UN SNILLO

    Con este signo Jesús nos marca el estilo de vida que desea para sus seguidores:de sencillez, de búsqueda persistente y de constancia que nos da el Espíritu. 

    Día de palmas y de lágrimas: Nos presenta la liturgia de hoy, como pórti-co de la Semana Santa, una síntesis, estos fuertes contrastes interiores y exterioresque abaten a la persona de Jesús: amor apasionado por su persona y odio recalcitrante

    que acaba ejecutándole. Podemos actualizar las fuertes tensiones que agitan la huma-nidad: Norte-Sur, opulencia y miseria, dominio esclavitud. Los hombres, como Adán,queremos ser dioses y el Hijo de Dios se despoja de su divinidad, y asume consciente-mente el riesgo de ser hombre entre los hombres. La utopía liberadora de Jesús y lacontra-utopía de los opresores. ” Cuando un hombre se vacía de si mismo Dios lo llena,

     porque Dios no puede soportar el vacío” (San Vicente) ¡Jerusalén, Jerusalén, si tu com- prendieras dónde está tu salvación y quién viene a ti!. ¡Cuántas veces he que-rido cobijarte como cobija una gallina a sus polluelos!. 

    La celebración de este día, exige de nosotros coherencia y perseverancia. Quenuestro grito de júbilo de hoy, no se convierta en el  “crucifíquenlo” del viernes. Quenuestros ramos de entusiasmo por seguir a Jesús, no se nos marchiten en las manos yse conviertan en ramas secas. 

    “Me amó y se entrego por mi ”. “Yo entrego mi vida por amor, para dar fruto, na-die me la quita”. El Siervo de Yavé es elegido, enviado, sostenido, es el go´el de la hu-manidad y responde entregando su vida, para sellar una Alianza Nueva: oído abierto,espaldas anchas, espíritu pronto y entregado para hacer la voluntad del Padre. 

    La comunidad cristiana nos disponemos a celebrar el centro del Misterio Cris-tiano: La entrega de Jesús hasta la muerte por amor y la respuesta del Padre resuci-tándolo. Somos conscientes de que lo importante de la liturgia católica es la actualiza-ción en nuestras vidas de los que celebramos, por eso podemos decir en verdad con elrefrán: dime como celebras y te diré que comunidad eres. 

    Al ser el Domingo de Ramos, pórtico de la PASCUA, podemos atrevernos a pre-guntarle a Jesús con todas las consecuencias, como lo hicieron los discípulos: ¿” Dóndequieres que celebremos la Pascua”?, porque Cristo sigue pascualizándose.

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    12/104

    12

    DOMINGO DE R MOS

    PREPARATIVOS

    Misal o “Semanilla”, o Libro de Pascua, Leccionario Ciclo C., Acetre, Cruz Parroquial adornada

    con ramos y Megáfono.

    MONICIÓN AMBIENTAL

    Iniciamos el recorrido Pascual con la entrada triunfal de Jesús en Jerusalén. Fue un triunfo rela-tivo, a estilo de Jesús, vestido de humildad, de paz y mansedumbre. Pero podemos ver su en-trada a Jerusalén como la proclamación de su mesianismo. Unamos nuestro corazón y nuestramente a este triunfo de Cristo, el Mesías, el Salvador del mundo. Y dispongámonos a acompa-ñarle en su triunfo, como nuevo Pueblo de Israel.

    EXCLAMACIÓN CANTADA:Hosanna al Hijo de David (Bis) Bendito es el que viene

    en nombre del Señor (Bis)

    SALUDO DEL SACERDOTE

    Buenos días a todos. Ya desde el principio de la Cuaresma nos venimos preparando para cele-brar la Pascua del Señor. Hoy nos disponemos a inaugurar la celebración anual de los miste-rios de la muerte y resurrección de Jesús. Misterios que empezaron con la entrada solemne delSeñor en Jerusalén. Por eso, como todos los años, le acompañaremos con nuestros cantos pa-ra que participando ahora de su cruz, merezcamos un día tener parte en su Resurrección.

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    13/104

    13

    ORACIÓN DEL SACERDOTE PARA BENDECIR LOS RAMOS

    DIOS TODO MISERICORDIOSO Y ETERNO, SANTIFICA CON TUBENDICIÓN + ESTOS RAMOS Y, A CUANTOS VAMOS A ACOMPA-ÑAR A CRISTO, ACLAMÁDOLE CON CANTOS, CONCÉDENOS POR

    ÉL ENTRAR EN LA JERUSALÉN DEL CIELO. POR EL MISMO JESU-CRISTO NUESTRO SEÑOR. AMÉN. ( A continuación rocía los ramoscon agua bendita).

    MONICIÓN AL EVANGELIO

    Jesús llega a Jerusalén. En Él se cumplen las promesas hechas al Pueblo de Israel y a toda lahumanidad. Entra en la ciudad montado en un asno. La gente aclama a Cristo. Su encarnaciónsu entrada, su humildad, su solidaridad hasta la muerte y su resurrección nos traen la salvación.

    LECTURA DEL EVANGELIO. (Lucas 19, 28-40) (Página siguiente) 

    En aquel tiempo Jesús caminaba delante de sus discípulos, subiendo a Jerusalén. Al acercarsea Betfagé y Betania, junto al llamado monte de los olivos, mandó a sus discípulos, diciéndoles:“Id a la aldea de enfrente; al entrar en ella encontraréis un pollino atado, que nadie ha montadonunca. Desatadlo y traedlo. Y si alguien os pregunta: “¿Por qué lo desatáis?, le diréis así: “ElSeñor lo necesita”. Fueron pues los enviados y lo encontraron como les había dicho. Mientrasdesataban el pollino, los dueños les dijeron: “¿Por qué desatáis el pollino? Ellos dijeron: “El Se-

    ñor lo necesita”. Se lo llevaron a Jesús y después de poner su mantos sobre el pollino, ayuda-ron a Jesús a montar sobre él. Mientras él iba avanzando extendían sus mantos por el camino,y cuando se acercaba ya a la bajada del monte de los olivos, la multitud de los discípulos, lle-nos de alegría, comenzaron a alabar a Dios a grandes voces por todos los milagros que habíanvisto, diciendo: ¡Bendito el Rey que viene en nombre del Señor! Paz en el cielo y gloria en lasalturas!” Algunos fariseos de entre la gente le dijeron: “Maestro, reprende a tus discípulos”. Yrespondiendo, dijo: “Os digo que, si estos callan, gritarán las piedras”- PALABRA DEL SEÑOR. 

    HOMILÍA BREVISIMA 

    EL SACERDOTE INVITA A LA PROCESIÓN: Dando vida a la escena del Evan-gelio que hemos escuchado, acompañamos también nosotros con júbilo al Señor,como la muchedumbre le acompañó a Jesús. 

    CANTOS PARA LA PROCESIÓN. (“Hosanna al Hijo de David”. “Alleluia, el Se-ñor es nuestro Rey” Pág. 49 ) 

    ORACIÓN COLECTA DEL SACERDOTE 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    14/104

    14

    MONICIÓN A LA PRIMERA LEC-TURA. ( Isaías 50, 4-7 ):

    El siervo de Yahvé narra en primerapersona su vocación y su misión. ElSeñor le ha otorgado una lengua deiniciado para dirigirse al pobre y alnecesitado con una palabra de ánimo.Su misión es anunciar al pueblo elconsuelo y la esperanza. 

    RESPUESTA AL SALMO RESPONSORIAL 

    DIOS MÍO, DIOS MÍO, ¿POR QUÉ ME HAS ABANDONADO? 

    MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA. ( Filipenses 2, 6-11 ): El llamadohimno de la carta a los Filipenses presenta a Jesús como modelo para los creyen-tes. Modelo de humildad y de servicio heroico a los hermanos, hasta el punto derebajarse a una muerte de cruz. Por eso Dios le da un nombre sobre todo nombre,constituyéndole como Señor de la Historia. 

    EXCLAMACIÓN PARA ANTES DE LA PASIÓN 

    Cristo nos da la libertad, Cristo nos da la salvación, 

    Cristo nos da la esperanza, Cristo nos da el amor. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    15/104

    15

    La necesidadde servir

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    16/104

    16

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    17/104

    17

    LA NECESIDAD DE SERVIR

    Lo principal es servir, pero solo el que descubre la importancia del servicio sabrá creceren el servicio y en definitiva sabrá servir. 

    ¿Y cual es la importancia del servicio? 

    La importancia del servicio es que servir es alegría.

    Esta es una verdad que solo la alcanza el que la comprende en su interior.Y solo la comprende en su interior el que pide y pide, busca y busca, el que suplica que

    venga a su vida el Espíritu de Dios Y solo ese experimenta que en el lenguaje del ser-vicio se manifiesta la misericordia de Dios

    Se produce un gran descubrimiento: que la misericordia de Dios es vida eterna y soloel que posee vida eterna se siente verdaderamente salvado de la muerte

    De esa experiencia, de esa convicción brota laalegría. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    18/104

    18

    Laudes – Jueves Santo

    Ambientación y Moniciones 

    Himno: Creemos en el amor (Pág. 131) 

    Monición al Salmo 79 

    Comenzamos un nuevo día, y lo hacemos dando gracias a Dios por el don de la Vida. Nos dis-ponemos con este salmo a ayudarnos a revisar algunas de nuestras pobrezas, y nos unimos al

    salmista y te pedimos Señor: “ven a visitar tu viña…” que sea este, hoy nuestro grito. 

    Anfona: Cono en , de me e... (pág. 63, nº 25) 

    Modo de hacerlo: Se lee espontáneamente cada estrofa. 

    Monición al Cánco de Isaías 12, 1-6 

    En las palabras que componen el cánco de Isaías, nos reconocemos [email protected] a todo loque hemos recibido de Ti Señor a lo largo de nuestras historias… 

    Junto al Profeta hemos hecho experiencia de que eres “El Señor, nuestro Dios y Salvador…

    eres nuestra fuerza…nuestro poder…” [email protected] te decimos: “Qué grande es en medio de

    Ti, el Santo de Israel”… Esta nueva jornada nos abre a la alegría de la gratud. 

    Anfona: Gritad jubilosos que grande… (Pág. 66, nº 75). 

    Modo de hacerlo: Lo proclama un solista 

    Monición al Salmo 80 

    Con este salmo, que oramos ahora, tenemos la oportunidad de percibir lo que Dios desea:

    “Ojalá me escuchase mi pueblo”… Hoy nos disponemos Señor de la Vida a dejarte hablar, a

    escucharte en nuestro interior y en las personas que nos rodean…

    Anfona: Ojalá escuchemos hoy su voz… (pág. 69, nº 115) 

    Modo de hacerlo: Lo proclamamos a dos coros 

    .

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    19/104

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    20/104

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    21/104

    21

    El SERVICIO al servicio de la MISERICORDI

    ACCIÓN CARITATIVO SOCIAL EN LA PARROQUIA CRISTO SALVADOR  

    Comunidad parroquial: El sujeto de su Acción Caritativo Social somos todoslos que formamos la parroquia

    Objetivo: Ser una Iglesia “Samaritana” en la que se hace real la opción prefe-

    rencial por los pobres acompañando a las personas, que se ven arrastradas asituaciones límite, en el desarrollo de procesos personales que les ayuden aromper con su situación de pobreza. Voluntarios: Todos los que colaboramos con pequeñas o grandes ayu-das, animando, apoyando, acogiendo, soportando con paciencia los inconve-nientes que causan estas acciones…

    Grupo de coordinación:Objetivos: Coordinar los proyectos. Sensibilizar y comprometer a la co-munidad parroquial en la acogida e inserción de los pobres y excluidos. Volunta-rios: Actualmente en proceso de reorganización lo componen 9 personas. 

    Proyectos de Acogida y Seguimiento: Son las manos que acogen, los oídosque escuchan, la ternura que hace sentirse acogido y comprendido.

    Despacho de acogida: Objetivos: Acoger y atender a las personasque llegan. Responder a sus necesidades mas urgentes y derivarlos hacialos recursos que pueden resultarles más apropiados. Voluntarios: 4. El añopasado se atendió a 145 familias. 

    ProyectosIntervención

    Promocional 

    Proyectos de

    intervención asistencial 

    Enseñanzade Español

    Apoyo alEstudio desecundaria

    Apoyo en Inglés

    Informática

    Recogida y reciclajede muebles

    Proyectos

    de Acogida

    Ropero

    Reparto de AlimentosFEGA-Banco Alimentos

    Despachoacogida

    Visitas adomicilio

    Pastoralde la salud

    ACCIÓN CARITATIVO SOCIAL

    Grupode

    coordinación

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    22/104

    22

    Visitas a domicilio: Objetivos: Seguimiento de las personas que es-tán en los diferentes proyectos para acompañar y detectar nuevas necesi-dades. Voluntarios: 3. Se realizaron unas 80 visitas a familias. 

    Pastoral de la Salud y visitas a personas mayores: Objetivos: Visi-tar y acompañar a personas mayores y enfermos en sus casas, el hospitalo la residencias. Voluntarios: 10 Personas atendidas: 20. 

    Proyectos de intervención asistencial: Pretenden responder a las necesidades

    mas urgentes. Estas ayudas no se improvisan y requieren una estructura que, en for-ma de proyectos, responda de manera ágil, eficaz y coherente a ellas. 

    Reparto de Alimentos: Objetivos: Distribuir los alimentos que reci-bimos de otras instituciones. Voluntarios: 20. Personas atendidas: unas100 familias.

    Ropero: Objetivos: Clasificar y repartir la ropa que llega a la parro-quia. Voluntarios: 6. Personas atendidas: 80 familias 

    Muebles: Objetivos: Recoger y repartir muebles usados. Volunta-rios: 2 Personas atendidas: 93 familias. 

    Proyectos de intervención promocional: Pretenden ser un impulso para ayu-dar a las personas a salir de las situaciones de dependencia en que están inmersas. 

    Enseñanza de Español para emigrantes: Objetivos: Mejorar la ex-presión oral y escrita en lengua española de los emigrantes. Voluntarios:1. Personas atendidas: 6

     Apoyo escolar para estudiantes de ESO y Bachillerato: Objetivos:ayudar a jóvenes, entre 12 y 18 años en el ámbito de la enseñanza. Vo-luntarios: 9.Personas atendidas: 9. 

    Cursos de Informática: Objetivos: Enseñar el manejo de l ordenadora parados, emigrantes y personas mayores. Voluntarios: 8 Personas aten-didas: 45. 

     Apoyo al inglés: Objetivos: Ayudar en el manejo del Ing lés a alum-nos de Primaria y ESO. Voluntarios: 6 Personas atendidas: 25. 

    Pero estas actividades que hemos resumido, este servicio, sería muy poco o nada si no es-tuviera imbuido por la misericordia, esa misericordia que es la que abre la puerta a la esperanzaen las personas hundidas. 

    Cuando una persona acude a Caritas parroquial ha pasado por procesos duros: sufrir suscarencias, reconocer que no puede más y manifestarlo ante unas personas, en la mayoría de loscasos, desconocidas. 

    Lo primero que piden, aún sin verbalizarlo, es que se les escuche, se les comprenda y se

    les crea; que se les trate con misericordia. Estamos llamados a hacer nuestro el mensaje de Jesús: “sed misericordiosos como vuestro

    Padre es misericordioso”. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    23/104

    23

    Misericordia es la ley fundamental que habita en el corazón de cada persona cuando miracon ojos sinceros al hermano que encuentra en el camino de la vida (MV 2). Nosotros nos tene-mos que preguntar cómo poner en práctica en nuestro contexto social, la experiencia y el testi-monio de esa misericordia. 

    Y lo primero que necesitamos, si queremos ser signos vivos de misericordia, es encontrar-nos con ella, experimentarla en nuestra vida. 

    Francisco, nuestro papa, nos recuerda en su bula Misericordiae Vultus (MV) que Jesús es el

    rostro de la misericordia del Padre. Misericordia que en Jesús se ha vuelto viva, visible y ha al-canzado su culmen. 

    Nuestro Dios es un Dios al que se le conmueven las entrañas ante el sufrimiento, ante lapobreza, ante la injusticia. Y nosotros, si queremos ser misericordiosos, necesitamos tener laexperiencia de la misericordia de Dios en nuestra vida, que nace de haber encontrado el amormisericordioso de nuestro Dios, y responder a ese amor. 

    El ejercicio de la misericordia en la vida cristiana no es un puro acto de solidaridad huma-na, ni es tampoco, fundamentalmente, un precepto de la vida cristiana: es una consecuencia del

    encuentro con Dios en Jesucristo, dehaber descubierto en Cristo el rostrode la misericordia.

    Como expresión amorosa de la cari-

    dad, en su dimensión de amor al pró- jimo, la misericordia comienza portener la capacidad de ver la situacióndel otro, descubrir sus necesidades yescuchar su clamor. Es la primera ex-presión de apertura y del amor alotro: 

     “Abramos nuestros ojos para mirarlas miserias del mundo, las heridas detantos hermanos y hermanas priva-das de la dignidad, y sintámonos pro-vocados a escuchar su grito de auxi-lio. Nuestras manos estrechen sus

    manos, y acerquémoslos a nosotrospara que sientan el calor de nuestra presencia, de nuestra amistad y de la fraternidad. Que sugrito se vuelva el nuestro y juntos podamos romper la barrera de la indiferencia que suele reinarcampante para esconder la hipocresía y el egoísmo”, dice Francisco (MV 15). 

    Francisco nos deja claro que para que la caridad sea verdadera y ejerza la función libera-dora que está llamada a desarrollar, debe partir de una mirada muy atenta a la realidad de lospobres:

     “Cada cristiano y cada comunidad están llamados a ser instrumentos de Dios para la libe-ración y promoción de los pobres, de manera que puedan integrarse plenamente en la sociedad:esto supone que seamos dóciles y atentos para escuchar el clamor del pobre y socorrerlo ” (EG187) 

    También los obispos españoles, en su última instrucción pastoral (La Iglesia, servidora de

    los pobres), comienzan invitándonos a abrir los ojos a los rostros de los pobres y a escuchar elclamor de los que no tienen trabajo, de los niños que viven la pobreza, los ancianos, antes olvi-dados y hoy explotados, las mujeres víctimas de la penuria económica, de la explotación sexualy la violencia doméstica, los hombres y mujeres del campo y del mar, los inmigrantes, las vícti-mas de la corrupción económica y política, y las víctimas de un empobrecimiento moral y espiri-tual. 

    La misericordia comienza por abrir los ojos a la realidad, pero ésta se puede mirar y valo-rar de diferentes maneras. 

    a.  Podemos verla desde el beneficio de las grandes empresas, el fluir de los préstamosbancarios, los intereses del mercado, la reducción del déficit y los resultados macro -económicos

    b.  Podemos leerla desde el número de los parados, desde los desechados por el siste-

    ma, desde las rentas mínimas, desde los índices de pobreza, desde los recortes delos derechos sociales. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    24/104

    24

    Nosotros queremos ver la realidad desde el lado de los pobres. Queremos verla con losojos de Dios y leerla desde el corazón de Dios. En una cultura del culto a los triunfadores y ga-nadores, estamos llamados a aportar una espiritualidad de la ternura, de atención y cuidado alos más frágiles de la tierra. Una ternura que se expresa en la acogida cálida y fraterna de nues-tras comunidades, nuestras Caritas e instituciones sociales, pero que hoy se expresa también, ysobre todo, en la salida a las periferias, en salir al encuentro de los que sufren y necesitan ayu-da, aunque no vengan a nosotros a pedirla. 

    Con muchas frecuencia la caridad se ha identificado con dar: dar dinero, dar comida, darropa… pero la caridad no consiste en dar cosas, sino en dar amor. 

    Caridad no es tirar una limosna mientras volvemos el rostro, porque no somos capaces dedar la mano ni de mirar al otro a los ojos. La caridad pasa por correr el riesgo del encuentro conel otro y tener la valentía de acogerle y acompañarle en el camino de la vida, el camino de supropio desarrollo. 

    Así pues, no basta socorrer al otro en sus necesidades materiales, hemos de ayudar al otroen su desarrollo intelectual, moral, social, espiritual y religioso. Por otra parte, el amor nos hacedescubrir las carencias y necesidades del otro, como también sus capacidades y posibilidades. 

    Amar se torna, entonces, en la hermosa tarea de ayudar al otro a ser, a crecer, a desarro-llarse en todas las potencialidades de su ser. 

    Proyectado esto a la acción caritativa y social, la misericordia nos lleva a superar el asis-tencialismo y hacer una tarea de acompañamiento al otro en el camino de su desarrollo integral. 

    Por eso Francisco nos insta en este Jubileo a reflexionar y practicar las obras de misericor-dia: 

     “Es mi vivo deseo que el pueblo cristiano reflexione durante el Jubileo sobre las obras demisericordia corporales y espirituales. Será un modo para despertar nuestra conciencia, muchasveces aletargada ante el drama de la pobreza, y para entrar todavía más en el corazón delEvangelio, donde los pobres son los privilegiados de la misericordia divina. La predicación de Je-sús nos presenta estas obras de misericordia para que podamos darnos cuenta si vivimos o nocomo discípulos suyos” (MV 15) Más adelante, en el mismo número de la MV nos recuerda: 

    Redescubramos las obras de misericordia corporales: 

    dar de comer al hambriento, dar de beber al sediento, vestir al desnudo, acoger alforastero, asistir a los enfermos, visitar a los presos, enterrar a los muertos. 

    Y no olvidemos las obras de misericordia espirituales:dar consejo al que lo necesita, enseñar al que no sabe, corregir al que yerra, conso-lar al triste, perdonar las ofensas, soportar con paciencia las personas molestas, ro-gar a Dios por los vivos y por los difuntos”. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    25/104

    25

    Tan importante es la práctica de las obras de misericordia, que ellas se convierten en crite-rio de discernimiento de nuestro seguimiento de Jesús -si vivimos o no como discípulos suyos- yen criterio de juicio cuando el Señor juzgue nuestras vidas. 

    Concluimos con lo que nos dice Francisco al interior de la misma Iglesia: 

     “La Misericordia es la viga maestra que sostiene la vida de la Iglesia. Todo en su acciónpastoral debería estar revestido por la ternura con la que se dirige a los creyentes; nada en suanuncio y en su testimonio hacia el mundo puede carecer de misericordia. La credibilidad de la

    Iglesia pasa a través del camino del amor misericordioso y compasivo” (MV 10). Por eso, “en nuestras parroquias, en las comunidades, en las asociaciones y movimientos;

    en fin, dondequiera que haya cristianos, cualquiera debería poder encontrar un oasis de miseri-cordia” (MV 12). 

    Ideas tomadas de: “Misericordiosos como el Padre” (Claves y propuestas para la comunidad evangelizadora) Ed. PPC. Y VicenteAltaba Gargallo (Delegado episcopal de Carias española), “La práctica de la misericordia en nuestro compromiso caritativosocial” 

    Mostramos unas preguntas que nos pueden ayudar a la reflexión: 

    ¿Tengo experiencia del amor gratuito y misericordioso de Dios? 

    ¿He entrado por la puerta de la misericordia? 

    ¿Me he dejado abrazar por la entraña amorosa de mi Dios? 

    La Comunidad Parroquial, a través de las acciones socio-caritativas, ¿está expresan-do la misericordia del Padre? 

    Concluimos con esta plegaria eucarística: 

    Danos entrañas de misericordia ante toda miseria humana,

    inspíranos el gesto y la palabra oportuna

    frente al hermano solo y desamparado,

    ayúdanos a mostrarnos siempre disponibles

    ante quien se siente solo y deprimido.

    Que tu Iglesia, Señor, sea un recinto de verdad y de amor,

    de libertad, de justicia y de paz,

    para que todos encuentren en ella

    un motivo para seguir esperando.

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    26/104

    26

    JUEVES SANTOCELEBRACIÓN DE LA CENA DEL SEÑOR

    Preparativos.  Jofaina, jarra con agua, toalla y colonia para el lavatorio de los pies y limón, lavabo, toallita y jabón para lavarse y secar-se las manos el sacerdote. Cinco sillas delante del altar o en el presbiterio, si caben. Copón con formas para hoy y para mañana.

    1-RITOS INICIALES

    Canto de entrada: “Amar es darse” (152) 

    Entrada procesional desde el fondo del templo. Dos ayudantes llevan la jofaina, la jarra y la toalla.

    Monición ambiental: ¡Buenas tardes! Con esta eucaristía empezamos a celebrar el Triduo Pascual, memorialde la muerte y resurrección del Señor. Este día será memorable para vosotros. Misterio del mayor amor, delmás profundo. ¡Atardecer en Jerusalén! ¡Santo cenáculo! Jesús pasa de este mundo al Padre habiendo amadoa los suyos hasta el extremo, “como nadie amó jamás”. Cada vez que comemos de este pan y bebemos de estecáliz proclamamos la muerte del Señor hasta que Él vuelva.

    Saludo del sacerdote: En el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén. El Dios del Amor sinlímites, que nos entrego a su Hijo por Amor esté con todos vosotros. Y con tu espíritu.

    Rito penitencial: Dios es Amor y porque es Amor, es Misericordia. En silencio pidamos su misericordiasobre nosotros.

    -Por nuestras faltas de amor. Ten piedad, Señor, ten piedad, soy pecador, ten piedad.

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    27/104

    27

    -Por nuestras eucaristías rutinarias. Y de mí, Cristo, apiádate, contra Ti yo pequé. -Por nuestros olvidos de los pobres. Ten piedad, Señor, ten piedad, soy pecador, ten piedad.

    Sacerdote: Dios todo misericordia y amor, perdone nuestros pecados y nos lleve a la vida eterna. Amén

    Gloria cantado. Pág. 42 – Gloria Nº 2. (Lo entona el cantor o cantora) 

    Oración cantada

    2 – LITURGIA DE LA PALABRA

    MONICIÓN A LA PRIMERA LECTURA. (Éxodo 12, 1-8. 11-14): El pueblo hebreono olvida el día de su liberación. Con una cena familiar extraordinaria recuerdan yactualizan la salida de Egipto, la recuperación de su libertad y la identidad comopueblo. Dios pasó aquel día y sigue pasando y liberando en nuestros días.

    RESPUESTA AL SALMO:EL CÁLIZ QUE BENDECIMOS ES LA COMUNIÓN EN LA SANGRE DE CRISTO 

    MONICIÓN A LA SEGUNDA LECTURA. (1ª Corintios 11, 23-26): Cristo da nuevosentido y nuevas dimensiones a la fiesta de la Pascua. La Eucaristía será nuestrobanquete Pascual. Cristo lo llena todo. Es nuestro Cordero, nuestro pan de vida,nuestro vino de libertad, nuestra presencia liberadora.

    ACLAMACIÓN PARA ANTES DEL EVANGELIO.

    Os doy un mandato nuevo, os doy un mandato nuevo, que os améis, que os améis,como yo os he amado. Que os améis, que os améis, como yo os he amado. (69)

    EVANGELIO. ( Juan 13, 1-15)

    HOMILÍA

    3 – LAVATORIO DE LOS PIES

    MONICIÓN ANTES DEL LAVATORIO DE LOS PIES:  Este

    año, para el lavatorio de los pies hemos elegido cinco personasque representan las cinco Acciones Parroquiales: Acción deComunión, Acción Misionera, Acción Catequética, AcciónLitúrgica y Acción Caritativo-Social. Cinco acciones que soncomo cinco servicios de la Comunidad. El sacerdote lavará lospies a estas cinco personas para simbolizar los servicios quedebemos prestarnos unos a otros dentro de la comunidad parro-quial. “Os he dado ejemplo, dice Jesús, para que también voso-tros os lavéis los pies los unos a los otros”. El servicio que nos

    prestamos unos a otros es la clave de la Misericordia de Dios.

    ENTRADA DE LAS CINCO PERSONAS, desde el fondo del templo. Cada una lleva un cartel de la Acción que repre-senta. Según van avanzando lentamente por el pasillo central, los fieles pueden leer las cinco acciones. Al llegar al altar sesientan en las sillas y dejan los carteles en el suelo.

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    28/104

    28

    LAVATORIO DE LOS PIES. El Sacerdote se quita la casulla, se ciñe la toalla y lava los pies a cada uno de los represen-tantes de las acciones parroquiales. Tendrá dos ayudantes: Uno a su izquierda que lleva la jarra con agua perfumada y otro asu derecha que se encargará de poner la jofaina debajo de los pies de quien va lavando.

    CANTO PARA EL LAVATORIO DE LOS PIES: 

    “Sigue habiendo tantos pies que lavar, sigue habiendo tanta oscuridad que iluminar, tantas cadenasque romper. Pan y vino para el pobre quiero ser. Sigue habiendo tantos pies que lavar, sigue habiendotanta oscuridad, tantas cadenas que romper. Fortalece, Señor, mi poca fe” (Pág. 71. nº 141) 

    Lector: Jesús se levantó de la cena, se quitó el manto y ciñéndose una toalla, echó agua en una jofaina y sepuso a lavar los pies de sus discípulos. Sigue habiendo tantos pies que lavar …. 

    Lector: Llegó a Simón Pedro y éste le dice: ¿Lavarme los pies Tú a mí? Sigue habiendo tantos pies que la-var …. 

    Lector: Jesús le replicó: Lo que yo hago no lo entiendes tú ahora, pero lo comprenderás más tarde. Sigue ha-

    biendo..

    Lector; Cuando acabó, Jesús les dijo: ¿Comprendéis lo que he hecho yo con vosotros? Si yo, el Maestro y elSeñor, os he lavado los pies, también vosotros debéis lavaros los pies unos a otros. Sigue habiendo tantospies …. 

    LAVABO DEL SACERDOTE: Después del Lavatorio de los pies, los ayudantes ofrecerán al sacerdote el lavabo con untrocito de limón y con una toallita. El sacerdote se pone la casulla y continúa la celebración.

    HOY NO HAY CREDO. 

    ORACIÓN DE LOS FIELES: Como pueblo sacerdotal, nacido del Bautismo, elevamos al Padre nuestrasúplica confiada, cantando:

    SEÑOR, ESCÚCHANOS. SEÑOR, ÓYENOS 

    1 – Por la Iglesia, para que encuentre en la celebración de la Eucaristía la fuerza para servir a la humanidad conmisericordia. Oremos. 

    2-Por los sacerdotes para que sean fieles a la misión encomendada y sirvan a los demás a imagen de Cristo .Oremos.

    3-Por los viven en condiciones indignas, para que encuentren en los cristianos verdadera acogida y solidaridad.Oremos.

    4-Por esta asamblea para que muestre en la vida lo que aquí celebra: el amor desinteresado y gratuito. Ore-mos

    Sacerdote: Padre Bueno , que en tu Hijo Jesucristo nos has mostrado la fuerza transformadora del ser-vicio, abre nuestras vidas al Amor. Por el mismo Jesucristo nuestro Señor. Amén.

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    29/104

    29

    4-LITURGIA DE LA EUCARISTÍA

    MONICIÓN ANTES DE LA COLECTA: Hoy, día del Amor, no queremos conformarnos con un deseo afectivode amar a los demás. Queremos que nuestro amor de hoy sea un amor efectivo. Por eso, todo lo que demosesta tarde en la colecta se entregará a Cáritas parroquial para paliar alguna necesidad de pobreza de nuestrobarrio.

    CANTO DE OFRENDAS: “Presentamos” (88) (Terminada la colecta, el sacerdote se levanta para recoger las ofren-das) 

    OFRENDAS:

    Colecta: Te presentamos esta colecta, símbolo de nuestro deseo de compartir nuestros bienes con las másnecesitados. Ayúdanos a estar siempre al servicio de los demás, como Tú nos has enseñado.

    Estola:  Con esta estola que te presentamos queremos simbolizar el servicio sacerdotal y pedirte que nuncafalten sacerdotes que entreguen su vida por la Iglesia.

    Pan y vino: Este pan y este vino se van a convertir en el regalo más valioso que nos has dado: tu cuerpo y tusangre para la salvación del mundo. Con ellos queremos representar la necesidad que tenemos de alimentar-nos de Ti y de compartirte con los demás.

    SANTO CANTADO

    PADRE NUESTRO CANTADO. (Con las manos unidas): “Padre nuestro, Tú que estás...(105) 

    CANTO DE COMUNIÓN. “El pan es para compartir” (137) “Si me falta el amor” (148) 

    ORACIÓN FINAL

    5 – TRASLADO DELSANTÍSIMO AL MONUMENTO

    MONICIÓN: La Santa Cena ha terminado. Después de esta celebración todos deberían de reconocernos comocristianos por nuestro amor a los demás. Ahora vamos a llevar procesionalmente la Eucaristía al Monumentoen donde tendremos ocasión de acompañar a Cristo. La Hora Santa será esta noche a las 23.00 h. y mañana alas 10.00 rezaremos los Laudes, a las 12:30 el Via crucís y a las 18.00 celebraremos la Muerte del Señor.

    MIENTRAS LA PROCESIÓN SE CANTA: “Cantemos al Amor de los Amores” (Pág. 125) y una vez en lacapilla, cuando el sacerdote deposite el Santísimo en el altar del Monumento, cantamos el “Tantum ergo yGenitori” (Pág. 146) 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    30/104

    30

    Comenzamos nuestra oración escuchando:“De noche iremos a encontrar la fuente”. 

    De noche iremos, de noche,que para encontrar la fuente

    sólo la sed nos alumbra,sólo la sed nos alumbra.Qué bien sé yo la fuente

    que mana y corre

    aunque es de noche.Su claridad nunca es oscureciday sé que toda la luz de ella es venida,

    aunque es de noche.Esta eterna fuente está escondidaen este Vivo Pan por darnos vida,

    aunque es de noche.Esta viva fuente que deseo

    en este Pan de Vida yo la veo,aunque es de noche. 

    De noche iremos, de noche,que para encontrar la fuente

    sólo la sed nos alumbra,SÓLO LA SED NOS ALUMBRA.

    Vamos a hacer memoria de lo que en aquellos momentos se oyó y se vivió con intensi-dad. Hacer memoria no es sólo recordar, es revivir. Jesús  se hace presente aquí estanoche con los mismos sentimientos de entrega y servicio, con los mismos deseos deexpresarnos su amor. Nosotros somos hoy los discípulos amados, que quieren escuchary acompañar, quieren orar y velar, quieren aunque no lo logran, queremos. 

    Queremos estar aquí contigo Jesús, porque sabemos que fue una hora difícilpara ti, porque cuánto más sentías la necesidad de cercanía, te dejaron solo, porque enla hora de tu mayor lucidez, tus íntimos dormían, porque en esta hora de conscienciade todo lo que está por caerte encima, ellos no entienden nada. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    31/104

    31

    Descubramos hoy nuevamente, con qué amor tan grande amó Jesús, especial-mente a los doce, y qué distancia tan grande se contempla entre el maestro y los discí-pulos. Él tan divino, ellos tan humanos, él tan elevado, ellos tan mezquinos, cómo ledolería en el alma esa soledad tan grande que se percibe en Getsemaní. Por eso esta-mos aquí. 

    Iniciemos esta hora de oración haciendo silencio para preparar nuestro corazón para elencuentro con el Dios de Jesús, porque fue una hora difícil, hoy queremos regalarte unahora de nuestro tiempo, hacerte al menos hoy y nosotros compañía. 

    Empezamos leyendo pausadamente el texto del Evangelio de San Marcos: 

    “Cuando llegaron a un lugar llamado Getsemaní, dijo Jesús a sus discípulos: - Sentaos aquí, mientras yo voy a orar. Tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan. Comenzó a sentir pavor y angustia, y lesdijo: 

    - Siento una tristeza mortal. Quedaos aquí y velad. Y avanzando un poco más, se postró en tierra y suplicaba que, a ser posible, no tuvieraque pasar por aquel trance. Decía: - ¡Abba, Padre! Todo te es posible. Aparta de mí esta copa de amargura. Pero no se ha-ga como yo quiero, sino como quieres tú. Volvió y se los encontró dormidos. Y dijo a Pedro: - Simón ¿duermes? ¿No has podido velar ni siquiera una hora? Velad y orad para que

     podáis hacer frente a la prueba, que el espíritu está bien dispuesto, pero la carne es dé-bil. Se alejó de nuevo y oró repitiendo lo mismo. Regresó y volvió a encontrarlos dormidos,

     pues sus ojos estaban cargados. Ellos no sabían qué responderle. Volvió por tercera vezy les dijo: -  ¿Todavía estáis durmiendo y descansando? ¡Basta ya! Ha llegado la hora. Mirad, elHijo del hombre va a ser entregado en manos de los pecadores. ¡Levantaos! Ya estáaquí el que me va a entregar.” (Mc 14, 32-42) 

    Releamos el texto dejando que las palabras cobren vida en nuestro interior.

    Imaginémonos que estamos allí, que somos uno de los doce, o quizás Pedro,Santiago o Juan, vemos a Jesús alejado entre los olivos, nos vemos a nosotros mismosviéndolo y vamos dejando que el Evangelio cobre vida en nosotros. Pidamos que el Es-píritu penetre en nosotros a través de los ecos que el texto va despertando en noso-tros, va generando Palabras nuevas y llamadas distintas. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    32/104

    32

    Escuchamos: “Velad y orad ”  

    Cristo oraba triste y solo,llevando así la culpa del mundo pecador, 

    con gran dolor. ¡Oh! Mi Cristo oraba en el huerto 

    pidiendo así la ayuda del Padre Celestial. 

    Velad y orad, permaneced en mí. Velad y orad, tendréis poder. Y cuando venga el tiempo de actuar, 

    mi Padre Celestial nos ayudará. Ven, es Dios quien nos invita 

    a entregar las cargas al trono de su amor. Ven, extiende hoy tu mano y dile: 

     “Padre eterno, ayuda a un pecador.”  Velad y orad, permaneced en mí. 

    Velad y orad, tendréis poder. Y cuando venga el tiempo de actuar, 

    mi Padre Celestial nos ayudará. Hoy es el momento de amarle,hoy es el momento de alabarle. Velad y orad, tendréis poder. 

    Y cuando venga el tiempo de actuar, mi Padre Celestial nos ayudará. 

    MI PADRE CELESTIAL NOS AYUDARÁ. 

    Y vamos profundizando versículo a versículo. 

    Yo voy a orar. Tomó consigo a Pedro, a Santiago y a Juan. Comenzó a sentirpavor y angustia, y les dijo: “Siento una tristeza mortal. Quedaos aquí y ve-lad”. 

    Jesús presiente que ha llegado su hora y siente necesidad de buscar al Padre, de estar

    con Él. Se acercan momentos duros. Los suyos no sólo no parecen enterarse, siguen sinhacerlo, Jesús no confía en que le puedan acompañar en este trance. No se lo pide,siente la soledad y acude a Dios que sabe no le va a dejar solo. Le duele la inconscien-cia de sus discípulos por más que se ha esforzado en abrir sus ojos, le duele su no po-der acompañarle, pero sabe que no es cosa de ellos, que todavía no están preparados,que ya lo estarán. Ahora es su hora, más tarde llegará la de ellos. A sus más cercanosles confiesa la tristeza que siente, empieza la hora triste, después de tanta vida com-partida, de tantos momentos, de tanto camino recorrido, después de tantas emocionesvividas, llega el bajón. Las tinieblas entran en su corazón: pavor, angustia, tristeza has-ta la muerte. El mal no se da por vencido nunca, nunca tira la toalla, vuelve a la carga

    contra Jesús, ahora no le tienta con halagos sino con el miedo, el asco y el sinsentido.Es el misterio de la noche, de la debilidad, de la tentación. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    33/104

    33

    Jesús se enfrentó al poder del mal, entró en conflicto con los poderosos que manteníanal pueblo oprimido, que distorsionaban a su favor la imagen de Dios, que colaborabancon un sistema injusto que ponía por encima de la persona al dinero, que marginabapor impuros a extranjeros y enfermos, que culpabilizaba al enfermo por su dolencia (“sino pecó él, pecaron sus padres”), que había puesto la ley por encima del hombre, con-vertido el templo en un mercado o el mercado en el templo. Jesús cuestionó la blasfe-

    mia de quienes habían convertido a Dios en un ídolo manejable y denunció que el Diosque mostraban no era el Dios de la Alianza, aunque fue Él el condenado por blasfemo… Jesús sabe que saldrá mal parado del enfrentamiento con los dueños de las tinieblas, ydecide irrevocablemente subir a Jerusalén, donde afrontará la violencia del mal; la Pas-cua no ocurre porque sí, sino porque Jesús afronta el conflicto con la religiosidad esta-blecida, con la complicidad de los jefes del pueblo y las fuerzas de la ocupación roma-na. Ante las posturas tomadas conscientemente a lo largo de su vida, no podía huir yrenunciar a lo que era y pactar con los intereses del mal; tras la dura pelea en el de-sierto de Judea, Jesús volverá a enfrentarse con la mentira, llega ‘la hora y el poder delas tinieblas’, no seamos ingenuos, no menospreciemos el inmenso poder del mal…

    Jesús no lo hizo. 

    Escuchamos: “Quédate”  

    ¿Quién sino Tú, que calmaste hasta los mares, podrá calmar de mi alma la tempestad? ¿Quién sino Tú, que llenaste soledades, 

    podrá dar a mi esperanza, un nuevo hogar? ¿Quién sino Tú, que después de tantos años 

    y a pesar de mis rechazos, sigues dándome tu luz? 

    ¿Quién sino Tú, que a pesar de mis pecados, no te cruzaste de brazos y en tu abrazo descubrí …. que me amaste desde siempre…y para siempre…? Quédate, Señor, y habita de nuevo en mi alma, 

    Que sola quedó tras mi marcha y herida por falta de amor. Quédate, Señor, inúndame con Tu Palabra, 

    Seréname, ven tráeme calma, que quiero entregarme a Tu amor. Quédate, Señor… 

    ¿Quién sino Tú, que saciaste a multitudes, podrá alimentar mi alma, que hambrienta está? ¿Quién sino Tú, que curaste uno y mil males, 

    podrá sanar mis heridas? ¿Quién sino Tú? ¿Quién sino Tú, que a pesar de estar tan lejos, 

    Caminaste hasta mi encuentro para hacerme descubrir… que sólo Tú eras lo que yo anhelaba? 

    Y de nuevo intensamente en Tu abrazo descubrí … que me amaste desde siempre…y para siempre… Quédate, Señor, y habita de nuevo en mi alma, 

    Que sola quedó tras mi marcha y herida por falta de amor. Quédate, Señor, inúndame con Tu Palabra, 

    Seréname, ven tráeme calma, que quiero entregarme a Tu amor. Quédate, Señor… 

    Quédate, Señor, y habita de nuevo en mi alma, Que sola quedó tras mi marcha y herida por falta de amor. 

    Quédate, Señor, inúndame con Tu Palabra, 

    Seréname, ven tráeme calma, que quiero entregarme a Tu amor. 

    QUÉDATE, SEÑOR… 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    34/104

    34

    Se postró en tierra y suplicaba que, a ser posible, no tuviera que pasar poraquel trance. Decía: ¡Abba, Padre! Todo te es posible. Aparta de mí esta copade amargura. Pero no se haga como yo quiero, sino como quieres tú.

    Jesús se siente derrotado, cae de rodillas al suelo y suplica a su Padre, es demasiado elpeso que cae sobre él, le pesa el futuro negro, le pesa el pecado del mundo, le pesa el

    sufrimiento humano, le pesa el mundo entero. No puede más y se derrumba. Pero que-da de rodillas suplicando. Se siente tentado de echarse atrás, no quiere lo que se leavecina. Pero se deja vencer por Dios, se agarra a la fidelidad, al proyecto de personay de mundo que ha mostrado, a no desdecirse, a no acobardarse, el Padre vence almal. 

    En esta noche de oración en Getsemaní, Jesús refuerza su confianza en el Abba, quizásen el peor momento de su vida sigue descubriendo que su Padre le ama y protege; porello Jesús, vulnerable, pero firme y con ánimo fuerte, con la confianza invencible dequien ‘ha conocido y creído’ lleva la decisión a las últimas consecuencias, actúa, afronta

    libre y valiente el conflicto, la hora del mal ha llegado, porque no hay escapatoria sintraicionar todo lo que ha dicho y hecho. 

    Volvió y se los encontró dormidos. Y dijo a Pedro: Simón ¿duermes? ¿No haspodido velar ni siquiera una hora? Velad y orad para que podáis hacer frente ala prueba, que el espíritu está bien dispuesto, pero la carne es débil.  

    En Getsemaní se hace palpable la decisión de Jesús y cómo asume la soledad que deella se deriva. Se hace evidente que sabe lo que va a pasar, y que está dispuesto a pa-sar por ello. Jesús se siente solo, por la torpeza y cansancio de los suyos, ni siquierasus amigos comprenden su decisión y entienden lo que va a pasar… ellos, ciegos e in-conscientes, duermen mientras Él ve lo que se le viene encima. 

    En la oración de Getsemaní, Jesús sabe que no está solo, Dios está de su lado… aunqueno pueda librarle de ese cáliz, aunque no pueda intervenir en la historia, aunque apa-rentemente nada cambie, todo cambia. Preparado y confiado en la fuerza de Dios, sinser arrastrado por nadie, apoyado interiormente, aunque despojado de armaduras co-mo David ante Goliat. Jesús consiente a ese amor que viene y nos toma, da su sí filial.Dios no violenta nunca la libertad de hombre, tampoco la de su Hijo. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    35/104

    35

    Escuchamos: “Sólo déjame mirarte cara a cara”  

    Solamente una palabra, Solamente una oración Cuando llegue a tu presencia, ¡Oh, Señor!… 

    No me importa en qué lugar de la mesa me hagas sentar… O el color de mi corona… si la llego a ganar… 

    Solamente una palabra, Si es que aún me queda voz, y si logro articularla… 

    Tu presencia… No te quiero hacer preguntas, sólo una petición… 

    Y si puede ser a solas mucho mejor… Solo déjame mirarte cara a cara… 

    Y perderme como un niño en tu mirada… Y que pase mucho tiempo, y que nadie diga nada 

    Porque estoy con el maestro… cara a cara Que se ahogue en mi recuerdo en tu mirada… 

    Quiero amarte en el silencio y sin palabras Y que pase mucho tiempo, y que nadie diga nada… 

    porque estoy con el maestro… cara a cara… 

    Solamente una palabra, solamente una oración… Cuando llegue a tu presencia ¡oh, Señor!… 

    No me importa en qué lugar de la mesa me hagas sentar… O el color de mi corona si la llego a ganar… 

    Solo déjame mirarte cara a cara, Aunque caiga derretido en tu mirada, 

    Derrotado y desde el suelo, tembloroso y sin aliento Aun te seguiré mirando… mi maestro… 

    Cuando caiga entre tus plantas…de rodillas… Déjame llorar pegado a tus heridas 

    y que pase mucho tiempo y que nadie me lo impida, que he esperado este momento… 

    TODA MI VIDA… 

    Se alejó de nuevo y oró repitiendo lo mismo 

    La hora se hizo larga, Jesús no sabe más que repetir la misma ora-ción al Abba, ¿cuántas veces lo diría? Pero era como si el Padreestuviera sordo, parecía que la oración rebotaba en el cielo. Jesússeguía suplicando, sólo Tú puedes, sé que Tú puedes, aparta demía esta copa de amargura, cambia el curso de la historia, cambiael corazón de los hombres, vence al mal antes del combate final

    que me cueste la vida… Tú puedes… 

    Volvió por tercera vez y les dijo: ¿Todavía estáis durmiendo y descansando? 

    Ni haberlos despertado en dos ocasiones anteriores, ni su haber compartido esa tristezamortal que siente, ni haberlo visto caer al suelo y suplicar, quizás sollozando, puedecon el cansancio de los discípulos. Cuántas veces tras la crucifixión volverían los discí-pulos a acordarse de esta escena, cuántas se dirían como no velamos y oramos con Él y

    por Él, cómo fuimos tan necios, tan egoístas, tan ciegos, cómo nos pudo el cansanciotan rápida y fácilmente, cómo… son tantas las lecturas que solemos hacer a posterioricuando ya conocemos el desenlace los hechos, tantas… cómo no nos dimos cuenta… 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    36/104

    36

    ¡Basta ya! Ha llegado la hora. Mirad, el Hijo del hombre va a ser entregado enmanos de los pecadores. ¡Levantaos! Ya está aquí el que me va a entregar 

    En esta hora de la conciencia,de la entrega definitiva, Jesús

    asume que ha llegado la horade dar la vida. Jesús se en-frenta al conflicto no desde lapasividad sacrificial, comoquien  ‘es llevado’ a la muertepresionado por las circunstan-cias, sino que se dirige a esecombate desigual que le lleva-rá al patíbulo, la Cruz, comooveja llevada al matadero pero

    voluntariamente:  ‘yo doy mivida para tomarla de nuevo.Nadie tiene poder para quitár-mela; soy Yo quien la doy pormi propia voluntad’ (Jn.10,17-18).

    Ya está aquí el que me va a entregar, pero yo tomo la iniciativa; antes de que Judasme entregue, me entrego yo, se anticipó la gracia al mal. Por voluntad de Dios y de Je-sús la iniciativa ya no es del pecado, sino del amor. La salvación no viene por una trai-ción, sino por una ofrenda de amor. No es consecuencia de decisiones humanas, sinodel compromiso de Dios con los hombres. 

    Jesús quiere en esta noche oscura dar la vida por cada uno de nosotros, pornuestras heridas, por nuestro pecado, por nuestro sufrir, por nuestra mal mo-ral, por nuestra frágil condición. Por ti, Yo doy la vida por ti, quizás hoy no losepas o no lo quieras ver, pero cuando me entregué libremente y sin violenciaalguna pensaba en ti, en que necesitabas que Yo te mostrara el camino delsentido. Hemos contemplado a Jesús, su silencio, su oración, su tristeza y angustia, su peticiónde compañía y oración a sus amigos más íntimos, su perseverancia en pedirles por se-gunda vez que velen y oren para acabar desistiendo, su confianza en Dios, su afrontarel conflicto, su mantenerse en sus opciones vitales, su aceptar su vulnerabilidad y utili-zar como única coraza de protección la confianza en Dios, su acción decidida:¡Levantaos!, ¡vámonos!, su no querer sufrir pero aceptar el sufrimiento, su sí filial, surespuesta amorosa al amor primero: darlo todo, hasta la vida (no hay amor tan gran-de). Ya no puedo decir que nadie haya hecho por mí semejante acto de generosidad yentrega, semejante acto de amor. Jesús dio la vida por mí, ponle a ese mí tu nombre yhazte consciente del sacrificio que Jesús hizo esa noche oscura por ti, por tus pecados,por tu vida nueva. La entrega de Jesús debería engendrar en nosotros un deseo firme,

    una capacidad nueva: estar con Él, subir con Él a Jerusalén y acompañarle en su des-tino, sea el que sea. ¡Después ya se verá de lo que somos capaces! 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    37/104

    37

    Escuchamos: “Quién eres Tú, Señor ”. 

    ¿Quién eres Tú, quién hay en mí, quién desde lo profundo me vive? 

    ¿Quién eres Tú, que tiene tal poder, que hace que le ame más que a nadie, más que a nada?

    ¿Quién eres Tú, Señor, quién se viste de mi pobreza, Quién se apodera de mi rostro, quién canta con mi voz? ¿Quién consuela en mi sonrisa, quién ama con mis ojos, 

    quién se anonada tanto, que sólo puedo verle desde mi pobreza? Tú, el más desconcertante. Tú, el que parece ausente. Tú, el silencioso amante. 

    Que tiene tal poder, que hace que le ame más que a nadie, más que a nada.  ¿QUIÉN ERES TÚ, SEÑOR? 

    Acabemos este rato de oración personal en esta Hora Santa haciéndonos cons-ciente de los miles de crucificados y despojados de nuestro mundo de hoy. Cristo estambién hoy crucificado en ellos por todos los poderes del mal que siguen hoy actuan-do. En nuestro velar y orar, no sólo velamos y oramos con Cristo, sino por tantos her-manos nuestros que sufren hoy el destino de Cristo: las víctimas de las guerras y delterrorismo, los niños esclavos, los niños de la guerra, las niñas víctimas de la violenciasexual, las mujeres víctimas de la violencia de género, los hijos que son víctima de laviolencia familiar, tantos seres inocentes que mueren hoy de hambre en un mundodonde hay recursos para todos, tantos hermanos que sufren y mueren por enfermeda-des hoy curables o que pueden prevenirse con vacuna, los inmigrantes que dejan todolo que tienen y conocen para irse en busca de un presente mejor a países desconoci-dos, los enfermos, los que viven en la más absoluta soledad, los que viven en basure-ros de la basura que desechan los poderosos,… tantos y tantos crucificados y despoja-dos, tantos empobrecidos para que otros podamos disfrutar de lo que no debería sernuestro, tantos hermanos que viven en condiciones indignas, explotados laboralmente,sin derechos en su trabajo, sin descanso ni vacaciones, son tantos los que viven y tra-bajan en condiciones infrahumanas para que el Norte pueda consumir y mantener unnivel de vida mundialmente insostenible… tantos hermanos nuestros son los que su-fren… 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    38/104

    38

    La vivencia del Espíritu debe cambiar nuestra mirada hacia los crucificados ydespojados, hacia las criaturas heridas en su dignidad y machacadas en suscuerpos. Cuando la mirada ha cambiado, al "yo" espiritual se le conmueven lasentrañas, se enternece, se altera y descubre que la paz y la alegría del Espírituaparecen cuando la vulnerabilidad te devuelve solidariamente a las criaturas.Tenemos la honda percepción que los que sufren ya no son un pretexto para

    mi correcta actuación sino que el Espíritu nos abraza en comunión solidaria.También hoy les traemos a nuestra oración, y velamos y oramos por todosellos. Terminemos este rato de oración poniéndonos, sin prisas, en manos del Padre, comoJesús: “No se haga mi voluntad sino la tuya”. Repitámosla en silencio muchas veces ydejemos que resuene en nuestro corazón y que el Espíritu cincele nuestro interior ygrabe en nuestro corazón esta actitud.

    Rezamos, al fin, el Padrenuestro, que expresa el proyecto de Jesús y su actitud en estahora. Resuene en el Padrenuestro el “Hágase Tu voluntad”. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    39/104

    39

    “me amó y seentregó…” 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    40/104

    40

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    41/104

    41

    Me amó y se entregóLos cristianos recordamos cada año en el día de Viernes Santo un acontecimiento his-tórico luctuoso: el suplicio de una muerte ignominiosa aplicada al más justo de los

     justos, a Jesús de Nazaret. Tuvo como antecedente inmediatos una serie de sufri-

    mientos morales y espirituales a la altura del suplicio de la cruz, desde la traición deun amigo y discípulo Judas hasta la soledad y el abandono de casi todos los suyos,incluso la aparente indiferencia de Dios:  “Dios mío, Dios mío, por qué me has abando-nado” grita Jesús en el desamparo total. Eso es lo que recordamos en el Viernes Santolos cristianos. Pero no sólo lo recordamos sino que lo conmemoramos. No es un purorecuerdo del pasado lleno de sentimientos de pena e indignación, sino que lo actualiza-mos celebrando en el presente los frutos salvíficos del suplicio de la cruz. Somos sal-vados por esa muerte en cruz; no tanto por los tremendos sufrimientos de tal suplicio,sino por el amor tan grande que llevó a Jesús a afrontar sin titubeos semejante prue-ba . La verdad y autenticidad de toda su vida sin fisura alguna fue tal, que nada ninadie pudo hacerle retroceder ante una muerte en cruz. Es una muerte así, afrontadapor amor y pudiéndola haber evitado, lo que corrobora la autenticidad de su vida y sal-va. Dada la injusticia de ese mundo, si Jesús murió como murió fue porque vivió comomurió .

    La muerte en cruz de Jesús nos recuerda las muchas cruces y crucificados que si-guen existiendo en nuestros día. Aún no se han acabado ni los verdugos ni las vícti-mas. Sigue habiendo los Judas traidores que venden a sus hermanos por un puñadode dinero, por unos gramos de droga, por una traposa ilusión de un trabajo inexisten-te. Sigue habiendo condenas injustas con la complicidad de los Pilatos que se lavanlas manos. Sigue habiendo quienes que se reparten la túnica ensangrentada de loscondenados a una vida miserablemente inhumana; niños que habiéndoles robado suinocencia se convierten en inmisericordes soldados verdugos y al mismo tiempo envíctimas ignorando a qué señores de la guerra sirven y qué indignos y turbios intereseslos manipulan. Sigue habiendo tráfico de personas que denigrándolas hasta convertir-

    las en objetos despreciables, obtienen sustanciosos beneficios . Sigue habiendo gue-rras, refugiados, pateras y un mar que los sepulta. Y cristianos que, por serlo, reprodu-cen en sus vida la misma pasión y cruz y muerte de Jesús

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    42/104

    42

    Pero en este mundo en que abundan los crucificados, también hay cireneos quehacen más llevadera la cruz de los injustamente condenados por la vida. Tambiénhay verónicas que sienten compasión por crucificados y enjuagan con el paño de sucompasión el sudor y sangre de los crucificados por la vida. También hay soldadoscompasivos que emplean su lanza no para herir más profundo y producir más dolor ymuerte, sino para clavar en ella una simple esponja empapada en el vino agridul-ce de la compasión, e intentan aliviar el sed de justicia de los ajusticiados. Y tam-

    bién hay centuriones que desde su rectitud de conciencia son capaces reconocer la justicia en un condenado; de reconocer que hay crucificados que son “verdaderamente son hijos de Dios”.

    Dios calla el Viernes Santo. Quizás para que nosotros hablemos en su lugar ynos pronunciemos a favor de quienes estamos: si del lado de las víctimas o de losverdugos. Si somos misericordiosos o indiferentes. Y en su silencio prologando,Dios se reserva la última palabra hasta el día de Pascua. 

    En la celebración de la Pasión del Viernes Santo es la gloria de la cruz lo quedeslumbra más aún que las humillaciones de la Pasión porque la Iglesia no conme-mora la muerte de Jesús sin hacer al mismo tiempo memoria a su resurrección. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    43/104

    43

    Laudes Viernes Santo

    mbientación y Moniciones

    Himno: 

    Si vienes conmigo (pág. 153) 

    Monición Salmo 50 

    Con este salmo nos reconocemos necesitados de Ti, y [email protected] en tu Amor de Padre que

    busca inculcarnos sabiduría… nos disponemos a que nos renueves por dentro con tu Espíritu…

    Anfona: Señor, Dios nuestro, restáuranos (pág. 70, nº 132) 

    Modo de hacerlo: Lo proclamamos a dos coros. 

    Monición al Cánco Ha 3, 2-4 13ª 15-19 

    Este cánco es una llamada a la intervención de Yahvéh. Une la súplica al poder Divino. Inclu-

    ye una teofanía que evoca, con diversos rasgos, la marcha triunfal de Yahvéh al frente de su

    pueblo en el éxodo, po de la liberación futura. Desde el Sinaí, Yahvéh se dirige como una nu-

    be tormentosa 

    Anfona: Tu Palabra me da vida, cono en Ti, Señor (Pág. 71, nº 149) 

    Modo de hacerlo: Lo proclama un solista 

    Monición Salmo 147 

    Como comunidad creyentes oramos con corazón agradecido, llenos de admiración queremos

    alabarte, porque nos sabemos [email protected] por Ti, nos sabemos “único para Dios” 

    Anfona: “La bondad y el amor del Señor, duran por siempre”…(Pág. 67, nº 90) 

    Modo de hacerlo: Lo proclamamos a dos coros 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    44/104

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    45/104

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    46/104

    46

    Violencia Misericordia

    DIOS 

    No estoy hablando del Dios de los Cristianos (de un Dios que los cristianos creen po-seer) con respecto al cual uno se puede posicionar:  “yo creo en Dios” “yo no creo enDios”, “esto no va conmigo”.

    Estoy hablando del Dios creador de toda vida, (esto si va contigo, va con todo el mun-do). Estoy hablando del Dios en que es imposible no creer. Estoy hablando del Dios cu-

    yo nombre es YO SOY EL QUE SOY – YO SOY ME ENVIA A VOSOTROS. Estoy hablandodel Dios que nos quiso dar a conocer Jesús. Profundamente. Con toda libertad y verdad.Desprovisto del ropaje de su imagen pública, libre del encasillamiento (queremos enca-sillar a Dios como también encasillamos a los demás; ejemplo: personajes públicos SA-CERDOTE – PERSONA; DIRECTIVO – PERSONA; POLITICO -  PERSONA) libre de noso-tros, LIBRE: “mis caminos no son vuestros caminos, mis pensamientos no son vuestrospensamientos” Dios al que solo se llega a través de la constante escucha, constanteapertura, constante suplica “Por eso rogué y me fue concedida la prudencia, suplique yvino a mí el espíritu de sabiduría”  

    No es un truco de magia: el humilde es enaltecido, el servicial es indispensable. Estonos lo comunica la sabiduría de Dios cuando escuchamos  “quien madrugue para bus-

    carla no se agotará, pues la encontrará sentada a su puerta”  

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    47/104

    47

    EXPERIENCIA DE FE: 

    La misericordia de Dios inunda al hombre llenándole de paz y ale-gría El que se aleja de dios cae en violencia (vida sin sentido) Las preo-cupaciones, los problemas, las situaciones le superan. El hombre

    reacciona con violencia y cae en una espiral de la que parece impo-sible escapar. 

    La misericordia de Dios vuelve a sacar al hombre de esa espiral, lesaca la fosa de la muerte y le asienta sobre tierra firme. 

    REFLEXIÓN 

    Quién nos separará del amor de Cristo? ¿Tribulación, o angustia, o persecución, o ham-bre, o desnudez, o peligro, o espada? Tal como está escrito: Por causa tuya somos

    puestos a muerte todo el día; somos considerados como ovejas para el matadero. Peroen todas estas cosas somos más que vencedores por medio de aquel que nos amó.Porque estoy convencido de que ni la muerte, ni la vida, ni ángeles, ni principados, ni lopresente, ni lo por venir, ni los poderes, ni lo alto, ni lo profundo, ni ninguna otra cosacreada nos podrá separar del amor de Dios que es en Cristo Jesús Señor nuestro. 

    HE ESPERADO EN EL SEÑOR (Kiko Argüello) 

    HE ESPERADO EN EL SEÑOR, Y ÉL HACIA MÍ SE HA INCLINADO. HA ESCUCHADO MI GRITO ME HA SACADO DE LA FOSA DE LA MUERTE. 

    Me ha sacado del fango de la ciénaga, ha puesto mis pies sobre la roca, ha establecido mis pasos en un camino, en un camino de salvación. 

    Ha puesto en mi boca un cantar nuevo, una alabanza, una alabanza a nuestro Dios. Muchos vendrán y lo verán, y tantos en Él confiarán. 

    Dios mío, ¡cuántas maravillas, 

    cuántos prodigios en nuestro favor! Si los quiero anunciar y proclamar, son tantos que me superan en número. 

    No quisiste sacrificios ni oblación, por eso me has abierto el oído. No has querido víctima por la culpa, por eso he dicho: He aquí que vengo para hacer tu voluntad. 

    De mí está escrito en tu libro que yo haga, Señor, tu voluntad. 

    Dios mío, eso sólo quiero: tu palabra, tu palabra en mis entrañas. 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    48/104

    48

    PREGUNTAS: 

    ¿Cómo paso en mi experiencia personal de una espiral de violencia a una espiralde salvación? 

    ¿Cómo paso en mi experiencia personal de una espiral de salvación a una espiralde violencia? 

    ¿Cómo gestiono mi vida para que sea fruto de mi elección? 

    ¿Experimento que Dios me elige? 

    ¿Cómo se manifiesta en mi vida la misericordia de Dios? ¿Cómo la vivo?, ¿cómo lasiento?, ¿cómo la percibo? 

    ¿Qué tiene que ver la comunidad con estos procesos? 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    49/104

    49

    VI CRUCIS

    DE L

    MISERICORDI

    Primera estación Jesús en el Huerto de los Olivos 

    V/ Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos R/ Pues por tu santa cruz redimiste al mundo 

    Del Evangelio según San Lucas (22, 39-43) 

    “ Salió y fue, según su costumbre, al monte de los Olivos. Sus discípulos le acompa-ñaban. Cuando llegó al lugar les dijo: “ Orad para no caer en la tentación”. Él se apartó deellos, como un tiro de piedra, se arrodilló y se puso a orar diciendo: “ Padre, si quieres, alejade mi este cáliz; pero no se haga mi voluntad sino la tuya” y se le apareció un ángel delcielo reconfortándolo”  

    En el Año Santo de la Misericordia (Papa Francisco) 

    “ 

    El futuro está en las manos de Dios, las manos de un Padre providente. Esto nosignifica negar las dificultades y los problemas, sino verlo, eso sí, como pasajeros y supe-rables. Las dificultades, las crisis, con la ayuda de Dios y la buena voluntad de todos, se pueden superar, vencer, transformar ”  

    Meditación En un mundo sumido en la crisis de enormes dimensiones, tanto económica-

    mente, como de valores, paradigmas y sentido, es difícil invitar a mantener la esperanza, aseguir confiando… 

    Dios nos ayudará a vencer las dificultades, si nos abrimos a su amor, si le ofre-cemos nuestro corazón para que nos transforme, para llegar a ser sus manos, sus pies, sumirada, su escucha, su corazón compasivo y misericordioso 

    (Breve momento de silencio) 

    Canto: “ He aquí que vengo, Padre, para hacer tu voluntad ”… 

    Oración: Oh Dios de bondad y misericordia, ayúdanos a mostrarnos siempre atentos y solícitos ante las necesidades de las personas que lo están pasando mal, en estos momentos difíciles. 

    Robustece nuestra fe y nuestra esperanza, para llevar ilusión a quienes la han perdido 

    víctimas de la exclusión y de nuestra indiferencia. Amén 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    50/104

    50

    Segunda estación Jesús es traicionado por Judas y arrestado 

    V/ Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos R/ Pues por tu santa cruz redimiste al mundo 

    Del Evangelio según San Marcos (14, 43-

    46) 

    Todavía estaba hablando Jesús, cuando Judas, uno de los doce discípulos, llegóacompañado de mucha gente armada con espadas y palos. Iban enviados por los jefes delos sacerdotes, los maestros de la ley y los ancianos.  Judas, el traidor, les había dado unacontraseña, diciéndoles: “  Aquel a quien yo bese, ese es. Apresadlo y llevadlo bien suje-to.  Así que se acercó a Jesús y le dijo: ¡Maestro!. Y le besó. Entonces echaron mano a Je-sús y lo apresaron. 

    En el Año Santo de la Misericordia (Papa Francisco) 

    “ Cuantos desiertos debe atravesar el ser humano también, hoy. Sobre todo el desier-

    to que está dentro de él, cuando falta el amor de Dios y del prójimo, cuando no se es cons-ciente de ser custodio de todo lo que el Creador nos ha dado y nos da.”  

    Meditación Dentro de cada uno de nosotros, en lo más profundo, habita la Divinidad miseri-

    cordiosa, que nos invita a descubrirla, a reconocerla, a hacerla vida y compartirla. Peroexisten otras fuerzas que nos incitan a olvidar esa llamada y a vivir en plenitud y, en su lu-gar, nos dejamos seducir por el individualismo, por la sociedad de consumo y de la indife-rencia, del sálvese quien pueda, del poseer sin medida, de la marginación y la exclusión. 

    (Breve momento de silencio) 

    Canto: “Danos un corazón grande para amar, Danos un corazón fuerte para luchar  

    Hombres nuevos creadores de la historia Constructores de nueva humanidad” 

    Padre Nuestro… 

    Tercera estación Jesús es condenado por el Sanedrín 

    V/ Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos 

    R/ Pues por tu santa cruz redimiste al mundo 

    Del Evangelio según San Marcos (14,55, 61, 62, 64) 

    “ Los jefes de los sacerdotes y toda la Junta Suprema an-daban buscando alguna prueba para condenar a muerte a Jesús, pero no la encontraban. Pero Jesús permaneció callado, sin res- ponder nada. El sumo sacerdote volvió a preguntarle:¿Eres tú elMesías, el Hijo del Dios bendito? Jesús le dijo: Sí, yo soy. Enton-ces el sumo sacerdote se rasgó las vestiduras y dijo: “ ¿Qué ne-

    cesidad tenemos ya de testigos?”.

    Habéis oído la blasfemia.¿Qué os parece?. Todos lo condenaron a muerte”  

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    51/104

    51

    En el Año Santo de la Misericordia (Papa Francisco) 

    “ El mundo propone imponerse a toda costa, competir, hacerse valer … pero los cris-tianos, por la gracia de Cristo muerto y resucitado, son los brotes de otra humanidad, en lacual tratamos de vivir al servicio de los demás, de no ser altivos, sino disponibles y respe-tuosos”  

    Meditación Igual que hace veinte siglos, los hijos e hijas de Dios siguen siendo sentenciados

    a muerte. Tantas y tantas muertes diarias: por el hambre, la guerra, la persecución, el odio,la soledad, la indiferencia… Jesús nos muestra por otro lado, el camino de la solidaridad,del servicio desinteresado, de la sencillez, la generosidad y la sobriedad de la misericordiay la justicia hacia los desheredados y excluidos. 

    (Breve momento de silencio) 

    Canto: Con vosotros está y no le conocéis Su nombre es el Señor  

    Oración: 

    Señor, tu nos has mostrado,Por medio de Jesús, tu Hijo, la forma De llegar a ser plenamente felices: Vivir con gozo las bienaventuranzas. No permitas que nos dejemos vencerPor la rivalidad con los demás,Sino que consigamos hacer brotar juntos Los frutos de la misericordia y la armonía. Amén 

    Cuarta estación Jesús es negado por Pedro 

    V/ Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos R/ Pues por tu santa cruz redimiste al mundo 

    Del Evangelio según San Lucas (22, 55-62) 

     Allí, en medio del patio, habían hecho fuego, y se sentaron alrededor. Pedro también

    se sentó entre ellos. 

    En esto, una sirvienta, al verle sentado junto al fuego, se quedó mirán-dole y dijo: También este estaba con él. Pero Pedro lo negó, diciendo: Mujer, yo no le co-nozco. Poco después le vio otro y dijo: Tú también eres de ellos. Pedro contestó: No, hom-bre, no lo soy. Como una hora más tarde, otro insistió: Seguro que este estaba con él. Ade-más es de Galilea. Pedro dijo:¡Hombre, no sé de qué hablas!. En el mismo instante, mien-tras Pedro aún estaba hablando, cantó un gallo.  Entonces el Señor se volvió y miró a Pe-dro, y Pedro se acordó de que el Señor le había dicho: “ Hoy, antes que cante el gallo, menegarás tres veces.”  Y salió Pedro de allí y lloró amargamente”  

    En el Año Santo de la Misericordia (Papa Francisco) 

    “ 

    La indiferencia hacia el prójimo y hacia Dios es una tentación real también para loscristianos. Por eso, necesitamos oír en cada Cuaresma el grito de los profetas que levantansu voz y nos despiertan.”  

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    52/104

    52

    Meditación La indiferencia va secando poco a poco el corazón. Cuando no sentimos el mal,

    como si nos lo hicieran a nosotros mismos, vamos perdiendo lo que nos distingue: nuestrahumanidad, el ser hijos e hijas de Dios, hermanos y hermanas del prójimo. Pero siguenexistiendo multitud de estrellas que nos señalan el camino, personas que nos guían y esti-mulan para despertarnos de nuestro letargo y reemprender de nuevo el camino. 

    (Breve momento de silencio) 

    Canto: La misericordia del Señor, cada día cantaré (bis) 

    Oración: Oh Dios, que sentías la opresión de tus hijos, esclavos en Egipto como si lo soportaras Tú, por lo que enviaste a Moisés para liberar a tu pueblo y guiarlo hasta la tierra de la plena libertad. Condúcenos por senderos de sensibilidad 

    e interés, cuidado y pasión por la verdad. Que alcemos nuestra voz contra la injusticia, 

    Y nos mostremos cercanos a quien sufre el mal. Amén 

    Quinta estación Jesús es juzgado por Pilato 

    V/ Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos R/ Pues por tu santa cruz redimiste al mundo 

    Del Evangelio según San Mateo (27, 17-18; 21, 23)

     

    “ Estando la gente reunida, Pilato preguntó: ¿A quién queréis que os ponga en liber-tad, a Barrabás o a Jesús, a quien llaman el Mesías?. Pues sabía que lo habían entregado por envidia. Ellos dijeron:¡A Barrabás!. Preguntó Pilato: ¿Y qué haré con Jesús, a quien lla-man el Mesías?.¡Crucifícalo! contestaron todos. Pilato les dijo: Pues ¿qué mal ha hecho?.Pero ellos volvieron a gritar:¡Que lo crucifiquen! ”  

    En el Año Santo de la Misericordia (Papa Francisco) 

    “ Jesús puede cambiarnos, puede convertir nuestro corazón de piedra en corazón decarne, puede librarnos del egoísmo y hacer de nuestra vida un don de amor. Jesús puedehacer; ¡déjate mirar por Jesús! ” 

     

    Meditación Lo que Jesús fue manifestando con sus palabras, su compasión y sus signos sana-

    dores, ponían al descubierto todo lo que oprimía a la gente de su entorno: las enfermeda-des, la marginación, el mal que anida en el interior, la esclavitud, el pecado, la soledad, losmiedos… Sus manos curaban, sus gestos liberaban, sus miradas iluminaban el camino, supalabra misericordiosa desataba las ataduras que impedían dar los pasos necesarios haciala libertad de los hijos e hijas de Dios. Nos mostró que el amor compasivo es el único man-damiento 

    (Breve momento de silencio) 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    53/104

    53

    Canto: “ Cristo nos da la libertad Cristo nos da la salvación Cristo nos da la esperanza Cristo nos da el Amor ” 

    Oración: 

    Padre bueno de Jesús 

    Tu Hijo nos mostró un camino seguro: que servir a los demás, generosamente, nos conduce a la plenitud humana. Nosotros queremos cambiar el corazón, que se vuelva sensible, cercano al dolor y la alegría de los demás, misericordioso.  Ayúdanos a cambiar, pues sin tu gracia nos resultaría imposible. Amén 

    Sexta estación 

    Jesús es flagelado y coronado de espinas 

    V/ Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos R/ Pues por tu santa cruz redimiste al mundo 

    Del Evangelio según San Mateo (27, 26-30) 

    “ Pilato puso en libertad a Barrabás; luego mandó azotar a Jesús y lo entregó paraque lo crucificaran. Los soldados del gobernador llevaron a Jesús al palacio, y reunierontoda la tropa a su alrededor. Le quitaron la ropa, le vistieron con una capa roja y le pusieronen la cabeza una corona hecha de espinas y una vara en la mano derecha.  Luego, arrodi-

    llándose delante de él y burlándose, le decían:–¡Viva el Rey de los judíos!. Le escupían, ycon la misma vara le golpeaban la cabeza”  

    En el Año Santo de la Misericordia (Papa Francisco) 

    “ La Misericordia es la verdadera fuerza que puede salvar al hombre y al mundo del“ cáncer ” que es el pecado, el mal moral, el mal espiritual. Solo el amor llena los vacíos, lasvorágines negativas que el mal abre en el corazón y en la historia”. 

    Meditación 

    Cuando el amor fiel y misericordioso no conduce nuestros pasos, cuando nosdejamos llevar por nuestras tendencias egocéntricas, interesadas, podemos llegar a reali-zar los actos más inhumanos y degradantes. El Papa Francisco nos dice que la práctica dela misericordia puede ser el remedio eficaz para sanarnos de estos y otros “tumores” quenos asedian cada día. 

    (Breve momento de silencio) 

    Padre Nuestro 

    Oración: Padre, Tu que deseas nuestro bien, Concédenos la fuerza de tu EspírituPara defender a los más débiles Y empobrecidos por el mal y la injusticia, Para sentirnos una gran familia humana. Amén 

  • 8/19/2019 Folleto Pascua 2016.pdf

    54/104

    54

    Séptima estación Jesús carga con la Cruz 

    V/ Te adoramos, oh Cristo, y te bendecimos R/ Pues por tu santa cruz redimiste al mundo 

    Del Evangelio según San Marcos (15,20; Juan 19,17) “ Después de burlarse así de él, le quitaron la capa de color rojo ,le pusieron sus ropas y lo llevaron a crucificar. Jesús quedó enmanos de los judíos y, cargando con la Cruz, salió hacia el lugarllamado calavera (en hebreo Gólgota)”  

    En el Año Santo de la Misericordia (Papa Francisco) 

    “ Por más grandes que sean nuestros límites… estamos invitadosa robustecer las manos, a fortalecer las rodillas, a tener valor y a

    no temer , porque nuestro Dios nos muestra siempre la grandezade su misericordia”  

    Meditación Reconocernos pecadores, limitados, vulnerables, no mima en ningún aspecto la

    grandeza humana que poseemos potencialmente, ni el horizonte vital, espiritual, que esta-mos llamados a alcanzar. El amor misericordioso de Dios, cuando se convierte en carnede nuestra propia carne, nos concede ánimo y valentía para cargar con la cruz diaria yayudar a aliviar las dolencias y lo que produce el mal en nuestros hermanos. 

    (Breve momento de silencio) 

    Canto: Perdón , Señor, perdón Misericordia, Señor, por tu bondad Por tu inmensa compasión borra mi culpa. Perdón , Señor, perdón 

    Oración: Oh Dios, que olvidas y nos liberas de todos nuestros pecados y limitaciones. Tu gran misericordia nos concede siempre el perdón incondicional y nos invitaa perdonarnos a nosotros mismos y a los demás. Que este perdón nos ayude a salir  reforzados e ilusionados para reemprenderel sendero de la fraternidad y la paz. Amén 


Recommended